Nos visitan del mundo

Noticias

Loading...

viernes, 29 de enero de 2016

Entre mentirosos te veas (6 de 6) Si la envidia fuera tiña...

Entre mentirosos te veas (6 de 6) Si la envidia fuera tiña...

Un foro moribundo. 

A pesar de que Museo se afana por hacer vivir su foro, los ejes de la carreta siguen siendo los foristas que no se han alineado del todo. Sin Martha, Tapatìo noble y Juan, ese foro difícilmente sobreviviría. Son pocos los personajes reales, Frida, Karycam, los mencionadods, quizás otros, pero existe también un número grande de  cuentas haciendo fake, pretendiendo que es un foro cocurrido cuando en realidad sus post se mueven entre el tedio, la falta de talento y creatividad. Parece que no vale la pena brindarles más letras que las de este último post en un blog que es más leído que un foro metido en las entrañas de una ciudad a la que no atiende. Podrán engañar a los recién llegados, los cuáles no saben la mecánica interna del foro. Muchos ya nos encontramos en otros foros con relaciones más sólidas que nunca.

La envidia. 


El motor de los dos personajes principales y sus varios clones es la envidia. Un librero que se ubica en  8 de julio en el centro de Guadalajara es el administrador del sitio y el monopolista de personajes. Con el tiempo se ha asociado a Oscar Ibarra Romero, mexico-norteamericano que vive en Santa Cruz, California.

Ambos personajes mantienen cuentas dobles y utilizan el foro para sus fines personales. Suprimen toda expresión que exprese la izquierda mexicana o el movimiento social y no soportan que alguien con mayor talento o escolaridad que ellos intervenga en el foro. No hace mucho estos personajes se distinguian por su respuesta virulenta contra las feministas, los militantes de MORENA o la disidencia magisterial.

Museo particularmente utiliza el foro para ligar, aprovecha todas las ventajas que le ofrece el sitio como el conocimiento de las IP de los usuarios, la intervención de los mensajes privados en el sitio y su capacidad de manipular a través de personajes como Valentín, Vampiro, Dijousmercat, Verdugo y varios más. Su deporte favorito es lanzarse a la cacería de chicas, las cuáles si reunen un perfil de madres solteras, necesitadas de afecto, él usa sus poderes de administrador para acercarse, "brindar su ayuda". En realidad un hombre con pareja que promete lo que no cumplirá.

Ni él, ni Oscar Ibarra soportan a otros hombres con profesión o con exito. El acoso, el control y la violencia en ese foro estan acompañados de cuentas incondicionales, mujeres incondicionales como Lalla, Karycam y Frida.  Este conjunto de personas han sido denominadas Grupo Juárez, por aquello de la librería y porque se reunen en el Sanborns de Avenida Juárez. Ellas se ostentan como una damas, él se dice un caballero.

El contenido de sus mensajes refleja otra cosa, un conservadurismo que oculta historias tristes y a la vez escandalosas de estos personajes.

Tolerancia del racismo, la misginia y el machismo.

 La alianza del grupo Juárez con el Klan, es decir el círculo de Oscar Ibarra tiene como constante la emisión de comentarios racistas contra los mexicanos en un sitio de mexicanos. Lo curioso es que Oscar Ibarra se presenta como empresario, posedor de titulos de licenciatura en universidades de primer mundo y desde esa posición se dedica a maltratar mexicanos diciendo que somos débiles de carácter, expresando adjetivos racistas como mexiquitos, a la vez que emprende una loa por la cultura anglosajona, de la que ni siquiera él forma parte.

Una investigación a fondo develó que no sólo no es empresario, sino que vive a expensas de los edificios de su actual pareja, quien es realmente la dueña y en donde él apoya realizando actividades de limpieza y mantenimiento para reducir los costos. Antes de ello, un juicio civil en los Estados Unidos le obligó a dejar un departamente por falta de pago de renta. Conocidos cercanos a él dicen que en efecto cursó la carrera de psicología, pero la truncó y que su nivel máximo de estudios es el equivalente a la preparatoria en México. Todas estas mentiras se le derrumbaron estrepitozamente desnudando que su épica antimexicana es producto de su enorme complejo de inferioridad. Encerrado en un pensamiento falaz, pretende ser superior a todos los mexicanos porque según él habla dos idiomas y además ha leído más que el promedio de los mexicanos.

Goza de total impunidad en sus cuentas Vigoratus, Oscar, Selfruled, Sofía Citlalli que son permitidas por Museo, porque se ha aliado con él para agredir a los mexicanos y particularmente a todo aquél que demuestre un pensamiento progresista.

 Una secta con cada vez menos adeptos.

 En los últimos meses, a pesar del uso de dobles cuentas, el foro Tapatíos ha caído en un tedio que alejó a los últimos foristas independientes. Sin diversidad, sin tolerar puntos de vista diferentes, el foro es aburrido, futil, lleno de repeticiones e informaciones falsas que nadie debate, que la mayoría acepta obedientemente. La última expulsión de foristas que defendieron la libertad de expresión no dejo lugar a duda entre los que se quedaron. Sin contrastes, ni diferencias, sin nivel, el foro se tranformó en un chat sectario sin el más mínimo atractivo. Los que se fueron, son activos en otras redes sociales y dejaron en el más profundo desamparo a Museo y a Oscar con su foro.