Nos visitan del mundo

sábado, 29 de junio de 2013

Mutaciones personales, regreso a la "normalidad" (II)

Mutaciones personales, regreso a la "normalidad" (II)

El valor de la amistad.

Posicionamiento.

La amistad es tan antigua como la historia de la humanidad misma. Aristóteles daba cuenta de ella, como factor de convivencia en sus dos éticas, la ética a Nicómaco, y la ética Eudemediana o libro de la ética. Aristóteles arranca la ética eudemediana diciendo que es el camino de la felicidad humana.

No somos gatos, somos una especie gregaria que construye sociedad y amistad, los seres humanos interactuamos con otros y tenemos relaciones sentimentales, extendemos lazos subjetivos con los demás. La posibilidad de estar equilibrados esta ligado siempre al lazo social que mantenemos.
 
Este año he venido recuperando a mis compañeros y amigos en distintas etapas, a los compañeros de la Secundaria, a los compañeros de Preparatoria que fueron los mismos compañeros de la Facultad, a mis compañeros de trabajo en mi primer trabajo y desde luego a mis compañeros de trabajo actual.
 
Compañeros cercanos de la Prepa 6

Preparatoria.

La Preparatoria fue una etapa de despertar en mi consciencia, mis compañeros han sido mis amigos a lo largo del tiempo, una amistad de 30 años en la que hemos terminado reuniéndonos en estos últimos tiempos. Mis compañeros más cercanos aparecen el la foto. Doctores y maestros en economía y en ciencias sociales, todos terminamos remontando y destacando en lo que hacemos. Desde la Preparatoria ya éramos muy inquietos y agudos a la hora de pensar.
 
Un grupo muy activo en el que la amistad se ha venido cultivando y en la que nos procuramos todos. La Preparatoria 6 de Coyoacán entre 1974 y 1976, un periodo muy difícil en la historia mexicana y una generación de ciudadanos conscientes y comprometidos con el país y con el cambio social. A este grupo cercano se le agrupaba un grupo mucho más amplio en el que llegamos a sumar más de 30 amigos y amigas. Entre 2010 y 2013 el grupo ha podido reconectarse y nos reunimos periódicamente.
 
Después en Ciudad Universitaria, en la UNAM asistimos a diferentes facultades, unos a economía, otros a ciencias políticas, otros más a la facultad de ciencias y algunos a Filosofía y Letras. La mayoría de los amigos tienen hijos mayores, que ahora están ya en la universidad o que un poco más pequeños acuden a los bachilleratos.
 
Estos meses me han hecho revalorar realmente el valor de la amistad y el hecho de que nuestra vida es un proceso de conocimiento de personas de las que uno se hace amigo. Es en efecto un gran valor y existen muestras de afecto y apego que han perdurado en el tiempo. Los amigos preparatorianos constituyen pléyades y generaciones en el que cumplen su momento histórico especifico. La mayoría terminaron siendo catedráticos de la universidad o funcionarios de la administración pública. Otros más representantes populares. Hoy en espera de los más jóvenes, un relevo que fue reproducido con un enorme afecto y amor.

Compañeros de Secundaria.

 
No sólo ellos, mis propios compañeros de la Secundaria, se reunieron este mes y el reencuentro, después de 40 años fue maravilloso. Muchos de estos compañeros de la Secundaria terminaron también en la Preparatoria número 6 de Coyoacán. La mayoría tomamos el curso de "Valverde" que era como se conocían los cursos del Guilllot en sus comienzos. El propio Juan Valverde, hijo del profesor Xavier Valverde Miranda estuvo con nosotros en una convivencia que fue memorable. Somos la última etapa de la famosa generación del Baby Boom mexicano. Una gran cantidad de compañeros son destacados en sus profesiones, oficios o empleos. Desde catedráticos hasta empresarios, pasando por médicos, ingenieros, arquitectos y veterinarios, odontólogos, etc.
 
Todos muy unidos, tenemos excelentes recuerdos de lo que fue la Secundaria y la Preparatoria. Un periodo de inquietud, pero también de formación. Nadie podíamos ocultar la edad, todos nacimos en 1958 y por lo tanto la mayoría cumplimos este año los 55 de edad. Y las compañeras siempre tan guapas y tan juveniles, elegantes, bonitas en verdad. Tener compañeros que te recuerdan en la adolescencia es una buena cosa.

Compañeros de trabajo en Pesca.

Este mismo periodo, también me reencontré con mis compañeros del área económica en la que trabajé y que fueron también sindicalistas del único Sindicato Nacional independiente en el gobierno,  ya desparecido, el SUTSP. Los entonces vocales de la Sección Central que era como se denominaba a la Sección del Distrito Federal en ese Sindicato.
 
Desayunar con ellos, reencontrarnos fue algo que revalida que ellos dejaron huella en ti, y uno de alguna forma dejó huella en ellos. Más grandes que un servidor, pero que han vivido, resuelto sus propias vidas y que les da gusto que nos reencontremos de nuevo.
 
Con estos compañeros en su momento organizamos paros, movilizaciones, hicimos peticiones, ganamos prestaciones, obligamos a las autoridades gubernamentales a reconocer nuestros derechos laborales.
 
También hicimos trabajos profesionalmente, salimos de comisión y levantamos la producción pesquera a finales de los años 70 quintuplicándola por la enorme inversión que se hizo en embarcaciones, infraestructura y puesta en marcha de procesos de industrialización y comercialización. Un periodo que difícilmente fue superado por los gobiernos posteriores.
 
Ha sido muy interesante presenciar y participar de estos cambios que se dio el país. Me da gusto que no sólo hayamos confluido en el marco del trabajo, sino que además hayamos fraguado una amistad que duró a lo largo de mucho tiempo, de muchos años.

