Nos visitan del mundo

sábado, 25 de febrero de 2012

A Calderón lo abandonan sus antiguos aliados.

Desde hace meses repite el mismo discurso. Es lo único que se podía hacer y lo que se debía hacer. Su guerra contra el narcotráfico de la que ya no sólo se desmarcan opositores, sino que incluso sus antiguos aliados, los que conribuyeron con él al fraude electoral de 2006, públicamente lo desaprueban.

Presidente mexicano Felipe Calderón
El Presidente del PAN durante su campaña, Manuel Espino se deslinda, confirma con Julio Scherer en el libro Calderón a cuerpo entero que el Presidente si tiene problemas de alcoholismo. Fue un problema durante su campaña y aún se metio en problemas cuando fue cabeza del congreso.

Los que le ayudaron a llegar desaprueban hoy su política. Se sinceran y dicen que el gobierno de Calderón ha sido profusamente anti laboral. Ha golpeado sindicatos, ha dejado a los trabajadores del país en el desempleo o con salarios muy precarios.

Y no solamente Espino, el Ex Presidente Fox lo critica públicamente por cerrarse a una sola estrategia policiaca en el asunto de las drogas en México. El clamor en México es la legalización de las drogas, el clamor es que no haya más muertos. La administración necia y sorda, sin dar oportunidad a nada. Sólo los policias y las masacres en las calles, la cuota de sangre es la única salida al crimen organizado. Pero sus apoyadores ya no están de acuerdo. Calderón va aislandose en el tema con su gabinete de seguridad. Los expertos de otros países o los expertos nacionales coinciden, es  un problema de salud, el tratamiento policiaco es el origen de su fracaso.

Pero Calderón es intolerante, duro, no entiende, no quiere escuchar. No hay más estrategia que la estrategia de las armas. No importan los costos, electorales, el desgaste del PAN como partido en el gobierno. Es insostenible que la violencia sea el camino, pero sus seguidores, cada vez menos repiten sus discursos. Poaré, Secretario de de Gobernación, García Luna, su secretario de seguridad. Todos lo refuerzan, mientras que un país con menos crecimiento, cada vez más pobre, rebazado por sus similares en América Latina, gasta a manos llenas en Helicopteros, Aviones, Vehiculos, Instalaciones, Sistemas de comunicación y cómputo, armas, policías, municiones, uniformes, salarios honerosos.

Lorena González Hernández miembro de la Policía Federal
Una comisionada de policía , Lorena González Hernández encargada de combatir el secuestro ganaba 5 mil 300 dólares mensuales mientras que una enfermera mexicana percibe 461 al mes. La enfermeta ayuda a salvar vidas humanas, la polícía federal ayudaba a una banda a secuestrar al hijo adolescente del empresario Martí, ponendo ella misma el retén dónde sería interceptado, ayudada del equipo de la policía federal. El jóven Martí fue asesinado durante su plagio.

Los vendedores de armas en Estados Unidos se benefician vendiendole las armas a los policías federales y al ejército mexicano, mientras que se las venden, como lo demostró el operativo "Rápido y furioso" a los narcotraficantes. El gobierno persiste en la coartada de decir que todos los que mueren son producto de los delincuentes, que son narcotraficantes y que es el crimen quienes provocan los muertos.

Han surgido decenas de ejemplos de que esto no es así y que la criminalización de las víctimas oculta una verdad de tortura, desaparición que no sólo opera el crimen, sino que también los órganos de seguridad como el ejército, la policía federal e incluso sicarios a la orden de políticos que aprovechando la confusión y la ineficiencia de las autoridades, asesinan periodistas, rivales y opositores, pues en México los crimenes no se aclaran.

Sin embargo, las organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional o Humans Right Watch no piensan lo mismo.

Como cualquier gobierno autoritario o dictadura militar, el gobierno de Calderón ha terminado negando la violación de los derechos humanos por su policía y ejército, corrigiendo a las organizaciones de derechos humanos llamándolas mentirosas, mientras que hace caso omiso a recomendaciones y señalamientos.Nadie espera que en el periodo de Calderón se detenga la violación de los derechos humanos y la injusticia. Las activistas de derechos humanos son asesinadas a plena luz pública y enfrente de las instancias de gobierno, sin que nadie haga nada.

El gobierno mexicano católico, presidido por Calderón de Acción Nacional ha sido llevado en su administración varias veces ante las instancias interamericanas de justicia, se le ha sentenciado en contra y sin embargo ha sido omiso en el cumplimiento. Se le ordenó que los delitos cometidos por instancias militares sean juzgadas en instancias civiles. Una sentencia de la corte interamericana que ha sido eludida con la maniobra de que hoy pudieran ser llevadas a instancias jurídicas civiles, pero sin derogar el código que permite que sean juzgados por instancias militares. Hay simulación y hay prevaricación de las leyes.

