Nos visitan del mundo

domingo, 22 de abril de 2012

Una oportunidad histórica. Un México en desarrollo.

AMLO cerca del triunfo.

No, aún no lo tiene y sería irresponsable confiarse ahora. Sin embargo, AMLO es el competidor que más cerca está de Peña Nieto, mientras que la candidata panista Josefina Vázquez Mota y Erique Peña nieto se dan con todo en lo que mejor sabe hacer el PAN, enlodar, decir mentiras, calumniar.

Tenemos aquí la filosofía del odio y del encono, el principio del miedo en lugar de la reflexión paciente e inteligente de las propuestas. Ya hasta el propio PRI, al que llaman los panistas autoritarios, han señalado que las campañas sucias desunen al país y siembran odios que no nos convienen. En ello, a pesar de las diferencias, los priístas tienen razón.

¿Cómo sabemos que AMLO esta en segundo lugar en una votación terciada?  Las encuestas independientes así lo arrojan, pero hay qe tener cuidado. Los sondeos en páginas web no son exactos y a veces hasta engañosos. Lo que indican las encuestas por la Web es que el ciberespacio lo hemos ganado los partidarios de la izquierda. Las concentraciones son contundentes. El PRI logra movilizar porque tiene a los gobiernos de la mayoría de los estados que desde luego canalizan recursos para llenar plazas y auditorios; AMLO las llena a pesar de que donde concurre no tiene el gobierno de su lado o la estructura oficial trabajando para él.  Donde el PRD gobierna, abarrota.

AMLOen Chilpancingo JVM en San Luis Potosí.
Los mítines de Josefina Vázquez Mota son totalmente desangelados, con muy pocas personas a pesar de que los lugares que visita son regiones dónde el PAN debería tener mucho mayor presencia. No le pasa lo mismo al PRI, el PRI si tiene aceitada su estructura territorial, por lo que no es erróneo pensar que la competencia electoral será precisamente entre Peña Nieto y el candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

En las fotos que presentamos en paralelo, vemos un estado gobernado por el PRD como AMLO abarrota las plazas y luego vemos un estado dónde tradicionalmente el PAN ha tenido presencia, San Luis Potosí, Vázquez Mota no convoca a casi nadie.

Esta situación se esta repitiendo en todo el país. Los panistas tienen mítines vacios, mientras que AMLO llena plaza donde convoca. Esto no es una encuesta, pero es una evidencia del poder de convocatoria que tienen ambos.

AMLO en Chalco, Estado de México
Sabremos que AMLO rebazó ya lo suficiente a la panista Vázquez Mota cuando los ataques del PAN comiencen y la campaña sucia empiece como una orquesta.

La campaña sucia del PAN se dirige contra Peña Nieto porque en la estrategia del PAN tiene dos aristas. Impedir que el priísta se aleje del tercio y tratarnos de convencer de que ellos y no Obrador son los que se encuentran cerca en la competencia. Este desplante se ve claro cuando a convocatoria de Carmen Aristegui, Vázquez Mota condicionó su participación al debate que sólo asistiera el puntero. Con ello, como sucedió en la elección del Estado de México, Vázquez Mota busca hacernos creer que ellos y no AMLO son los que están en la competencia.

La caída electoral del PAN será estrepitoza. Josefina Vázquez Mota se muestra como la continuidad del pésimo gobierno de Felipe Calderón. Seguirá con la matanza en la guerra de legitimación emprendida por Calderón; emprenderá la agresión contra los asalariados mediante la anulación de todos sus derechos en la Reforma laboral. En la visión de Vázquez Mota, los asalariados no son un sector que vote demasiado, por lo que sus mensajes van dirigidos sobre todo a la élite.

AMLO en Xalapa, Veracruz

Vázquez Mota busca privatizar el petróleo.

El Plan de Vázquez Mota es privatizar el petróleo, dejar que se caigan a pedazos las empresas estratégicas que debe tener el Estado, para luego rematarselas a los amigos o a las transnacionales. Enemiga de los trabajadores aplaudió la política antiobrera y antilaboral de Felipe Calderón. La visión extremista de Vázquez Mota es la desaparición de los sindicatos.

Para AMLO lo prioritario es la recuperación de los recursos naturales estratégicos. A PEMEX no la tiene quebrada el sindicato, sino la corrupción de los altos funcionarios que se han dedicado a repartir contratos de servicios múltiples a empresas españolas como REPSOL o a los familiares de ellos como sucedió con la familia Mouriño. Un país petrolero debe tener sus propias refinerías y absatecer el mercado nacional para impulsar las actividades productivas. El gobierno panista vive no sólo de los contratos a sus familiares y amigos con el cobijo del poder. También ha puesto la empresa petrolera nacional como caja chica de sus gastos ostentosos y sus salarios elevadisimos. Abandonaron brindar gasolina barata para impulsar la industria y el comercio, en lugar de ello, no sólo importan gasolina cara, sino que elevan artificialmente el costo con impuestos como el gasolinazo que mes con mes se aplica a la gasolina y al diesel cueste lo que cueste. Ese impuesto eleva los precios en cascada, pues el transporte de carga tiene elevar sus fletes y el transporte  público también. Todos pagamos los costos de un impuesto injusto y que lesiona las actividades productivas. Por eso a los panistas no les interesa hacer refinerías, porque el negocio esta con REPSOL y las petroleras norteamericanas. La legislación anticorrupción en Estados Unidos nos da a conocer de vez en cuando los sobornos que reciben los funcionarios panistas por la venta de electricidad, gas, petróleo y otros energéticos. Esto es lo que esta sangrando al país.

