Nos visitan del mundo

Noticias

Loading...

sábado, 16 de agosto de 2014

Supresión de la disidencia y Ciberbullying, maltrato institucional en una entidad privada, medio e internet. (II Parte)

Supresión de la disidencia y Ciberbullying, maltrato institucional en una entidad privada, medio e internet. (II)

La aparición de las redes sociales y la anulación tecnológica del acoso.

Gran parte del fracaso en los foros abiertos de la Web 1.5 fue la queja de acoso, violencia y aprovechamiento para la prostitución que era aprovechado por individuos que constatando la libertad de los foros, ejercían acciones de trolls, acoso o pornografía en la red. Los foros de la era 1.0 que podemos denominar 1.5 sucumbieron con el desarrollo de la Web 2.0 y 2.5

Expliquemos, la Web 1.0 se define como instalación de una sola vía donde el usuario colocaba información para ser sólo leída por otros usuarios, la interacción aparecería con la Web 1.5 en la que los salones de Chat, los Foros fueron el medio para que los usuarios pudieran interactuar entre sí. Internet ofrecía así un atractivo poderoso para usuarios que podían escudarse en esta característica. Atractivo porque desinhibe la posibilidad de expresar opiniones y permitía que personas desconocidas entraran al debate entre sí desde los más apartados confines del a tierra.

Un efecto secundario de este rasgo es que pronto algunos usuarios aprovecharon esta tecnología y medio para agredir desde el anonimato a otros usuarios, por medio de buscar información privada de los mismos y de la misma manera que los escolares hacer escarnio de otros usuarios sin control. La constante conflictividad y problemas que este rasgo suscitó en Internet hizo que MSN decidiera acabar con el problema acogiéndose a nuevas tecnologías y avanzando con las nuevas tendencias.

El desarrollo de la Web 2.0 mostraba el reto de controlar el acoso y de fortalecer los contactos no conflictivos dentro de la red. Esto significó la práctica pena de muerte de los foros y su paulatina extinción. El foro estudiado es con toda seguridad una de las últimas tecnologías que sobrevivieron a la debacle de los foros en Internet.

El concepto que anuló en buena medida en acoso en la red apareció en las principales redes sociales como twitter, Facebook y Hi5, desplazando a los foros abiertos y cerrados de la Web 1.5

La autogestión en red abierta, fue sustituida por la gestión de red social, es decir, sólo contacto con quiénes aceptas y tus conocidos, en buena medida porque Facebook es un laboratorio de obtención de datos de las redes sociales, los cuáles son vendidos a las empresas para elaborar estrategias de marketing y de consumo. La Web 2.0 era además una opción más atractiva pues permite el uso tecnológico de multimedios y de intercambio social, profesional y comercial con mucha mayor fluidez y comodidad de las que ofrecía la Web 1.0

Sito de Foros estudiado

El fenómeno en el sitio estudiado procede de una plataforma ya envejecida en internet de lenguaje PHP. Sobrevive sobre todo de una clientela cautiva que acude por regionalismo al sitio y que permite el acceso a otros lugares del país. Un foro de preguntas y respuestas, organizados en temas que tiene la posibilidad de un limitado procesador de hipertexto en PHP, la inserción de imágenes por links y la inserción de videos aprovechando la tecnología de sitios como You Tube. Más allá un formato que pocos foristas manejan adecuadamente, por la deficiencia de conocimiento general de lenguaje de hipertexto, más en uno no tan común como es el PHP.

El financiamiento de sitio se soporta en la venta de anuncios que aparecen en el sitio y eso garantiza el uso gratuito por parte de los usuarios que acuden al mismo. La administración del sitio se encuentra en los Estados Unidos, desde donde esta el host que opera y administra esta plataforma.

La manera de evitar las "malas palabras" es a través del bloqueo de cadenas alfa numéricas que evitarían ese uso, una tecnología usada en exceso ya que palabras como sexo, son censuradas o marcadas por un punto como por ejemplo poner s.exo

Como dijimos en la entrega anterior el rango de edad de los usuarios va de los 30 a los 60, con escolaridades diferentes que van de la primaria a los posgrados. Y de oficios y empleos muy diversos que van de los oficinistas a los abogados, ingenieros, médicos y comerciantes en pequeño y empresarios medios.

La inmensa mayoría vive en la ciudad mencionada por el sitio y se distribuyen en diversos foros sobre la sexualidad, la religión, el esoterismo o la conversación informal. El estilo de conversación es en muchos casos como un chat, donde se dicen casi una o tres líneas de conversación. Muchos de ellos, provienen, según los pocos foristas, del Chat de la plataforma donde entran a los salones de conversación y esta situación se viene a reproducir en el foro  mismo.

Cada sala posee un moderador, este hasta hace poco tiempo era desconocido en el foro estudiado y se especulaba sobre si algún forista del mismo lo sería.

Facebook logró anular en buena medida el acoso sobre una política combinada:

Mecanismo de cruce de tecnología con la inscripción del teléfono celular privado, el correo de la cuenta y un correo alterno.

La conexión basada en el principio de red social, te admiten si te conocen, no te admiten si no te conocen y si te admiten sin conocerte cero tolerancia si se quejan de ti.

El sitio que estudiamos tiene una sucursal en la plataforma de Facebook, pero no se usa porque los foristas no quieren verse expuestos dentro del foro. Dado que en Facebook manejan sus nombres reales, tienen a sus familias en red, se hace mucho más difícil el ataque de los trolls quienes no podrían seguir obteniendo cuentas dado que los administradores de Facebook pueden bloquear direcciones IP.

Por todo lo anterior, el grupo de acoso que presentamos en estas entregas, ha preferido acogerse a tecnologías obsoletas, porque en las tecnologías de punta carecen de la menor posibilidad. El anonimato es una comodidad para desinhibir comentarios, pero también es una protección para quienes se dedican al acoso en las redes con diversos fines.