 Los compañeros de trabajo actuales.

 
No me puedo quejar, también tengo muchos compañeros de trabajo en la escuela que son mis amigos. La amistad ha sido algo que me hace sentir seguro y respaldado, una gran red de amigos cuyas fotos agotarían este espacio. Todos ellos me han demostrado en estos momentos serlo.
 
Un soporte social del que sin embargo sería inútil si no me bastara yo mismo como persona y trabajara por no sólo alimentar la amistad, sino por tener una red social en la que la vida vale la pena de ser vivida. Quizás pudiera criticárseme que ventilo todas estas cosas públicamente.
 
En realidad no tengo nada que ocultar ni porque avergonzarme, los errores que he cometido en el pasado, los he ido enmendando, porque yo no soy persona que mantenga pleitos y enconos por mucho tiempo.
 
Soy un ser humano responsable de mi propio destino y por lo tanto asumo las consecuencias del mismo. Como todos los seres humanos puedo tener altercados, diferencias con mis amigos, cosas que no me gustan, pero trato a pesar de ello de construir relaciones de amistad y mantenerlas. En conclusión pudiera decirles que me enorgullece tener amigos y compañeros de trabajo como los que tengo. Los más importantes son los que prevalecen, los que no valieron la pena, dejaron de ser mis amigos y se fueron.

Mis amigas.

Hay mujeres con las que no tienes relaciones sentimentales que lleguen al sexo. Confidentes, cómplices, amigas de verdad. La ventaja de las amigas sobre los amigos es que ellas conocen bien a otras mujeres, reconocen lógicas que a veces los hombres no conocemos. Los consejos que te dan son sumamente valiosos pues es más difícil que una mujer engañe a otra mujer. Ellas buscan en uno lo mismo, la lógica de género masculino, el apoyo y el consejo. Uno de los factores que me abrió los ojos sobre relaciones con chicas, fue el consejo de otras chicas.
 
Las chicas de mi edad tienen más de 50 años, pero también tengo amigas en los 40 y en los 30. Si no hubiese sido por ellas, difícilmente habría descifrado ciertos comportamientos de ex parejas. Cuando estas se portan mal, se enfrentan con verdaderos comités de emergencia, cuarteles de guerra en la que las mentiras difícilmente pueden pasar. Además la red social te acoge. La amiga de la amiga, la conocida que esta cerca de situaciones que uno difícilmente puede contactar si no te ayuda otra mujer. Las mujeres tienen esas estrategias, se acercan a otras mujeres, interrogan sutilmente, sacan información. Ellas creen que son las únicas que pueden hacerlo, pero se equivocan, cuando uno tiene un Estado mayor, un cuartel de guerra, en el que las invaluables amigas hacen presencia, no tendría las informaciones valiosas que ahora poseo. Estas informaciones me permitieron reflexionar, aceptar que había situaciones que me dañarían y que lo mejor era aceptar la situación tal cual vino.
 
 Un panel de especialistas me dieron cátedra sobre lo que sucede cuando te relacionas con personas casadas, que te dicen que dejarán su compromiso. Es tan común y tan típico en algunas mujeres que otras ya conocen esos modus vivendi.

lunes, 24 de junio de 2013

Mutaciones personales regreso a la "normalidad" (I)

Mutaciones personales regreso a la "normalidad"

Introducción.

Distancia y alejamiento.

Estimada Nómada, como percibiste, la última vez que escribimos, estaba profundamente enamorado de una mujer. Eso concluyó hace unos días poco antes de mi cumpleaños y ahora que he aceptado el hecho, regreso a la normalidad de mi vida con la convicción de que si algo tengo es una gran red de familiares y amigos que me soportan socialmente. Mis sentimientos ahora están muy claros porque en esta red de personas que quieren, me hicieron ver informaciones que yo no conocía sobre la persona que me ligó por 9 meses continuos. Mis relaciones no duran tan poco y ahora el peso mayor de mis actividades lo ocupan proyectos que mágicamente se irán abriendo. Tengo una agenda pesada, voy a San Luis Potosí a inicios de julio, intercalado con un curso que impartiré, volaré a Sinaloa en la segunda semana de julio y luego a Argentina en el mes de Agosto. Tengo eventos importantes entre septiembre y octubre como un Congreso sobre Didáctica Universitaria y un Congreso Internacional de antropología médica. Mis amigos me mantienen ocupado y dan a sentir todo su amor y cariño del que inmerecidamente soy objeto.
Todo esto coadyuvó a alejarme del dolor, que me llega de vez en vez, pero que se va disipando poco a poco y me va metiendo a lo que naturalmente ya estaba haciendo, antes de que todo este asunto de que enamorarme sucediese.

Un amigo cercano exclamó a otros amigos, cuando se enteró de mi ruptura. ¡Por fin regresa la normalidad! y lapidariamente sepultó: "Vale, lo que vale la palabra de ella..." La diferencia es que yo tengo una red social que me mantiene.

Familia cercana, amigos me han demostrado una lealtad que me hace estar muy conmovido, todos ellos evitaron que cayera en una depresión por el encontronazo con este incidente. Así que como parte de mi terapia, he decidido escribir y creo que Dos cabezas un mundo puede ser el marco de esta reflexión que me recomponga y me haga seguir adelante, sepultando aquello que me voy convenciendo, no valía la pena.

Un mundo familiar y personal.

