Nos visitan del mundo

domingo, 26 de diciembre de 2010

Fondo de rescate para empresarios.

Sencillamente corrobora lo que una de las cabezas ha sostenido aquí.

Los gobiernos del PAN utilizan los recursos del erario, de las paraestatales, en una especie de fondo para rescatar a empresarios de sus problemas. Ordeñan cotidianamente no sólo PEMEX, Comisión Federal de Electricidad, incluso el ISSSTE y el Seguro Social. Se trata, no del fomento industrial y económico, sino del nuevo oligornegocio con el que el gobierno favorece a empresarios parásitos. Y todo a costa de los bolsillos de los contribuyentes.

Lo escuché recientemente en uno de los programas de Profirio Muñoz Ledo, dónde algunos de los especialistas invitados, señalaron con claridad que la política del gobierno es obligar a las empresas al subejercicio, para hacer cochinitos en favor de sus empresarios amigos.

En México el neoliberalismo es bastante raro. En Estados Unidos por lo menos la promesa es que el gobierno de los Republicanos bajará los impuestos. En México los contribuyentes comunes pagan el 30 % de ISR y el 16 % de IVA en sus consumos. Son los impuestos más altos en toda la región y sin embargo el gobierno reduce los gastos en salud, en educación, en prestaciones sociales y en gasto contra la pobreza, a pesar de que la pobreza es uno de los peores males del país.


No obstante el garantizar bajos salarios, nulas protecciones al trabajo, el crecimiento económico del país es el peor de América Latina. Los empresarios mexicanos no sólo no saben acumular capital, despilfarran el presupuesto público con el que "generosamente" el gobierno mexicano los protege.

El gobierno ataca a sus propias instituciones, piensa ahorrar en el Seguro Social y de hecho lo hace, concesionando las guarderías a empresarios sin escrúpulos que prefabrican guarderías sin condiciones con el subsisdio gubernamental. No hace tanto tiempo en Hermosillo, Sonora, esto provocó un incendio en el que murieron y sufireron graves quemaduras decenas de niños. Persisten en la creencia de que los trabajadores deben pagar toda la salud y aumentar la edad para pensionarlos. Más del 10 % del salario de los trabajadores se va a gastos médicos y pensiones.

Y los impuestos no disminuyen, al contrario. Los salarios suben unos pesos al día, mientras que el gobierno le otorga a todo el gabinete jugosos aguinaldos y bonos de cientos de miles de pesos. ¿En que país un funcionario gana 170 veces más que cualquier empleado?

Mientras el rey Juan Carlos de Borbón les habla a los españoles reconociendo los sacrificios que hacen por la crisis más dura de la historia del mundo industrial en los últimos 90 años, el Presidente mexicano asegura que en México estamos ya en la recuperación plena de la economía nacional. Van ganando la guerra al narcotráfico y México es el non plus ultra de la equidad y el respeto a los derechos humanos.

Los mexicanos, con toda razón no quieren saber nada, los gobernantes desde luego, están felices por ello.

En los hogares mexicanos la tristeza esta navidad fue uno de los ingredientes en la lucha por la felicidad. Los mexicanos son un pueblo alegre, aunque empresarios y gobierno coaligados buscan crean condiciones de infelicidad. Ellos son el Señor Sroooge este 2010.