Nos visitan del mundo

sábado, 21 de agosto de 2010

Entre comunistas te veas (III y último)

A principios de los 70 las escuelas de la UNAM vivieron el post 68. El gobierno no tenía ingerencia abierta en ellas más que por sus agentes y sus grupos pagados, los porros. Los estudiantes sólo tenían un escollo, el porrismo. Cuando entrabas a una preparatoria siempre el problema era el primer año. Te "taloneaban"(1), te rapaban a la fuerza, tenías que soportar la humillación de la novatada, verdaderas prácticas de bullying en la Escuela, con el auspicio de autoridades y con la protección del diputado local, el agente del ministerio público o el comandante de la judicial.
El Pos 68 fue el intento del gobierno por regresar al control a los estudiantes y los grupos de choque fueron un recurso. Yo cursé en la primera preparatoria de la UNAM dónde los porros fueron expulsados por la alianza entre las autoridades y sus estudiantes. Cerraron la cafetería y expulsaron a los alumnos que ejercían estas prácticas, en 1969, tras el regreso a clases se suscitaron los últimos enfrentamientos y los porros fueron expulsados. En estos acontecimientos tuvieron papel destacado los miembros del Comité de Lucha de la Prepa 6 que vieron quemado su local por un ataque porril, a Enrique Espinoza Suñer "sólo" le tiraron los dientes de un batazo.
Así a pesar de que no había porros en Prepa 6, los porros siguieron latentes de dos formas. Llegaban de la Prepa 5, dónde los grupos porriles querían re colonizar la 6 o directores posteriores quisieron cobijar grupos que los protegieran. Como era muy impopular que lo hicieran abierto, los disfrazaron de grupos "culturales" o "deportivos".
Como he reseñado cuando ingresé al Bachillerato era más bien un católico remojado en una tradición renovadora proveniente del Vaticano II y cercano aunque no militante al Movimiento Familiar Cristiano. Un día en los años 70 vinieron porros de la Prepa 5 en camiones a amedrentarnos, yo no estuve, pero me relataron la escena de decenas de estudiantes huyendo de la agresión porril por las bardas tras la Prepa 6. Los únicos que se organizaron para evitar agresiones fueron los miembros del Comité de Lucha. Estudiantes no comunistas, cristianos, independientes nos organizamos con ellos. Mecanismos de alerta y autodefensa, organización de los estudiantes fueron la respuesta a las posibles agresiones.
En los grupos en que nos dividimos crearon la Brigada San José, estudiantes comunistas de tendencia maoísta y algunos cristianos que deambulábamos en este esfuerzo. Así que en términos de organización llegamos al primer consenso con los comunistas, ellos le decían San José por José Stalin y nosotros le decíamos San José por el padre de Jesucristo. La verdad como adolescentes nos pareció muy divertido este "consenso".
Así en la organización tomé contacto con el maoísmo. Si datamos los inicios de los 70 teníamos todo el impacto de la revolución cultura china, el conflicto chino-soviético y el maoísmo era como la ideología de moda. Como sería el neozapatismo en los 90. A los 16 años no tienes un background cultural suficiente como para distinguir demasiado y además, sinceramente, los maoístas eran mucho más simpáticos, atrevidos, organizados, valientes y emprendedores que los miembros del Comité de Lucha que pertenecían al Partido Comunista Mexicano. A la distancia puedo entender que era más un asunto de personas y caracteres que de programas. Una generación previa, al parecer habían estado militantes más abusados como Elvira Concheiro y Juan Luis, pero los militantes que yo conocí no eran brillantes para mi gusto.
Así que decidí al principio mantenerme independiente, preservé mi cristianismo, pero mis ligas con mis amigos maoístas fortalecieron mi conocimiento sobre China, sobre la Revolución cultural, sobre el planteamiento de la Nueva Democracia. El Partido Comunista en ese momento mantenía una posición de participar en los órganos de gobierno de las escuelas, lo que en la perspectiva estudiantil era más bien una posición reformista. Así que mi admiración a lo que sucedía en China (A través de Pekin informa), las personas que pertenecían en ese momento al PCM en Prepa 6 y los maoístas que se convirtieron en mis amigos, aunado al dogmatismo pro soviético del PC, terminaron por influir en la decisión de no ingresar al PCM como militante y quedar como estudiante independiente, tal y como lo había hecho desde un primer momento.

Más adelante pude hacer una crítica al maoísmo sin dejar de ver en él un movimiento antifeudal y de superación de economías pre capitalistas muy interesante. El maoísmo tiene una gran capacidad de organización y trabajo popular entre las masas. Aprendí mucho de ellos, pero el programa que proponen terminó por no convencerme. En la medida en que seguí estudiando el maoísmo, mi "maoísmo" estudiantil ligado sobre todo a amistades y simpatías cedió paso por tener mejores herramientas para el análisis social.
Lo curioso es que tengo amigos en el PC y amigos que fueron militantes maoístas muy comprometidos. Los comunistas no fueron tan amenazantes ni tan peligrosos como lo decía la ultra derecha. En realidad son un punto de vista y en consecuencia tienen una acción concreta en la realidad de acuerdo a su filosofía. Satanizarlos o combatirlos en realidad es algo que no entiendo, lo único que puedo comprender es que quienes lo hacen no los conocen.
(1) Talonear viene del slang o kaló mexicano. Se aplica a las mujeres que piden dinero en la calle, las prostitutas talonean. Entre los estudiantes se aplicaba a la acción de los porros de pedirte dinero. Todo el primer año, te quitaban el dinero.