Explicación en el museo de Antropología
Quién tiene familia, tiene un soporte muy importante. Hablo poco de ellos para protegerlos en las redes, pues publicar la vida de uno sabes o de los seres queridos conlleva riesgos. Nunca ha dejado de estar presente mi vida familiar como un ambiente cordial donde siempre me siento a gusto. Es incondicional, lleno de amor y comprensión. Sin él un servidor habría de finalizar en algo peor. Siempre el esfuerzo para beneficiar a mi familia ha sido una constante. La madre de mis hijos de la que como dijiste hace tiempo no hablaba, porque me distancie a inicios de la década pasada, ella entro otros ha sido un puntal importante para que yo no me derrumbara, no sólo ella, mis amigos. Tener hijos es una bendición cuando se construyen relaciones de amor y cariño, yo sé construir esas relaciones; y el amor no me han faltado de regreso. He visto que quién no los ha tenido entiende muy poco de porque estos vínculos son tan fuertes, nadie experimenta en cabeza ajena. Yo no creo que las personas tienen que seguir un modelo, quiénes quieren permanecer solteros, sin hijos siempre tienen todos mis respetos. Los que los tenemos sabemos el valor que todo esto implica y defendemos nuestra óptica.

Ver crecer a seres humanos con esperanzas y voluntad propia ha sido precioso. Hace unos cuantos meses estaba decidido a construir por "salud psicológica" un espacio propio en el que no se reprodujera la disfuncionalidad de una separación en la que por la cercanía se rompiera la posibilidad de relaciones necesarias de pareja, que me aparecían.1 Ya estaba a punto de rentar un departamento con la finalidad de rehacer una vida de distancia con mi ex mujer. Era algo terapéutico me decían mis amigos, las cercanía con ellos te hace funcionar como si no te hubieses separado. ¡Qué bueno que no lo hice! Estaría en la cloaca.

Un mundo laboral y académico.
 
El mundo Académico tiene sus avatares, triunfos, fracasos, momentos satisfactorios y momentos difíciles. Pero reza el dicho popular "No hay mal que por bien no venga", las oportunidades surgen para quién sabe encarar, transformar y dar una construcción positiva a la vida. No me puedo quejar, mis amigos me quieren ayudar y desde luego yo lo acepto.

Me gusta trabajar, no lo uso para alejarme de mis problemas personales, es un sentido que he dado a lo largo de mi existencia a mi vida. Mis necesidades económicas y de desarrollo personal, las resuelvo trabajando. Al finalizar esta etapa, como por arte de magia se abrieron un conjunto de tareas que tendría que aprovechar y acometer. Planes muy importantes que iré comentando poco a poco. Hace unos días se cerraba el mundo y hoy se abre algo que es muy atractivo y mucho mejor, en verdad no lo puedo creer, cuando se me cerraba el mundo los que me quieren me hicieron reaccionar y entender que me tengo a mi mismo.

Este nuevo derrotero vino acompañado de un reposicionamiento personal. Asistí a un examen de doctorado de un gran amigo mío. maestro y camarada de viaje. La filosofía hegeliana y los marxismos fue la temática de su tesis, que reflexiona sobre el problema de la Libertad, el derecho, el Estado y la emancipación, niveles críticos de los que no se salvó ni Marx. Filósofos de primer nivel en México que no mencionaré y que transformaron la tarde en una tertulia de excelente nivel, que volvió a reafirmar que no soy cualquier persona y que entiendo problemas centrales y profundos que valen la pena reflexionarse. La política, la vida del sistema que estamos viviendo, su futuro. De ninguna manera eran poco importantes las personas que conviví. Me di cuenta de nuevo del nivel que tengo y eso me reafirmó porque recibí reconocimiento. No quisiera alimentar mi ego, sólo me dio una autoestima que había venido perdiendo. La conversación con uno de los discípulos de Alfred Schmidt, Stefan Gandiere me regresó a una vida juvenil y me recordó el sentido para lo cuál he venido dedicando mi vida desde los 16 años. El concepto de naturaleza en Marx y la importancia de la critica al estructuralismo.

Tengo claros los objetivos en los años por venir. Lo que estudio y realizo no es irrelevante, tampoco me hará famoso, no siento que aporto al conocimiento, quizás a la reflexión personal para quien le gusta  y me convenció que lo mejor de lo que me ha sucedido es que una pareja que es incapaz de entender de estas cosas, difícilmente podría entender lo que quiero acometer y sobre todo el esfuerzo y la importancia que ello implica. Estos años que vienen, hablaré de cosas importantes en libros, artículos de revistas especializadas y es muy probable que viajaré como en el periodo anterior no lo hice. Escribiré mucho más, al parecer el futuro inmediato es muy prometedor. Estoy a punto de resolver definitivamente la ecuación que no me ha permitido proseguir mi camino. Todo cuanto te sucede con los demás no es sino una prueba que te orienta sobre el cambio. Una lucha personal con convicciones, no detenerse en quién ni siquiera las tiene.
 
No todo ha sido negativo, he asimilado críticas a mi persona. A veces mi entusiasmo no dejaba hablar a las otras personas y tampoco les escuchaba, no era arrogancia, es que mi optimismo siempre me ha desbordado.

No debo criticar lo que no conozco aunque haya escuchado de esto mismo. Estoy terminando el libro de Enrique Dussel sobre la Ética de la liberación y he entendido su argumento. Una circularidad porque confirmó lo que ya pensaba de él, lo que había escuchado no varió, pero es cierto que la crítica de quién me la hacia era válida, ahora puedo decir que leí el autor y lo conocí en el examen de doctorado que he aludido, en persona, decir sus planteamientos que ya había leído. Lo he valorado, se quién es, lo que comparto y mis diferencias después de 400 páginas-

Acabé El camino de Swann de Marcel Proust. Una delicia, me gustó esta obra. Hablo menos al comer, guardo mejor mi comportamiento no todo lo que te critican es erróneo. Pude crecer, pero es momento de pasar a otras cosas, continuar con cosas que había iniciado.
 