AMLO busca la construcción de refinerías, abatir los costos y bajar los impuestos, aumentar la actividad productiva y favorecer a los mexicanos, en lugar de las empresas extranjeras.

Construir o destruir la educación.

Y no sólo, los panistas acarician la idea desde hace mucho tiempo de cobrarles la educación a los hijos de los mexicanos. Un plan que ha mostrado sus resultados funestos en Estados Unidos.

Las instituciones financieras españolas y norteamericanas, que han tenido tanta manga ancha para cobrar comisiones e intereses abusivos solapados ahora se alían con el panismo nacional para que los estudiantes se endueden para pagar su educación. Como en Estados Unidos, se les darán préstamos del tipo hipotecario, para que los alumnos terminen pagando 30 años de su vida su educación, tengan empleo o no. De manera muy similar a como los gobiernos de Bush y Reagan endeudaron a los estudiantes allá. Muchos de los egresados de las universidades son siervos escriturados de por vida ante los préstamos que contrajeron y los intereses que les cobran.

AMLO en Jalisco
AMLO por el contrario busca ampliar a tal punto la educación pública, que ningún jóven en edad escolar se quede sin escuela. Que todos entren al Bachillerato, que se haga un censo casa por casa, barrio por barrio, para que todos accedan a la educación media básica y superior. Como en el DF, se extenderán las Becas Prepa Sí a toda la República. En el DF las Becas garantizaron que el 80 % de los estudiantes que ingresaron no desertaran. El comabte al crimen organizado es garantizar que todos tengan escuela y que la inmensa mayoría tenga trabajo, porque la actividad productiva esta funcionando.

Las instituciones de salud dejaron de funcionar.

Hace unos 40 años sólo los que no tenían de otra iban a las clínicas privadas. Los mejores médicos, las mejores instalaciones, la mejor medicina era la medicina social.

AMLO en Zacatecas
Hoy acudir al ISSSTE o al IMSS es un verdadero riesgo y sobre todo es porque no le queda a la gente otra. La atención es mala, siempre esta saturado el servicio, no es un sistema que tenga especialistas a mano, a menos que de plano no quede otra. Desmontaron los sistemas de vacunación, en las clínicas dejó de haber hace mucho servicio médico para los trabajadores en su domicilio, los ancianos dejaron de gozar de gerentólogos especializados.

La gente trabajadora se muere en hospitales por una atención deficiente, al parecer, lo hacen a propósito. ¿Por qué el Presidente, los diputados, o los senadores, los jueces no se curan en el ISSSTE? Ellos se dan por prestación seguros privados para curarse en hospitales privados o en el extranjero. El derecho a la salud es un derecho que han venido desmantelando y precarizando los gobiernos priístas neoliberales y panistas. De loco el Presidente Calderón mandaría a su mamá al ISSSTE. Si eso sucediera, en lugar de desmantelarlo y destruirlo para justificar la privatización total, estarían preocupados por mejorar los sistemas de salud. Calderón debería por Ley curarse en el ISSSTE y no en el Hospital militar. Eso lo haría más sensible a la situación por la que atraviesa la salud.

AMLO busca recuperar la obligación del Estado para dar salud a las personas. Fortalecer las instituciones en lugar de desmantelarlas. Un Estado de Bienestar en lugar de vivir un Estado fallido como el que vivimos actualmente. Por eso, quienes estamos conscientes de lo que se necesita para los habitantes del país, crecemos con MORENA. El movimiento crece respondiendo a un llamado para la reconstrucción nacional.
AMLO en Tabasco

Un gobierno de la gente para la gente.

No nos equivoquemos, la partidocracia no se derrotará permitiendo que el PAN o el PRI lleguen al poder. Lo más seguro es que esa partidocracia se reforzará y que al elimnar a la izquierda entremos a un sistema partidario muy cerrado en el que quedaremos atrapados. Los panistas aspiran a eliminar a la izquierda porque quieren un sistema bipartidista con el PRI. Esto nos revela su visión autoritaria y la intención de concentrar más poder que el que tienen ya. Son hipócritas porque no aspiran a un sistema de pluralidad y competencia, sino a un sistema de concentración del poder que anule la pluralidad.