Recientemente un grupo de juristas mexicanos acusó al Presidente Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa de crimenes de lesa humanidad por el asesinato y desaparición de periodistas, activistas de derechos humanos y opositores al gobierno.

Genaro García Luna Secretario de Seguridad
Su secretario de Seguridad Genaro García Luna ha sido acusado por reportajes de la revista Índigo, de enriquecimiento inexplicable. El Zar antidrogas mexicano ha adquirido en este periodo mansiones y fincas, nadie ha sido procesado por esta situación y la periodista que ha realizado los reportajes esta amenazada de muerte.

Pero el Presidente presume que él garantiza en su gobierno la libertad de expresión. Cuando la presidencia presionó a la televisora MVS para el despido de Carmen Aristegui como dabamos cuenta aquí, en el presente blog.

Acción Nacional busca no perder la Presidencia de la República. Definió a alguien cercano a la administración del Calderón como candidata del Partido. Josefina Vázquez Mota, la antigua Secretaria de Educación y Posterior Secretaria de Desarrollo Social es la nueva abaderada del blanquiazul para contender por la Presidencia de la República. Ha afirmado que no variará la política de seguridad del gobierno y que proseguirá la guerra contra el narco. Las defecciones panistas se proyectan hacia el candidato del PRI Enrique Peña Nieto, quién al parece capitaliza los errores del Presidente.

Josfina Vázque Mota candidata del PAN
Pero Calderón emprende una campaña velada en apoyo a Vázquez Mota, cuando eso en México esta prohibido porque la tradición autoritaria y presidencialista del régimen rompe la equidad electoral. Recientemente en una reunión con banqueros afirmó que Vázquez Mota había remontado las preferencias electorales para alcanzar a Enrique Peña Nieto del PRI, tan solo arriba, supuestamente por cuatro puntos.

En realidad lo que pasa en México es que las encuestas son utilizadas como propaganda electoral y se van convirtiendo en instrumentos poco confiables al servicio de la propaganda de los partidos. Apenas en Noviembre del año pasado Vázquez Mota tenía menos de 5 % de la preferencia, contra 15 % de López Obrador, que es el candidato de izquierda y contra Peña Nieto del PRI que se situaba en más de 40 %. En unos días las encuestadoras presentaron resultados increíbles. Vázquez Mota tendría 22 % y Peña Nieto disminuiría. De acuerdo al apantallón del Presidente, Vázquez Mota se encuentra en menos de una semana a 4 % del  candidato tricolor.

Basados en la manipulación de medios, los panistas esperan inyectar muchos recursos mediaticos y alterar la situación de liderazgo de Peña Nieto el candidato del PRI. Piensan que la vista de Benedicto XVI y la ayuda de la Iglesia, en pleno proceso de campañas electorales influirá. El arzobispado mexicano violó la ley en días pasados al indicar que los católicos no debería votar en favor de los partidos que apoyan los derechos reproductivos de las mujeres, lo que alude directamente a la izquierda mexicana. Por lo que se espera que la visita de Benedicto XVI sea utilizada electoralmente por el partido que se dice católico y que piensa que la Iglesia intervendrá a su favor.

La derecha y el centro, sin embargo ya no se alinean con el Presidente Calderón, apuestan que la ruptura con el mismo es lo más deseable, por lo que el Presidente se va quedando solo. Su estrategia de criminalizar a ex gobernadores priístas, usando a la PGR puede ser un boomerang. Si los priístas llegan al poder, los panistas podrán irse preocupando de que la situación de sus negocios será revisada por el próximo gobierno y que se hallarán muchas irregularidades que hasta el momento han permanecido en la impunidad. El ojo por ojo de un gobierno priísta mueve a la inserguridad de los funcionarios actuales. Si la izquierda llegara al gobierno, esta también un saldo pendiente pues se revisarán las cuentas con lupa.

En días pasados también la Auditoría Superior de la federación ha encontrado una gran cantidad de irregularidades en la cuenta pública del gobierno federal. Se sabe dónde están los problemas, sin embargo la ASF no tiene el filo suficiente para castigar a aquellos funcionarios panistas que han incurrido en abusos y menos si la Procuraduría General de la República es un organismo controlado por el gobierno actual. Un traslado del poder a otro partido y la PGR dejará de proteger políticamente a los miembros del gobierno.