Lamento que la persona que apoyaba dogmáticamente a Dussel, no lo hubiera leído ella misma. Es decir, que era una crítica inconsecuente de la que escapó antes de que le confirmara su propia mentira y su propia falta de lectura. Quién tiene miedo a afrontar, no crece. En ese momento encontré por lo menos una decena de amigos que no sólo les interesaba la historia, también la filosofía.

No todo es mal lo que le sucede a uno, deje de decir setentas en lugar de setenta como es correcto, ya manejo mejor el genérico gente y las preposiciones y hiatos ya no son mi coco, aunque sigo trabajando en ellos. Lamenté que a pesar de que yo aprendí esas cosas, quién me las enseñó no pudiera entender la importancia de la historia para la formación de la consciencia y que desdeñara la historia a pesar de que se quejaba de que otros desdeñan la literatura que es lo que le gusta, no yo por cierto, jamás desdeñé la literatura.

Han sido momentos de aprendizaje difícil, no recíprocos, donde el conocimiento que un recibe tenía en pago el menosprecio de quién te lo daba. Explicaré más adelante como mis lecturas sobre la hermenéutica me ayudaron a interpretar correctamente, como se dio un paso de la interpretación a la comprensión y como la comprensión permitió una praxis liberadora de esa relación que al parecer en un tiempo record voy superando. También descubrí algo triste, la aplicación mecánica del lenguaje y la sintaxis y la ortografía, no son garantía de saber leer y saber descifrar lo que te dice el otro. Tengo ejemplos concretos, los analizaré en su momento. Este escrito que realizo es terapéutico para mi.

Un mundo de la vida y el reconocimiento de mis compañeros en el tiempo.

A dos días del jueves negro, cuando rompieron en su derecho y de hecho una relación, tuve que reunirme con mis compañeros de generación. Apostaba al fracaso de la reunión, sentenciando que no íbamos a lograr más de 20 egresados de mi educación secundaria. Había pasado 40 años, no eran los cercanos, quién se reúne con sus cercanos piensa que esta en lo correcto. Dos días antes se da una ruptura que lo precipita todo. ¿Ir o no ir a la fiesta de generación? He allí la pregunta.
 
Así que decidí a ir porque la vida significa no morir por romper la relación con otras personas. Las personas no dejan de existir porque tu te separes de ellas, no otras personas dejan de relacionarse contigo porque tu te separaste de quién creías era tu pareja. Los amigos siguen existiendo, los compañeros de trabajo, los compromisos, las personas que te quieren y que se alegran de verte, quienes quieren que tu convivas con ellos. Asistieron cerca de 60 compañeros, de aproximadamente 200. Para ser la primera vez, no estuvo mal.

Recuperé a los "jóvenes" de mi generación. Fue algo hermoso, bello, intenso. Terminamos a las 2 de la mañana con compañeros con los que había vivido hace muchos años. En mi interior había hiel, tristeza, desasosiego, todos alrededor me apapacharon, creyeron en mi, dijeron que mis actos eran importantes y lo que hacía también, me inyectaron aire.

Inicio un conjunto de reflexiones personales, mostrando mis opiniones sobre mi vida y mi yo interno, lo hago como una terapia para salir avante y reencontrarme a mi mismo.
 
------------------------------------------
Notas:
1 Me separé aproximadamente en 2001. Por condiciones específicas, mi casa esta muy cerca de la casa de mi familia separada.

sábado, 15 de junio de 2013

Generación de Harry Potter, germina la consciencia histórica (III y último)

Resiliencia.

Hoy los jóvenes enfrentan retos que ni siquiera soñamos los jóvenes de los 70. Menos los de los 90 que sumidos en su creencia de que el mundo cambiaría después del muro de Berlín, no se dieron cuenta que jamás los problemas fueron superados. Así que naturalizar los problemas los hace más parecidos a las generaciones domesticadas de los 50, una mayoría silenciosa que era cómplice del poder y que dejaron solos a los que lucharon en ese momento. La marcha del hambre de Nueva Rosita, el mayor intento de libertad sindical con los ferrocarrileros en 58 y las luchas magisteriales unos años antes. Jaramillo, los médicos del 65, los estudiantes de 1968 estuvieron solos ante una mayoría silenciosa y pasiva. Esos son muchos de los miembros de la generación de los 90. Aún contaban con el equilibrio del gobierno a pesar de movimientos tan importantes como el neozapatismo de 1994 y la movilización social del Barzón y el movimiento campesino. No en balde el movimiento del EZLN se da al mismo tiempo de la mayor votación obtenida por el PRI en esa época, la votación de Ernesto Zedillo. Aunque era muy evidente que Salinas De Gortari precipitaba al régimen político, PRI y PAN fueron los operadores fundamentales para cancelar cualquier posibilidad a la izquierda mexicana.
 
Los jóvenes de MORENA están mejor cohesionados
La pérdida de la elección de AMLO en la segunda elección confronta a lo más consciente de los 60 y 70, así como a los jóvenes de la década del milenio, con muchas personas que prefirieron tomar el dinero de MONEX antes de creer en la posibilidad de cambio. Esta frustración desemboca en una especie de resiliencia, es decir la capacidad humana a sobreponernos de una realidad que no podemos cambiar de manera inmediata, pero que nos fortalece al clarificar cuáles son las tareas de los jóvenes en el futuro. Prepararse, aprender el pensamiento crítico y profundo, aprender idiomas. Uno es lo que la escuela lo hace ser, si los estudiantes no escriben bien, es porque el sistema público no se los enseñó a hacer. Los orígenes de pobreza hacen que muchos tengan vicios del lenguaje. Pero la diferencia entre los estudiantes con maestros que les enseñan a escribir bien, sin faltas de ortografía, con una buena sintaxis es que los estudiantes de "abajo" tienen contenido y ese contenido expresa socialmente a la mayoría y lo que el destino de la mayoría comienza a fraguar.
 
