Nos visitan del mundo

domingo, 30 de mayo de 2010

Programas de la Oposición.

Programa del Partido Revolucionario Institucional, centro derecha mexicana (3 y último)

Programa económico

En México existe una cierta nostalgia por el tiempo del PRI. La propaganda panista que ataca con la cantaleta de los 70 años de "dictadura" del PRI suele tener cada vez menos efectos en la medida en que la propia ineptitud y prepotencia del PAN han mostrado las bellezas del autoritarismo panista.
Por ello el PRI mismo en lugar de reconocer que en el pasado fue autoritario y corrupto, interpela al PAN con una verdad, nosotros éramos corruptos pero al menos salpicábamos (1), lo cuál es una verdad a medias, pero que es cierta en relación al PAN, que no es populista, es gandalla, porque ellos se quedan todo, por eso reza en la conciencia popular que están estreñidos.
La población esta cansada del gobierno de derecha y cree las maldades que se dicen de la izquierda. Pero en esta nostalgia por el PRI han olvidado varias cosas:
  • El PRI repartía en periodo electoral, pero posteriormente se lo cobraba con creces a la población, mediante aumento de impuestos reducción del gasto social, etc. El PRI aprobó la elevación del IVA del 10 al 15 % en periodo de Zedillo y sus políticos llegaban pobres y se volvían millonarios, lo cuál nos indica que la repartida no fue gratuita.
  • El PRI dejó de ser lo que fue en la era de Echeverría y López Portillo, su tendencia dominante es el neoliberalismo, por lo que la política económica no variará un ápice.
  • Regresarle el poder al PRI y su carro completo, es como tirarse una piedra en los pies, desarmaría las posibilidades de revertir la respuesta ciudadana a las imposiciones por medio de que otros partidos asuman  el rechazo.
La reciente reunión del Foro organizado por Enrique Peña Nieto en materia económica reunió a los ex-secretarios de Hacienda Pedro Aspe Armella (Periodo salinista), Guillermo Ortiz Martínez (Periodo Zedillo) y Francisco Gil Díaz (Periodo de Vicente Fox Quezada).
La señal es clara, el gobierno de Peña Nieto no variará un ápice la política económica que resultado un desastre para los mexicanos, sino por el contrario la reforzará. Todos estos economistas neoliberales se oponen a los señalamientos de varios de los Premio Nobel de Economía en relación con México. Lo grave es que no habrá ningún cambio con Peña Nieto, y lo peor es que van por más.

Rematará el petróleo.

Los tres ministros de hacienda fueron claros, hay que rematar el petróleo y las empresas petroleras antes de que se acabe el petróleo.

Aspe afirmó: " "tenemos una muy mala organización, una empresa con estándares de productividad muy por debajo del mundo. Hay cosas que hace mejor la IP que el Gobierno".

Esto marca toda la intención de que el PRI en el gobierno rematará PEMEX y se lo entregará a manos privadas, lo que quiso hacer el PAN, pero no pudo.

Socializar las pérdidas y privatizar las

ganancias


Pedro Aspe Armella, Secretario de Hacienda en el periodo salinista.
Recordemos que en el periodo salinista el gobierno dio en concesión las carreteras a particulares, lo mismo que vendió los bancos a la Iniciativa Privada, ese dogma neoliberal de que "Hay cosas que hace mejor la IP que el gobierno" se reflejó en los resultados de una pésima administración de las carreteras y de los bancos en ese periodo. Carreteras y bancos en México terminaron quebrando en las manos de los particulares amigos de Pedro Aspe y Carlos Salinas. En ambos casos, durante el periodo de Ernesto Zadillo el gobierno debió intervenir en estas quiebras para regalarles a los banqueros millones de pesos en lo que eufemísticamente los neoliberales llaman rescates. El rescate carretero envió miles de millones de pesos del erario a manos privadas.

El rescate bancario fue el peor desastre económico y financiero del país en más de dos décadas. No sólo endeudaron al país con una deuda de muchas generaciones, entregaron los bancos a los gringos y a los españoles a precio de remate. El responsable de estas acciones dijo en la conferencia:

"Tenemos un grave problema energético en México, el petróleo fácil se agotó. El Gobierno gasta poco y mal [...] Los de Petrobras vinieron a aprender cómo no hacer las cosas"

PETROBRAS vino a aprender como no se debe descapitalizar una empresa como PEMEX que ha servido de caja chica del gobierno desde la administración de Zedillo, prolongando esta situación a los regímenes panistas actuales.
Ortíz mismo es el responsable de pactar junto al ex-Presidente Zedillo la elevación artificial de las tasas de interés para que el préstamo que otorgó la administración Clinton pudiera ganar  una millonaria suma en corto tiempo y a altísimas tasas. Saquearon al país, al mismo tiempo de que diseñaron el FOBAPROA que regaló el dinero a los banqueros a costa del erario. A diferencia de Obama, que recuperó las acciones de los bancos, la escandalosa actuación de Ortíz y Zedillo fue que se los dio sin que hubiera nada a cambio.
Francisco Gil Díaz en su intervención dijo que "Tenemos que romper tabúes, no podemos condenarnos a la ineficiencia", esos tabúes es que se permita que sus socios, las empresas saqueadoras de PEMEX en su periodo, a través de contratos y concesiones, se vuelvan sus propietarios. Eso significa exactamente "romper con los tabúes"

Con el cambio de gobierno al PRI, en el caso de Peña Nieto, la cosa no variará.

El PRI, después de esta intervención de sus expertos en desarrollo sustentable, no variará nada la política económica mexicana. Persistirá el plan económico, probablemente con la fuerza en el Congreso, pues aspiran al carro lleno, elevarán los impuestos como lo tenía previsto el PAN, modificarán la Ley laboral dejando en total desprotección a los trabajadores, rematará PEMEX a sus cuates en manos privadas, permitirán el monopolio televisivo y su control sobre el espectro radiofónico y de trasmisiones electrónicas. Con el poder económico de su lado, es probable que el PRI reconstruya su poderío político hasta regresar al régimen de partido hegemónico.

La ruptura pondría fin a la transición democrática mexicana con el regreso del PRI como partido hegemónico.

-------------------------------------

(1) Salpicar en el lenguaje de la política mexicano, quiere decir que repartían lo que se llevaban, el PRI establecía sistemas de clientelas que repartía entre sus correligionarios y poblaciones para atraérselas.