Nos visitan del mundo

sábado, 17 de diciembre de 2011

La agenda de la Nueva Evangelización católica.

Una nueva cruzada de la iglesia contra los estados laicos y las posiciones no religiosas, contra la libertad de consciencia es el signo de la reciente reforma que postula la "libertad religiosa" en nuestro país. La agenda tiene título y autores, se llama la Nueva Evangelización:


Junto a Juan Pablo II, el Cardenal Ratzinger se vincula para enraizar la nueva evangelización sobre cimientos teológicos y eclesiásticos muy sólidos. Dotados de personalidades y de formaciones bien diferentes, pero los dos muy hábiles conocedores del pensamiento de filósofos y de intelectuales del siglo XIX y XX,  evalúan sin duda alguna el contraste sorprendente entre la naturaleza del drama existencial del hombre contemporáneo y la pertinencia del Evangelio de Cristo para responder a este vacio inmenso que mina nuestras sociedades vueltas ateas. Ellos disciernen desde el principio de los años 80 las realidades misioneras muy prometedoras de – lo que pronto se llamarán en Roma – los « nuevos movimientos eclesiales » convertidos desde los años 60 en la incubadora y en el laboratorio de apostolados nuevos y muy diversificados, que dieron a Juan Pablo II el concepto de nueva evangelización. (Benedicto XVI y la nueva evangelización)

Felipe Calderón y su familia con Benedicto XVI
Un tema que sin duda va dirigido contra el ateísmo. Mientras los grupos ateos mexicanos titubean entre si permiten o no la política en sus grupos, la Iglesia católica apostólica romana hace política en serio. Concertó con dos de los partidos mayoritarios, la reforma religiosa para cambiar las "trabas" a su ingerencia política e intromisión educativa, para cambiar el artículo 24 constitucional e iniciar una contrarreforma al Estado laico mexicano. Esto no es fortuito, es parte de una agenda que viene avanzando desde hace años. Mientras el ateísmo se duerme en sus laureles, jugueteando con una supuesta apoliticidad, su oportunismo de llevarse bien con todos, aprovechar y coquetear con el poder, acariciar la idea de que Peña Nieto llegará por predestino y por lo tanto hay que saberse acomodar, los priístas de nuevo estilo usan el albazo y la concertación de la Iglesia para desmontar el Estado laico. ¿Qué protesta pública hubo por parte de los gurpos ateos? La Iglesia carga y afirma:

 Estado laico no significa Estado neutral, según la doctrina de la Corte suprema de Bruselas. La laicidad, según la tesis de este alto tribunal, es una ideología con la misma dignidad que las otras religiones o ideologías. El Estado laico tiene que respetar la fe de la mayoría de los ciudadanos. Es decir, no puede ser neutral ante la fe de la mayoría. Laicidad y religión no se contraponen, sino que se sitúan en la dinámica del respeto. Y, por lo tanto, respeto también a los signos de la fe de un pueblo. Por ejemplo, ¿se van a destruir todas las cruces que hay en las iglesias de España, porque su presencia pública pueda ofender a alguien? El respeto debe ser respeto también a la fe cristiana y a sus símbolos.(Rino Fischella)

La ruptura de la neutralidad del Estado, significa en los hechos para la Iglesia una colaboración mutua de poder a poder. Abandonar la neutralidad del poder, en relación a las creencias, significa que si un país es católico, debe su Estado y gobierno reconocer a la religión católica y por lo tanto sus símbolos de fe. ¿Que significa esto? Que la Iglesia podrá imponerse y reconquistar el espacio público sin cortapisas, de nuevo. Entrar de nuevo a imponerse en la educación, con sus ceremonias, sus festividades, su noción religiosa. Invadir el espacio público con sus ceremonias y ritualidades. Entrar en los medios masivos para difundir sus mensajes. Esta "libertad" religiosa es en realidad un uso asimétrico del espacio en contra de las visiones minoritarias, tanto de otras religiones como de quienes no aceptan las creencias religiosas. Como quiénes creen en santos son mayoría, habrá santos en las escuelas. Se abrirá la enseñanza religiosa, no sólo en las escuelas privadas que ya se toleraba, sino en las escuelas públicas. Las minorías pueden temer que ahora la Iglesia tutelará contenidos a pesar de que los padres no estén de acuerdo con ellos.

J. Ratzinger apoyó a los Nazis
La visita de Benedicto XVI en el momento más algido de las campañas políticas en México, desde luego no es neutral. PRI y PAN concertaron con la Iglesia, la Iglesia se irá con todo contra la izquierda mexicana. Hoy desde la reciente reforma, los púlpitos serán horas de propaganda para los partidos conservadores.

Así que no se busca una relación recíproca. Mientras la Iglesia llama al Estado para no ser neutral frente a las religiones mayoritarias, la Iglesia no será neutral a la hora de juzgar e intervenir en la política. Los oportunismos siempre se presentan en periodos electorales, así como el PAN facilitó la instalación de casinos para favorecerse de las televisoras, ahora otorga una gran concesión a la Iglesia católica con tal de aliarse en el siguiente proceso.

¿Dónde esta la respuesta de los ateos a la contrarreforma? Sólo la izquierda parlamentaria respondió a este retroceso. Mientras tanto panistas y priístas establecen relaciones con esta Iglesia. Bucan llegar al poder mediante amarrar alianzas.

Tanto Peña Nieto como los panistas mantienen una alianza estratégica y fundamental con la Iglesia. El candidato único del PRI se refuerza manejando su imagen, mientras que el PAN lo trae desde su programa de principios. El regreso del Partido Catolico Nacional con dos frentes, el priísta y el panista.

En México existe libertad religiosa y una fuerte tradición laica en el Estado mexicano. El concepto libertad de creencias es mucho más amplio que el de libertad religiosa. La intervenciónd e Gerardo Fernández Noroña es muy claro en el sentido de la defensa del Estado Laico.