Comenzaba mi intervención en estas tres entregas diciendo que el jueves 6 de junio, a pesar de que fui golpeado por agresiones de carácter personal por la que fue mi pareja, cuestión que perdono, pero que no olvidaré, lo que logró sacarme de ese estado fue la discusión que coronaron mis alumnos en el curso Grandes Problemas contemporáneos de México y el mundo. Esas intervenciones me dan mucha fuerza incluso hoy que sigo enfrentando problemas que tengo que superar.
 
La educación es un sistema, sin duda, de reproducción y dominio del sistema en contra de la población. Allí se concentran los roles, el adestramiento y la reproducción del poder. Las nociones de "liderazgo" que siembran en la cabecita de los que representan el 2% de la población mexicana, no funciona en la realidad de miles y miles de jóvenes que se quedan sin escuela y que tienen que hacer varias veces su examen de admisión para poder tener "derecho" a la educación. En escuelas privadas, con altísimas colegiaturas, olvidarlo, las escuelas patito han proliferado por doquier, a expensas de la falta de inversión del Estado en la educación pública. Y sin embargo las grandes limitaciones de la educación privada es que carece de inversión necesaria para crear conocimiento innovador. No hay investigación y menos investigación de calidad en esas escuelas. Las reformas a la educación en los 90 abrieron paso para que los egresados de escuelas privadas, les quitaran sus lugares a los de las escuelas públicas. La reglamentación del pase automático, sólo crea plazas para escuelas sin investigación en las que se enseñan conocimientos repetitivos y poco críticos. La diferencia entre la escuelas básicas públicas y privadas es que en las privadas repiten bien en mayor porcentaje, mientras que en las públicas hay grupos muy grandes, pocos maestros que se dediquen a estas "eficiencias".
 
Lo sucedido en el Yo soy 132 es una muestra de lo que sucede. El montaje de los de escuelas privadas no funcionó porque las escuelas públicas no tienen consonancia. Los grupos más consistentes de las escuelas públicas terminaron en MORENA o en grupos radicales como los anarquistas o los grupos de izquierda socialista. Vuelve a aparecer la militancia en esta generación, los círculos de trabajo, lectura y estudio. El "liderazgo" de los antolinis ya se estrelló en objetivos limitados que no prosperaron como fue la contención de los medios de comunicación y el intento de desmonopolización. Antolini terminó cooptado por las televisoras porque lo que les enseñan en instituciones como el ITAM es el aprovechamiento de opciones. Eso es lo que les enseñan, a escribir bien, a conocer idiomas y a ser oportunistas de manera individual.
 
Los jóvenes más conscientes que dieron significación al Yo Soy 132 ya lo abandonaron. Hoy hablar del Yo soy 132 implica un cascarón vacío que significa desprestigio. Los que se quedaron, al menos en las representaciones de las universidades públicas ya no representan en muchos casos al conjunto del movimiento estudiantil. La resiliencia se manifiesta en que la organización de base ya no depende de los manuales norteamericanos de resistencia pacífica. Los jóvenes comienzan a politizarse y a entender que para poder revertir su situación es necesario mucho más que el manual de Sharp. La diversidad cultural, la descomposición de las clases, la manipulación del crimen organizado por el poder, la pérdida de control del Estado del territorio, las pretensiones de la élite, el quiebre del neoliberalismo y su descomposición en México, son temas que no se discuten en las escuelas privadas sino en las escuelas públicas.
 
Abajo, en las escuelas públicas yo suelo escuchar argumentos sobre la relación cultura y democracia, sociedad y educación. Mis alumnos no redactarán bien, pero a la hora de entender la necesidad de crear una nueva cultura política y de organizarse, son mucho más conscientes que los alumnos de escuelas privadas que confunden el futbol con la política. Ya descubrí que "eres de MORENA" como si ya descubrí que le vas al Barza o al Real Madrid. Los jóvenes de escuelas públicas están enterados de lo que sucede con el MERCOSUR, con el significado de Evo Morales en Bolivia o de Hugo Chávez en Venezuela, escriben con queísmos, barbarismos, anfibologías y otras linduras. Pero lo que escriben los de escuelas privadas son verdaderos barbarismos de contenido, ideas despreciativas y racistas contra los de abajo. La buena redacción entonces no es la construcción de civilización sino la construcción de prepotencia, una prepotencia elitista que refuerza la fractura de nuestra sociedad.
 
La fractura social puede observarse sobre todo en la radicalización de la juventud. Ya no estamos en 68, donde el número sobrepasó a una policía mal armada. Las agresiones policiacas contra los jóvenes toman por sorpresa sobre todo a quiénes protestas pacíficamente. Existe un sector importante de la juventud que va tomando experiencia en la lucha callejera. Es un presagio de que el endurecimiento y la ficción democrática de nuestro país produce nuevos derroteros. El abismo clasista terminará muy mal porque la consciencia de que la lucha pacífica no da resultados comienza a ser una sensación general en todos nosotros y principalmente en los jóvenes que van tomando experiencia frente a policías súper equipadas y represivas.

miércoles, 12 de junio de 2013

Generación de Harry Potter, germina la consciencia histórica (II)


La distancia de la Generación X.

No se pueden cortar las generaciones con un bisturí y decir que el estereotipo se cumple para todos, eso no sólo es erróneo, es injusto. Los promedios se establecen sobre dispersiones, máximos y mínimos. La generación X es la generación de mis sobrinos más grandes. Al recordarlos, al tratarlos, la mejor parte de ellos constituyeron gente muy buena, retraída en sí mismos, metidos en una forma de ser que ellos consideran correcta. Vivir para sí mismos no tiene nada de malo, si aún siendo místicos viven de alguna forma para los demás. Escapan de alguna forma de la cosificación del sistema capitalista porque se colocan al margen de su circuito revelándose a su destino.
 
