Nos visitan del mundo

sábado, 26 de junio de 2010

Programas de la Oposición

Indefinición del programa económico. El Frente de la Izquierda mexicana (Centro Izquierda) (3 y último)

Coyuntura favorable, ausencia de programa

Si bien los virajes de la política económica internacional favorecen a la izquierda general y a la izquierda latinoamericana en particular, dado el viraje de la llamada globalización hacia el proteccionismo y a la neoregulación, por el fracaso de la política neoliberal de Hayek, la izquierda mexicana titubea desarmada con un programa crítico, sin un programa económico que podría proponer.

Es evidente que las mentiras vertidas por los ex Secretarios de Hacienda del régimen se caen frente a una reflexión medianamente inteligente. Lo que nos han demostrado los últimos 28 años de régimen neoliberal es que las privatizaciones no son ninguna panacea y que la afirmación de que los intereses privados funcionan mejor que los públicos se derrumbó ante el desplazamiento de los privados nacionales por las grandes corporaciones. El discurso dominante entró en bancarrota y dio lugar al regreso de las virtudes de un programa basado en la defensa de las actividades estratégicas de una nación, sustentadas en el Estado Nacional y la necesidad de regular los intereses corporativos en favor de la nación.
Por todos los rumbos, los neoliberales mexicanos tienen ejemplos que refutan sus dogmas: América Latina crece mucho más dinámicamente que México porque ha seguido una política distinta basada en el MERCOSUR y en la protección de sus sectores estrategicos combinando la política de mercado sólo para la áreas muy competitivas. Una unión aduanera ha demostrado mayores bondades que el Tratado de Libre Comercio para América del Norte. Esto es lo que ha señalado la disyuntiva económica entre los desaciertos mexicanos y los aciertos latinoamericanos.
Hoy al menos en el terreno racional, la ideología de Hayek en México tiene más preguntas que respuestas, los defensores de la doctrina del Protocolo de Washington en nuestro país, los panistas y el sector salinista del PRI, se han convertido en los empleados de las corporaciones internacionales. Los norteamericanos tampoco siguen el camino, recientemente nacionalizaron la industria automotriz y algunos bancos.
Mario de ConstanzoAnte este vacío la izquierda es la que puede retomar el camino ideológico de una defensa de la industria local y los productores nacionales, combinando la apertura en los sectores de exportación con el proteccionismo en los renglones estratégicos. La defensa de la economía nacional atraviesa hoy por medidas neoregulacionistas y no con la apertura. Mientras los países centrales cierran, los panistas parecen haber perdido el juicio y persisten en sus dogmas, los panistas han demostrado ser el peligro real para los mexicanos, al destruir el país.
Di Constanzo que es el economista de la izquierda, tendría que presentar en el corto plazo un plan alternativo que convenza a los sectores privados mayoritarios de las virtudes de la neoregulación y del proteccionismo controlado, se requiere un movimiento de productores que se acojan de nuevo a un nacionalismo mexicano que permita el cierre eventual de ciertos sectores, la diversificación comercial y el replanteamiento de las alianzas estratégicas de México. Si bien el poderío de la Mafia que le quitó el poder a AMLO, esta allí, los productores medianos y pequeños del país deben ver lo que les espera si Peña Nieto llega al poder.
Los programas de inversión productiva, de crédito a la producción, el establecimiento de una banca de desarrollo debe ser la salida que esperan los mexicanos.

Política social

La izquierda tiene un mejor programa social, este ha sido la joya de la corona de sus políticas. Los empresarios deben ver en este programa una inversión de reactivación del consumo interno y del establecimiento de una adecuada forma de inversión a mediano plazo.
La artífice de estos programas es Cristina Laurel, una académica formada en la visión del bienestar con cobertura universal que se aplica en los países escandinavos.
Miembro del gabinete lópezobradorista, gobierno de sombra al calderonismo, ella es autora del Programa de Asistencia a adultos mayores y de los programas de salud exitosos en el DF.
El programa social del lópezobradorismo y por lo tanto de la coalición es una respuesta a los mayores retos del país.
El desempleo, la pobreza, la migración masiva al norte a través de la frontera entre México y los Estados Unidos. El país podría tener un giro importante hacia un gobierno socialdemócrata si se lograra alternancia en el poder.
Ese programa lo representa en México el Diálogo para la Reconstrucción de México, el DIA. Las dificultades del DIA para poder remontar la campaña adversa y falaz de la elite, es una de las condiciones para esta alternativa.