Nos visitan del mundo

sábado, 13 de marzo de 2010

Los temores del PRI y del PAN. El escándalo de su alianza.



El zafarrancho se veía venir, el Presidente de la República cobijó a través de su Secretario de Gobernación (Ministro del interior) Fernando Gómez Mont el pacto por medio del cuál, PRI y PAN pactaron en lo "oscurito" bloquear toda posibilidad de alianzas con la izquierda electoral mexicana. ¿A cambio de qué? El PAN le solicitó al PRI la aprobación del paquete fiscal 2010 en el que aumentaron el IVA del 15 al 16 % y el Impuesto Sobre la Renta del 25 al 30 % para todos los que ganaran más de  10,000 mil pesos mensuales, (Unos 500 euros al mes).

Las Presidencias de los Partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional firmaron el pacto, ni más ni menos que en la Secretaría de Gobernación. Cesar Nava y Beatriz Paredes convinieron no promover alianzas con partidos alejados de su programa e ideario político.

La preocupación por la "pureza" de las alianzas, en realidad tiene un objetivo común, evitar que el PRD pudiese incidir en el proceso electoral el Oaxaca, dónde el grupo de Ulises Ruiz se encuentra en la tablita y proteger al candidato Presidencial mejor posicionado del PRI, Enrique Peña Nieto.

El escándalo es evidente, por intereses electorales, el PRI y el PAN sacrificaron el ingreso de los mexicanos cautivos en el padrón fiscal aumentando de manera ex orbitada los impuestos. El PRI, con mayoría parlamentaria se sirvió con la cuchara grande al asignarse los aumentos hacia las gubernaturas y el gasto corriente, lo que se traduce en sus campañas electorales.

Todos sabemos en México que las familias de millonarios que manejan el país no pagan impuestos, México recauda alrededor del 11 % del PIB y todo se concentra en el padrón fiscal en el que trabajadores y clase media pagan por igual, mientras que los grandes grupos familiares no sólo pagan menos impuestos, sino que se los regresan por lo que se calcula que mientras la elite mexicana paga 1.5 % de impuestos, los mexicanos de clase media tienen que entregar más del 30 % de sus ingresos.

Ello explica la alianza de los dos grupos que controlan la televisión y la mayoría de la Radio, con Enrique Peña Nieto, el candidato mejor posicionado del PRI al gobierno federal.

La alianza del PAN con el PRD en Oaxaca terminó en un zafarrancho en la Cámara de diputados, dónde la Presidente del PRI y el Presidente del Pan se dieron hasta con la cubeta.