La parte más extrema en sentido contrario lo representan los miembros de la generación X que han hecho de su modo de vida "un éxito" mediocre, en el que el conservadurismo los ha ido atrapando hasta pensar que su estándar es el éxito en la vida y que un éxito mayor es el camino al servilismo de las élites empresariales y políticas del país. Un grupo pequeño que se emociona con el roce de las clases altas, al mismo tiempo que resiente y simula el resentimiento de no ser aceptados dentro de ellas mismas más que como invitados, empleados que son útiles para alguna cosa, pero que son prescindibles, desechables y cuya permanencia, al menos piensan es la valía personal.
 
La distancia de esta generación de fin del milenio, es comprensible con la de principios del mismo. El regreso de una generación con esperanzas, cuando la generación X de fin del milenio es posmoderna, nihilista, cosificada no puede sino ocasionar una reacción comprensible. Los ven como "utópicos" tontos, rebelados insulsos, llenos de estulticia. Cambiar el mundo es una cosa de estúpidos, según esta generación, para los que vale sólo la pena el aquí y ahora. Por eso es comprensible su reacción contra los jóvenes de MORENA o el Yo soy 132.

México Escindido.

Escuelas Privadas, bioterio de dominadores
Nuestro país vive una escisión profunda entre el lenguaje de sus élites y la cultura mexicana. Quizás, en el pasado se dio esto ya en una ocasión, cuando la élite mexicana porfirista adoptó el modernismo y la idea del progreso como el lenguaje unívoco de razón y progreso. Este lenguaje separaba a las clases, entre los pelados y "fracasados" y las personas de bien contra los perdedores. Entre el bien y el mal, entre el reino de Dios en la tierra, como ellos piensan y las clases prescindibles. Un lenguaje fascista escondido en un supuesto pensamiento "católico"
 
Este gran abismo fue el presagio de la revolución mexicana, un México donde se separaban las clases, cuya coexistencia se volvía cada vez más dificultosa, profunda y en el que la cultura se convirtió en el elemento de separación entre los excluidos, la mayoría y los privilegiados.
 
Saber inglés como lengua básica alternativa, estudiar música instrumental, mantenimiento a través del ejercicio, escribir y leer correctamente son los rasgos de personas que se forman en las élites mexicanas, separadas por el abismo del ingreso y el poder. Para ello requieren sistemas muy eficientes de enseñanza que logren mecanizar el idioma y el uso correcto del español. Eso se complementará con los viajes cotidianos de esta élite a países extranjeros, donde la aspiración cosmopolita permite la separación conveniente de quiénes estudian en las escuelas públicas. Español y Literatura se han convertido en un rasgo de separación elitista contra quiénes han estudiado en escuelas públicas y que curiosamente son impartidos por profesores que surgen de la universidad del Estado. La propia élite no tiene la infraestructura para crear sus propios profesores, estos provienen de las escuelas que desdeñan. Algunos por necesidad, otros porque equivocadamente creen que los dejarán de ver como empleados, navegan en su propia cosificación, aunque presienten, saben que nunca serán aceptados, se consuelan con el roce. Son una especie de pervertidos que se consuelan y conforman con el tocamiento, el roce con las clases altas, de las que saben que no formarán parte.
 
Hoy la gran limitación del movimiento Yo soy 132 no lo representa sino el infiltramiento del discurso y los personajes de la élite dentro de ellos mismos. No su rebelión, no encarar y señalar el sistema de control. Sino que en ese "aire democrático" no evitaron el inter clasismo.
 
Pero el movimiento juvenil reciente tiene otra carga menos visible. Estructuralmente las oportunidades son en el sistema embudo, una realidad excluyente donde la gran mayoría no entrará. Lo que ha soportado este sistema es una vez más la red social de las familias mexicanas, donde estas existen.
 
Cómo viven los marginados es una realidad para la gran mayoría de las familias mexicanas. Los padres son los que han seguido sosteniendo a los jóvenes en muchos casos, porque los altos niveles de desempleo juvenil es lo que ha provocado el fenómeno de los Ninis, que no es otra cosa que el desprecio de lo que la propia sociedad neoliberal ha provocado.
 
Entre la generación Harry Pooter, imperceptible para los docentes de la élite, porque es un fenómeno que se gestó en la escuela pública en esta década, un sector importante de los jóvenes comenzó a leer nuevamente, porque sus padres se preocuparon de contarles cuentos, leer libros y sus maestros los prepararon para tener una percepción del mundo. Hoy que tanto se habla del desastre de la educación, la eficiencia no prueba que las escuelas privadas sean mejores, mucho mejores que las públicas en la reproducción de conocimientos. Quizás los alumnos de las escuelas privadas de élite hablen inglés, o escriban bien. Pero sus razonamientos son propios de tartamudos. Un joven de una escuela privada podrá tener buena ortografía, pero tiene cero humanismo. Todo lo sustituye reproduciendo las ideas menospreciadoras de los padres con respecto a la mayoría de los mexicanos. La palabra Indio se sustituyó por la palabra chundo o prole, que sigue siendo una palabra racista por excelencia. Para ellos todos somos chundos o proles porque no nos vestimos como ellos, no tenemos los automóviles de ellos, no viajamos como turistas "culturales" al extranjero como ellos muchas veces a ver Futbol más que a entender la cultura occidental. El conocimiento no es comprensión, es reproducción.
 
