Nos visitan del mundo

sábado, 8 de mayo de 2010

Bancarrota de la derecha mexicana en el proyecto de nación.

Bancarrota de los programas políticos en México (3 y último).

Gobierno de Calderón, el país toca fondo

Para los que enchufamos el cerebro a la hora de las propuestas del entonces candidato a la presidencia Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, desde la campaña era claro el programa del PAN en materia de gobierno. El "Presidente del empleo" antes de convertirse en el Presidente del desempleo decía con toda claridad que pensaba aumentar los empleos sobre la base de atraer las inversiones al país. No es que el PAN y su Presidente mintieran, como dicen sus adversarios, el problema es que esa estrategia en 2006 había demostrado ya su completo fracaso.
Sin apostar por un programa de inversiones públicas y privadas internas, una reforma fiscal que financiara al desarrollo cobrándole a la nobleza mexicana impuestos, un programa serio de ahorro interno, el programa amenazaba con ser más de lo mismo. La estrategia neoliberal que había sido un rotundo fracaso con Ernesto Zedillo y con Vicente Fox se repetía una vez más. Crecimientos menores al 4 %, recesiones periódicas como la de 2002 y 2009 que han ido ahondándose cada vez más. Todo se lo debemos no a las mentiras, sino a la terquedad de Calderón y de los ilusos votantes que lo apoyaron en 2006. Los mexicanos ya deberíamos empezar a cobrarles la factura, recordarles a los que votaron a Calderón que esta pendiente el reclamo por lo que le hicieron al país.
El programa económico de México se reduce a atraer inversiones extranjeras, el Presidente de México, terco y sordo persiste en decir que la mejor estrategia económica -él es abogado por cierto y mal abogado- es convertir a México en un paraíso de atracción de inversiones extranjeras.
Esa estrategia es la que tiene al país en medio del desastre. Los resultados han sido que por más que juegue con los parámetros para atraer esas inversiones, el país no lo logra y menos logra algún nivel de bienestar para los mexicanos. Las consecuencias de tal medida son contundentes.

Proteccionismo laboral = empleo precario desempleo abierto.

Ataque a las condiciones de empleo y laborales. Reducción a los salarios, desprotección laboral, uso de los fondos de ahorro, pensión y seguridad de los trabajadores para la especulación financiera. El resultado de dicha "cultura" barbárica laboral se sintetiza en un concepto: Trabajo precario. La emigración masiva a los Estados Unidos no tiene como fuente exclusiva la falta de empleo, sino las condiciones de trabajo precario en México. Existe poco empleo en México y es pésimamente pagado. A pesar de la precarización laboral los empleos en México no son tantos, las tasas de ocupación absorben aproximadamente a un tercio de la Población Económicamente Activa PEA, los dos tercios restantes se distribuyen en la migración a los Estado Unidos, el desempleo y la economía informal.
El proteccionismo antilaboral a las transnacionales no se ha traducido en la reducción del desempleo en México, por el contrario, el desempleo abierto aumenta, a pesar de que las autoridades mexicanas trucan la cifra mezclándola con la economía informal.

Las tasas de desempleo con todo y los trucos de los gobiernos panistas son incomparablemente más altas que en el periodo salinista, la situación no ha cambiado desde el sexenio zedillista.

Economía informal, base del narcotráfico mexicano

Quitando la migración de mexicanos a Estados Unidos, que se calcula en las últimas tres décadas en más de 10 millones de mexicanos. Lo que podría llegar a sumar un tercio de la PEA, los mexicanos sin empleo se distribuyen en la economía informal y en el desempleo abierto.
México tiene una de las economías informales más altas del mundo.

Más del 30 % de la generación del PIB es producida por cerca del 35 % de habitantes en edad de trabajar. Fuera de los circuitos formales de empleo. La falta de oportunidades impacta sobre todo a la población más joven del país quienes no son integrados a los circuitos formales sino a los informales de sobrevivencia. La situación de pobreza entre los jóvenes mexicanos ha aumentado con los gobiernos panistas, cuando ya era muy mala en la época del neoliberalismo priísta.

La distribución geográfica de la pobreza provoca una migración masiva al norte del país y a los Estados Unidos. Una parte importante de esa pobreza es integrada a la actividad del narcotráfico.

La propia política de atraer inversiones al país por empleos precarios, no ha resultado en empleo formal, sino en empleo informal y ese empleo informal es la base económica para el recrudecimiento del narcotráfico en el país. Las rutas del narcotráfico son las rutas de la pobreza.

La respuesta del gobierno no es empleo formal sino militarización.

Los panistas con sus políticas económicas han sido los que han reforzado la actividad de los cárteles de las drogas. La demanda norteamericana no ha sido el único factor, el contraste es la falta de oportunidades para la juventud mexicana.
Los gobernantes mexicanos insisten en que el trabajo precario es el único factor de atracción de inversiones, un Presidente terco insistió en esta última "variable" en su reciente viaje a Alemania. No es más que la repetición de lo que empezó a decir en 2006 y lo que el discurso caduco del neoliberalismo en México dice.

Desarrollo en América Latina, alternativas.

Si los mexicanos tenemos memora, la campaña de Calderón se basó en comparaciones de lo que debía ser y lo que no debía ser. El ataque de Fox se centró en señalar el programa de la izquierda. Los mexicanos hoy podemos recoger 4 años de resultados del gobierno y podemos comparar como nos ha ido en materia de desarrollo.
Se nos decía que no debíamos ser lo que Chávez era en Venezuela y se hablaba que el candidato de la izquierda podría ser Chávez abusando de cosas incomparables como que AMLO es civil y Chávez militar, AMLO ha seguido una ruta de lucha electoral civil y Chávez experimentó un golpe de Estado y una insurrección. Que el programa de AMLO es nacionalista y democrático y el de Chávez preconiza la idea del socialismo bolivariano. Más allá del "miedo" que nos quisieron meter a Venezuela le ha ido mejor que a México en varias cosas.
La economía Venezolana es en este momento la 4a de la región, pero crece, mientras que la economía mexicana decrece, la economía de Venezuela parece ser más dinámica con Chávez que la mexicana con los gobiernos panistas.
A pesar de que Venezuela tiene índices altos de pobreza, su pobreza decrece al amparo de los programas gubernamentales, mientras que en México la pobreza mexicana crece.
El Narcotráfico venezolano existe, pero parece amenazar mucho menos al gobierno de Venezuela, es un punto de partida y no un punto de llegada con cárteles como han crecido los mexicanos.
Venezuela no ha militarizado su país para combatir el narcotráfico.

La próxima vez que nos amenacen con el fantasma de Chávez...

Así que la próxima vez que nos amenace que votar por la izquierda es votar por el gobierno de Chávez, debemos pensárnosla muy bien, porque al parecer no hay nada peor que el gobierno de Felipe Calderón.
Comenzamos a entender porqué los venezolanos dieron un golpe contra los similares de Calderón en México, estaba de por medio su país.