Nos visitan del mundo

jueves, 29 de noviembre de 2012

domingo, 25 de noviembre de 2012

¿Trascenderá el 1° de diciembre de 2012?

La distancia clase política-"gobernados".


En México la clase política ignora a quiénes dice gobernar. El sentimiento es mutuo, los "gobernados" no creen en el gobierno y desconfían naturalmente del poder. Entre pactos La "izquierda" del capital, los priístas y panistas concertan una toma de posesión venal, alejada de las masas, donde la componenda y el pacto, el beneficio mutuo, ha terminado por sepultar el interés general de la nación.
 
Se ha señalado y no sin razón, que no existe en lo más mínimo ambiente festivo en el pueblo, la fiesta esta arriba, entre unos cuantos y en lugares no visibles. Plazas vacías, escepticismo general y sobre todo un ignorarse mutuamente. Mientras los noticieros de la televisión dan noticias sobre la violación de los derechos humanos en Siria, en México los descabezados y los muertos son tan cotidianos, las víctimas al parecer tan aisladas, que el descubrimiento de la masacre en el sexenio calderonista, quién se llevó el diploma del peor sexenio desde que los sexenios iniciaron, saca a la cleptocracia ineficiente del PAN que sobrevivirá en la impunidad. Son iguales a los priístas, no existe diferencia.
El 1° de diciembre mexicano no tendrá ni siquiera el brillo del 2006, cuando Calderón fue obligado a entrar por la puerta trasera del Congreso y humillado a tomar posesión en un Parlamento que no lo volvió a recibir jamás. Calderón ha sido profusamente despreciado por la Institución a la que perteneció, la Cámara de Diputados de México.
 
 
Será un día más en el que recomendaría pagar con la misma moneda. Apague usted su televisor, pongase unos CD, emborrachese, salga al campo, vayase a nadar. La tibieza con la que el lopezobradorismo protestará desde el Ángel de la Independencia, no trascenderá para nada. Enrique Peña Nieto entrará por la puerta grande del Congreso sin ningún aspaviento. Las protestas de los alrrededores que serán numerosas estan bajo control en un Estado mexicano militarizado como lo dejó Calderón. El regreso del PRI a Los Pinos fue previamente concertado por el PAN a cambio de su falta de legitimidad en 2006. El PAN lo perdió todo, vergüenza, imagen de honestidad y democracia con la que trabajó desde su fundación al mando de Gómez Morin. Los panistas son un conjunto de tramposos, voraces y doble moralinos que merecen haber perdido el poder y más. Ahora serán unos peleles de los priístas.
 
¿Cambia en realidad la situación política? En lo más mínimo. Los panistas que tanto lloriqueaban el Régimen autoritario, demostraron que no sólo colaboraron con él, sino que lo perpetuaron. La democracia es la peor irrealidad del país.
 
Ante este lamentable espectáculo, a pesar de que el PRI se esfuerza en comprar a los científicos e intelectuales con políticas que los favorecerán el sexenio que entra. El sabor de todos es que es una linda imposición, pero imposición al fin. La "Nueva" izquierda terminó apoderándose del PRD. Ebrard y el cerdo de Graco Ramírez, ya entraron en componendas con el poder. Vienen a ponerle la nota de competencia a los priístas a ver quién es peor. México es el país de las mentiras, las simulaciones, la corrupción y el enquistamiento en el poder de una élite que se sale con la suya.
 
Podrán imponerse y gobernar sin nosotros, al parecer no obtienen nuestra voluntad, ni nuestro aval, ellos piensan que no nos necesitan y nosotros sobrevivimos a su pesar.