No son todos los 132, lo que se revela es la rebelión de los 132 en escuelas públicas, un movimiento parecido al de los indignados, pero que dejó en latencia la rebelión total de estos jóvenes que en una década dominarán el mundo adulto, tanto por su número, como por el hecho de que más bien que mal, la escuela pública es el biotero de los pensadores del país. El "éxito" de la elite no obedece a su gran preparación, sino al hecho de que son sus redes sociales y familiares las que les procuran trabajo. No es por el talento, sino porque establecieron un monopolio en donde no hay competencia porque estamos excluidos quiénes nos formamos en escuelas públicas. Sólo les servimos como formadores de sus hijos, no como pensadores. Una educación así sólo refuerza el elitismo en nuestro país.

La generación X de fin de milenio siente enormes celos de la nueva generación porque poco a poco en dos décadas serán desplazados por una generación mucho más consciente, mucho menos conformista y mucho mejor preparada. Los profesores de esta generación son en su mayoría no buenos profesores, pero unos cuantos si los tienen, como los tienen en esas partes que rompen la regla de los profesores en los 30. Quizás la elite tiene buenos profesores, pero el conocimiento que tienen es mecánico, no profundo con una carencia total de humanismo. La falta de humanismo, que sustituyen con religión católica, será el principio del fracaso de la confrontación de ambas generaciones. Tienen los medios, pero no tienen los conocimientos humanos necesarios para reproducir la dominación social. Vivimos entonces una ruptura profunda que quiere detenerse cambiando los planes de estudio de las universidades y transformándolas hacia la educación bancaria de las escuelas privadas que muy poco o nada tienen que ofrecer en términos de ciencia, tecnología y sobre todo de enseñanza de las humanidades en nuestro país. Por eso el poder quiere destruir las humanidades en la escuela pública y transformar la educación en la misma educación mecánica de los que tienen buena ortografía, pero son incapaces de llenar con humanismo y con humanidad sus actos.
 
Todo esto presagia una confrontación futura en la que los jóvenes serán protagonistas de dos México que comenzamos a vivir hoy. La diferencia entre ambos no es su capacidad de hablar inglés, que lo hablarán, sino su posibilidad de comprender éticamente lo que sucede en una sociedad en la que el ser humano ya fue relegado de la acción humana. Una clase emergente, diría yo, una clase decembrina.

sábado, 8 de junio de 2013

Generación de Harry Potter, germina la consciencia histórica.

Generaciones del siglo XX-XXI.

Introducción.

Lo más relevante de la semana que esta concluyendo, me ocurrió el jueves pasado cuando un poco shockeado me introduje a mi salón de clases, con una sensación de disgusto y escalofrió por un hecho desagradable que me ocurrió previamente y tuve que tranquilizarme en la discusión a la que había convocado a mis alumnos de Antropología Social.
 
Dos mesas me repusieron, sociedad y educación; y sociedad y democracia. Me conmovió la manera como se trataron dos temas con tal profundidad, que la jornada del jueves 6 de junio me demostró que mucho de lo que se dice contra los estudiantes de Antropología puede quedar desmentido cuando los estudiantes tienen interés.
 
En mi estado conmocionado, mis estudiantes fueron paulatinamente tranquilizándome, al abrir de golpe un tratamiento muy serio de temas que son de vital relevancia para nuestro país. El papel de la educación en la sociedad no fue abordado por ponencias con sentido común, sino por estudiantes que le entraron duro para informarse previamente de los temas y exponer ideas sobre temas vitales sobre la educación en nuestro país.
 
Educación zapatista, el rol de la educación como sistema de reproducción social del sistema capitalista, la educación intercultural y el tratamiento de la diversidad cultural, la lucha contra la educación estándar y el rol de las concepciones neoliberales en las transformaciones educativas. Marcos históricos y horizontes conceptuales. Una discusión que como intelectual y docente con más de 20 años de experiencia valió la pena presenciar, a pesar de lo que me presionaba internamente. Me hizo entender que esto que realizaba era lo más importantes frente a las encrucijadas que tiene el país enfrente.
 
Serán chicos que tienen vicios en el lenguaje y mala pronunciación de sus palabras, pero el contenido de lo que decían era indudablemente mucho más importante que la formalidad. Eso me hace volver a reflexionar sobre la ruptura social existente entre una oligarquía que pretende imponer, una autocracia, es decir un gobierno que se gobierna solo apartando a la sociedad y nuestros jóvenes en el papel activo y su rol en el cambio social. Todas mis dudas se disiparon y me dieron valor para acallar el dolor interno que sentía y que sin embargo fue amablemente suavizado y adormecido por aquellos a los que dedico mi vida y mi existencia, a los estudiantes de escuela pública, que forman no sólo sus conocimientos, también su consciencia. Tuve un recorrido repentino, como si de pronto muriera y las imágenes de mi vida recorrieran por última vez como en una revisión comatosa que se produce antes de morir.

Generación de los 60.

Cuando yo era un niño vi a esos jóvenes inquietos, profundos, filosofales que se llamaban hippies. Esperanza, deseo en la era de acuario, la necesidad de no continuar una sociedad anterior. El cabello largo, el regreso del primitivismo, el rescate de la multi historia y la diversidad cultural. Hablaban así, despacito, despacito, queriendo como con las palabras abarcar lo más importante del universo. Eran filosofales, abiertos y a la vez comprometidos en la era de Acuario. Todo era buena acción, buena fe, el intento de convencer mediante el razonamiento y la palabra, aquella Prise de la Parole de la que habla Michel De Certeau, en su texto. Pero esos adolescentes que me eran cercanos y un tanto lejanos en edad serían suprimidos por la represión y el avasallante orden político que lo que buscaba era normalizar a como diese lugar, a jóvenes que se integrarían en la vida laboral para ser adultos y olvidar sus principios y sus inquietudes.

Generación de los 70

Una generación que contagiada en el cambio, le tocó confrontar la violencia política del Estado. Por eso se invistió en una militancia política que de la guerrilla y la clandestinidad a los grupos extraparlamentarios tenía la convicción de que el cambio político requería una voluntad y un compromiso monumental. No todos, muchos buscaban también integrarse, hacer vidas, reproducir la de sus padres. Pero pocos lo lograrían frente a un mundo mutante que disminuiría en general los niveles de vida y que colocaría a todos en tener que trabajar más o sobrevivir con salarios precarios.
 