Al elminar la pluralidad sucederá lo que ya sucede en estados mexicanos dónde o bien gobierna el PRI o bien gobierna el PAN. Los ciudadanos no tienen opciones ante un sistema que ni siquiera permite las candidaturas ciudadanas, familias regionales se apoderan de todo. Eliminando a la izquierda electoral (PRD-PT-Movimiento Ciudadano) dejarán de estar representadas las mayorías no organizadas como son los trabajadores. Una visión extremista como la que ha conformado el Consejo Coordinador Empresarial que ha mamado la ideología del Yunque, estaría muy dispuesta a eliminar todo obstáculo, pero lo que obtendríamos no sería una democracia, sino un régimen autoritario. Sin pluralismo y sin distribución del poder es demagógico hablar de un régimen democrático.

¿Por qué el proyecto Lópezobradorista o de MORENA es un gobierno del pueblo para el pueblo?

Porque no busca ni la eliminación del PRI o el PAN, sino la construcción de una República en la que cuenten todos. Pero no una república que se coloque por encima del pueblo, sino un gobierno de y para el pueblo. ¿Por qué?

La izquierda actual sostiene la necesidad de construir una democracia participativa. Esto es mecanismos del poder para fortalecer la ciudadanización y su empoderamiento. Mientras que el PAN propone un sistema representativo dónde todo dependa de la clase política.

¿Qué es esto? La visión panista es que los representantes sean los que interpreten la voluntad popular. Si los diputados estan bien, entonces el premio es la reelección. Si es malo, entonces los ciudadanos los reelevarán en la siguiente elección. Esto parece sonar bien, pero recordemos que el PAN dejó de ser un partido que aspira a una competencia normal, limpia respetando la libertad de sufragio. En lugar de ello se comportan como priístas: Canalizan recursos para dar programas sociales por votos, ya hacen las mismas trapacerías, son tan mapaches como los priístas. Poner la reelección, es darles todo el poder en prácticas clientelares y de corrupción.

El Presidente Calderón nombró a todo su gabinete entre sus amigos y correligionarios. Esto ya no sucede en las democracias, dónde esta separado el jefe de gobierno del jefe de Estado y los ministros son nombrados proporcionalmente a los votos que obtuvieron las fuerzas políticas. En la República de Weimar o en Italia, Calderón jamás habría podido formar un gobierno con el nivel de encono que sembró. No tendría la mayoría. Debería haber disuelto al gobierno y convocar a nuevas elecciones.

La democracia exclusivamente representativa esta en decadencia. La izquierda tiene un mejor programa de transformación democrática del gobierno, la democracia participativa.

El Presidente debería formar gobiernos con todas las fuerzas. Esto haría en un régimen plural, pensar dos veces, al propio Presidente antes de mentir y llegar al poder "haiga sido como haiga sido" atacar a sus adversarios gratuitamente, pues no podrá formar gobierno.

La democracia participativa implica mecanismos de involucramiento ciudadano como la Consulta. Las organizaciones ciudadanas pueden exponer sus motivos o razones y muestran las tendencias y opiniones de las ciudadanía que son diferentes a la burocracia. Pleibicito, cuando existen alternativas de política como la construcción de obras o una política de educación, se someten las alternativas a los ciudadanos para guiar al poder. Referéndum, si se hubiesen sometido medidas muy importantes como las pensiones de los trabajadores a consulta de si se hacía o no la reforma, la decisión hubiese tenido mucha más fuerza. Los habitantes del DF y las zonas del Estado de México debieron haber sido consultado en un referéndum si se extinguía o no la Compañía de Luz y Fuerza, en lugar que el autoritarismo de Felipe Calderón lo impusiera y mediante el ejercito disfrazado de policías no sólo despojara al SME de sus fuentes de trabajo, sino que le robara a los trabajadores sus pertenecias.

Un mecanismo básico que es fundamental para un gobierno democrático es el principio de revocación del mandato. ¿Cuántos de ustedes votaría porque Calderón siguiera en la Presidencia después de las barbaridades que ha hecho? La Presidencia dura 6 años, sería bueno que a los 3 nos preguntáramos si el Presidente lo esta haciendo bien o revocarle el mandaro si como Calderón se convierte en una verdadera amenaza para el país.

El IFE debe ser ciudadanizado en lugar de que este secuestrado por los partidos. ¿Sabes por qué el IFE prohibió estos spots? Es evidente que a los partidos los deja atacar a AMLO, pero quiere obstaculizar a la izquierda. Es igual con lo del debate, se lo colocaron para que no se viera mal Peña Nieto, por ello dejaron réplicas de unos minutos.

Ve los spots prohibidos en la televisión abierta por el IFE.
 


Aún con todo esto, AMLO va para arriba. Tenemos que explicar a nuestros amigos y familiares las implicaciones del triunfo del bipartidismo. No pelees, lo mejor es que entendamos que el país requiere un destino mejor a la catastrofe que vivimos. Depende de la construcción de un gobierno del pueblo y para el pueblo.