Nos visitan del mundo

domingo, 1 de agosto de 2010

Entre comunistas te veas (I)

Es una deuda que tengo con Nómada escribir acerca de la muerte de Saramago y de Carlos Monsivais. A Saramago, siento desilusionarla no lo he leído y no porque no tenga ganas, sino porque algo que he tenido que sacrificar en mi vida, por la preocupación política ha sido precisamente la Literatura. A Monsivais si lo he leído y no sólo esto, coíncidimos alguna vez en la vida, nos conocimos en persona aunque no fui ni su amigo, ni su camarada, teníamos ideas distintas de la política aunque quizás teníamos coincidencias en el asunto de la tolerancia.
Así que al confiar en que usted rescató con exactitud las frases de José Saramago, la parafraseo a usted sobre Saramago:
Giordano...se preguntará a que se debe mi inesperada visita. Le responderé con una pregunta: ¿Escribirá usted algo acerca de JOSE SARAMAGO? Comunista, hijo de campesinos analfabetos, Hombre que se construyó a sí mismo y un gran ateo que, para variar, nos enseñó mucho acerca de Dios y la Responsabilidad del Hombre para consigo mismo. Nos dijo en pocas palabras: la ética es suficiente para ser buena persona, no usen el nombre de Dios como excusa. "Dios es el silencio del Universo, y el hombre, el grito que da sentido a dicho silencio"
Observo en la frase a un escritor que refiere algo que es común en la metafísica de nosotros, los ateos. Me sorprende siempre cuando los creyentes tratan de interpretarnos sobre la base de sus propios parámetros. Cuando lo que un creyente para entendernos, lo que debe hacer es pararse sobre nuestros parámetros. Lo mismo va para nosotros, no puedo entenderla si no recurro a entender sus creencias. Pero en este asunto siempre tenemos una ventaja, muchos de los ateos fueron antes creyentes, así que en alguna etapa de la vida entendimos esto de lo que es creer. Si se tiene la madurez entonces uno no es anticlerical, yo no lo soy aunque sea crítico de determinadas cosas de la jerarquía, con la doctrina, la verdad suelo no meterme, son problemas que desde mi perspectiva sólo tienen un interés antropológico y cultural.
Pues bien este asunto de si la "pérdida" de Dios nos hace naufragar en un mar en el que estaríamos perdidos por falta de referentes, es el mismo problema que plantea Nietzche en Dios ha muerto, en Así hablo Zaratustra y en otras de sus obras. ¿Desaparece la ética, porque desaparece Dios? No para nosotros los ateos, el descubrimiento de la existencia sólo conceptual de Dios es un trauma que se supera por la consciencia del universo en el que vivimos. Nuestro referente ya no es Dios, sino el soporte mismo en el que vivimos, la comunidad humana.
Así perder a Dios no es perder valores, sino concientizar el soporte mismo de esos valores en nuestra comunidad humana, en lo que es el hombre mismo. Desde hace tiempo, la propia filosofía distingue la diferencia entre Ética y moral. Entiendo la religión de mis padres, como una religión que prescribe una moral y un sistema de reglas, unas universales y otras particulares. La religión dotó de ese sistema de referentes en base o en nombre de Dios, así que no se distinguía entre que prescribía el hombre mismo y cómo era el mecanismo de "dictados" de Dios.
Nosotros los Ateos, aparecimos no en los primeros momentos de la evolución humana, sino en los periodos más recientes. Somos una aparición que requirió mucha ciencia y mucho conocimiento para que algunos decidieran dejar de tener referentes divinos. Fue una consecuencia inminente de las transformaciones del pensamiento ilustrado.
Lo que cambió con nosotros es que algunos seres humanos dejamos de ordenar el mundo en base a reglas que nos dotase la religión y preferimos asumir críticamente todo este asunto de las reglas. Unos llegaron a través del pensamiento liberal, otros por la reflexión científica y muchos más por el pensamiento socialista.
Al principio adheridos a nuestros movimientos de raíz, principalmente políticos y después poco a poco en un movimiento civil que ha tomado fuerza en los últimos tiempos. La consciencia de nuestro ateísmo es también la movilización por la tolerancia y el respeto a nuestro modo de pensar. Los ateos tenemos que ser tolerantes, porque vivimos rodeados de creyentes, somos una minoría. Pero como minoría hacemos una campaña porque los creyentes nos respeten también.
La frase del Papa Benedicto XVI de que el mundo era amoral y nada ético por el avance del ateísmo, nunca recibió tanta crítica como en el periodo de sus antecesores. Digamos los Ateos le dijimos al Papa, los Ateos somos gente decente y no tiene porqué andar por allí diciendo mentiras. El problema de la amoralidad y la falta de ética no es un problema del ateísmo. Muchos católicos son amorales y poco éticos a pesar de profesar la religión católica. Así que el ateísmo no es el referente.
Los ateos entonces han lanzado campañas muy curiosas para voltearle a los creyentes esa visión intolerante acerca de nosotros. Conquistamos nuestro derecho a expresarnos socialmente, como lo tiene todo creyente. Si ellos dicen Dios te ama, no nos molesta porque tiene buena intención, pero el creyente tiene que recibir con la misma mesura nuestras frases.
Creo que a esto se refiere Saramago, nos sostenemos en la ética, es decir los principios generales del Ethos o comportamiento humano, porque los humanos tenemos reglas inherentes para convivir, que están en nuestro funcionamiento comunitario. Cuando Aristóteles ideó la Ética Eudemediana, buscaba en el comportamiento, reglas universales que nos permitiesen a los seres humanos tenernos a nosotros mismos como referentes.
Les envío un referente curioso, experimental de un grupos de ateos tocando en casas de mormones para predicarles ateísmo. Voltear el chirrión por el palito como decimos en México.
Espero que les guste:
La parte de los comunistas se lo relato en la siguiente entrega.