Nos visitan del mundo

sábado, 1 de octubre de 2011

Cientos de miles de jóvenes en México fuera de la Universidad.

Llueve y cientos de jóvenes se agolpan para poder inscribirse, no en la universidad, sino en el curso que los preparará para poder ingresar a una universidad. El curso es caro, 635.40 dólares (487 euros) para una clase media y baja que percibe 435.60 Dlls (352 euros) mensuales. El curso que se imparte al sur de la Ciudad de México, en un colegio privado, obtendrá buenas ganancias, a pesar de que muy pocos, quizás decenas logrará entrar a la UNAM, a la UAM o a una universidad pública. Y sin embargo cientos de jóvenes en pequeñas casas de campaña esperan la posibilidad de tener una ficha para pagar un curso.

Sólo la UNAM rechaza al 91 % de los solicitantes, reconoció Narro Robles, rector de la UNAM frente a los periodistas.Sólo 10 mil 350 de los115 mil 736 jóvenes que presentaron su examen lograron un lugar en la máxima casa de estudios.

Este es el panorama de gobiernos neoliberales en los últimos 29 años de la historia de nuestro páis. Una política de beneficiar a las universidades privadas que les venden cursos-esperanza a los jóvenes o se benefician con el ingreso de rechazados bajo la política de media beca. Un bono demográfico importante, en la edad más productiva de los seres humanos, que es desperdiciado con desdén y sin ninguna voluntad política por parte del gobierno demócrata "cristiano" que nos gobierna el día de hoy. Recientemente este mismo gobierno quiso meter a los jóvenes excluidos , llamándolos a filas en el ejército y la policía. Militarización, no educación parece ser el símbolo de un gobierno que vive de la rentabilidad de la violencia en nuestro país.

Millones de dólares del presupuesto federal va a armas, helicópteros, altos sueltos para funcionarios de seguridad, "controles" de confianza, para cuerpos de seguridad que a pesar de la "limpia" que según el gobierno ha practicado en las policías sigue presentándo casos como el del secuestro del hijo de Marti, cuyo "levantón" forma como le dicen a las emboscadas para secuestrar a alguien, fue llevado a cabo por una funcionaria de la policía federal que ganaba más de 70 mil pesos mensuales algo así 5 mil 082 dólares (3794 euros) por evitar los secuestros de nuestro país. El hijo del empresario fue ejecutado durante el secuestro.

Hace días fueron aprendidos policías federales que habían secuestrado a un empresario en Ciudad Juárez para extorsionarlo. El empresario al que soltaron para que "consiguiera más dinero" logró llegar a la agencia del ministerio público para interponer la denuncia. La abogada, del Ministerio Público lo apoyó y comenzaron las presiones desde arriba para que saliera del estado. Gracias a la intervención de los medios de comunicación que difundieron el hecho, los responsables tuvieron que dar marcha atrás y aprehender a los policías federales involucrados en el secuestro. Policías que fueron enviados a Ciudad Juárez en el operativo para evitar las extorsiones y detener a narcotraficantes y secuestradores.

El presupuesto de seguridad crece, mientras que la educación pública no crece al ritmo que demanda la juventud en este momento. Esta variable ha sido una de las tantas que se le han señalado al ejecutivo federal, quién se encuetra empecinado en destinar los mayores recursos a una guerra que se le escala a cada paso. Un discurso maximalista de no hay otra salida que acabar a los narcotraficantes a tiros, sin atender en lo más mínimo las necesidades sociales y el proyecto de desarrollo nacional que el país necesita.