La generación de los años 70 fue la última generación de movilizaciones con resultados y los que terminaría preparando las condiciones para el cambio en una sociedad civil mucho más activa.

Generación de los 80

Una generación que siendo parte de la generación X, aspiraba a los cambios políticos  por medio de la participación democrática. No se buscaba subvertir el sistema, sino de transformarlo por la vía de la reforma progresiva del mismo. Esta es la primera generación que se integrará de manera masiva a los partidos políticos tratando de transformar "desde adentro" el sistema.
 
Los 80 son también años en los que la edad productiva de estos jóvenes se retrasaría porque muchos no pudieron acceder a empleos. Los más preparados, universitarios, tuvieron que aguantar el desempleo juvenil masivo en la primera parte de la década de los años 90, cuando las condiciones de disminución económica del país y la posterior recesión, acortó su vida laboral y los mantuvo en el desempleo.
 
Impactados por la caída del muro de Berlín y por la filosofía de la Posmodernidad, esta generación se alejó de los conceptos de organización anterior a los que veía "ideologizados" y apostó por salidas basadas en un voluntarismo político y en una "militancia" individual.
 
Al final los que sobresalieron, terminaron integrándose en las organizaciones partidistas o en su vida cotidiana alternando empleos precarios con épocas de bonanza.

Generación de los 90.

Una generación que totalmente alejada de los "Grandes Metarrelatos" transpiró la posmodernidad como un mundo en el que la acción individual es la más importante, el aprovechamiento de las oportunidades, el desempeño y la trayectoria individual. Enemigos de todo lo que suene a ideología o en el fondo transformación y cambio, pocos lograron integrarse en el aparato productivo con buenos empleos, mientras que la gran mayoría sobrevive en trabajos precarizados.
 
Estos no los enemigos de la generación Harry Potter, así como enemigos de las generaciones de los 60 y 70 a los que ven como románticos y utópicos. Conservadores en su mayoría, su estabilidad laboral para los que tienen empleo en trabajos de esfuerzo de muchas horas, los atomiza en una falta de visión social que impide una acción colectiva. Muchos de esta generación son enemigos de la acción colectiva y aspiran al cambio del mundo desde una perspectiva individual, volitiva. El resultado es una inmovilidad concurrente y una apatía estructural.
 
La generación de los 90 es la generación más productiva en este momento, o por lo menos tienen la edad. Ninguno de los cambios de los que gozan son obra de ellos. Sólo una minoría radical, testaruda se involucró en las luchas a finales de década.
 
La siguiente entrega abordaremos la generación siguiente, una generación en dos vías cuya perspectiva odia y divide a la propia generación X de los 80 y 90
 
 

lunes, 3 de junio de 2013

Ciberbullying en los foros sociales.

Es de saludar en las redes sociales el surgimiento de foros de discusión donde las personas se encuentran con similares y pueden compartir sin conocerlas y sin aparente riesgo, intercambiando puntos de vista e ideas.
 
Sin embargo el Ciberbullying nació aparejado a estas discusiones y no sólo los troll sino los acosadores hicieron su aparición para dañar y aterrorizar a foristas que defienden puntos de vista.
 
Como en el Mobbing, el ciber acoso depende de un instigador principal y de un Gang de acoso, Las administraciones o los administraciones de los foros de Internet han sido incapaces de controlar a quiénes vienen a destruir por distintos motivos los foros abiertos.
 
Fue uno de los elementos de cierre de los foros en MSN. Las constantes quejas de foristas a los dueños y administradores terminó con la decisión de cerrar los foros más concurridos en el mundo de habla hispana. Todos los foros de discusión padecieron el fenómeno "Luigi" que fue un grupo organizado desde la extrema derecha para imponer y canalizar como fuera las discusiones en favor de la penalización del aborto.
 
Batallas campales de discusión y juegos sucios donde para destruir a las personas se revelaba la identidad real de los foristas, para de esta manera intimidarlos. En el foro de creencias se ejercitó esta acción por algunos miembros del grupo Mansdefender que es la organización católica antifeminista que se deriva de los acuerdos de El Cairo, tomados entre la Iglesia católica y las iglesias musulmanas.
 
La finalidad de los Mansdefender es desacreditar la lucha feminista por la despenalización del aborto y la de suprimir las legislaciones de género en contra de la violencia contra las mujeres. Este grupo financiado por la administración del gobierno panista, tenía la posibilidad de intervenir en una gran cantidad de foros españoles, latinoamericanos para hacer énfasis en las luchas contra el feminismo. Grupos pagados por el gobierno mexicano conservador.
 
Como no pocos foristas se les enfrentaron, la táctica a seguir era averiguar cuál era el nombre real de los foristas y sacarlos a la luz con la finalidad de amedrentarlos. Esta mala práctica se ejercitó también por la izquierda, que de esta manera buscaba suprimir a los adversarios de derecha.
 
El ataque fue disminuyendo en la medida en que las redes sociales, articuladas por conocidos y amigos, separó a los foristas de derecha que actuaban a sus anchas en los foros abiertos. Redes sociales como Facebook sustituyeron a los foros abiertos en MSN, que cerraron y luego a los de Google y Yahoo. El paso a la web 2.0 dificultó el ciberacoso en foros abiertos.
 
Quedan algunos foros donde se sigue practicando ese acoso cibernético y los bullyes, auténticos acosadores persisten en ellos como última morada. En otra entrega iremos platicando como se ejercita el ciber acoso en foros donde los administradores no están preparados para su supresión.