Nos visitan del mundo

domingo, 11 de septiembre de 2011

Esfuerzos para fragmentar a la izquierda mexicana.

Ebrard y su novia, como en la campaña de Peña Nieto
Desde el poder se ha hecho todo lo posible por fragmentar a la izquierda electoral mexicana. ¿Quién ganará con ello?
La trayectoria de Marcelo Ebrard se va definiendo con claridad. Se ha hecho todo lo posible por evitar una fractura y que los tres partidos de izquierda registrados 1 lleguen unificados a la contienda en 2012. Hasta hoy, la campaña de ataque contra el lópezobradorismo 2 había sido producto de la acción de la corriente "Nueva Izquierda" conocida mejor como los chuchos.

Ebrard se había mantenido al margen de la disputa, pero atrincherado en la perspectiva de que él y no López Obrador fuese el candidato por el PRD a la Presidencia. Este hecho ha sido leído dentro del equipo lopezobradorista como una traición, aunque el propio AMLO ha sido prudente y ha manejado de tal forma las negociaciones que existe un pacto sobre cómo se definirá esta candidatura unificada a la Presidencia del país.

Desde mi perspectiva lo que esta sucediendo es un proceso de decantación de la izquierda. La polarización de Ebrard y de Manuel Camacho, aunque dentro de la izquierda, decanta a los miembros de la ciudad que apoyaron a Salinas durante la administración del propio Camacho Solís. El propio Camacho ha sido señalado como responsable por haber llevado una pésima labor de vigilancia de las casillas electorales, en el movimiento más amplio que la izquierda logró reunir para una elección. La ciudadanía que apoya a Obrador, deberá hacer valer su consenso y la jugada de Ebrard quedará fuera.
Marcelo Ebrard y Manuel Camacho en su periodo salinista.
La defección de Ebrard por otra parte es un tapón de boca a quiénes, desde el panismo, habían venido sosteniendo las inferencias erróneas de que porque Ebrard y Camacho pertenecieron al círculo de Salinas en el gobierno de la Ciudad de México 3 AMLO, que rompió con Salinas desde el FDR, era también de ideología salinista. Eso ya se acabó, se ven claras ya las diferencias y la posición de Ebrard que se había alimentado del apoyo lópezobradorista terminó.
El reciente escándalo de nepotismo en el gobierno de la Ciudad de México, pone en aprietos a Ebrard. Contrató a la ex embajadora de Honduras, representante del gobierno de Celaya como funcionaria en el GDF en con un sueldo de 70 mil pesos. Posteriormente la ex embajadora contrajo relaciones sentimentales con el jefe de gobierno.
A ese se suma la escandalosa posición que Ebrard asumió en el informe del Presidente Calderón, al que no sólo lo avaló con su presencia, sino que además aplaudió. Quiénes dentro de su partido se atrevieron a reclamar, fueron cesados como fue el caso de su Secretario en el gobierno Martí Bartes. Hoy ya se habla de un pacto entre Ebrad y Calderón, para que sea Marcelo y no Andrés Manuel el que contienda por la Presidencia. La izquierda tiene que llegar unificada a 2012, pues de lo contrario no podrá llegar a abrigar la más mínima esperaza del cambio que todos deseamos en el país.

Se habla de un pacto Ebrard - Calderón
Este primer paso difícil, deberá posteriormente llamar a los sectores que apoyaron a Ebrard a sumar de nuevo esfuerzos para apoyar la candidatura de AMLO con todo. Las dificultades de una elección dónde ahora se trata de alcanzar a los punteros en las encuestas, requiere de una reacción social de la magnitud suficiente para darle el giro a las preferencias electorales y que López Obrador sea el presidente en el 2012.La izquierda social deberá también evitar fraccionarse. Todos tienen el resultado de lo que sucedió en 2006, cuando la "Otra campaña" le hizo queriendo o sin querer el esquirolaje a López Obrador, lo que facilitó la labor del PAN y de Vicente Fox para que el fraude del 2006 impidiese la llegada de Felipe Calderón, como todos sabemos. Todos sabemos los resultados de haber titubeado en el apoyo para desplazar a la derecha. La elección de 2012 debe ser un referendúm para que la población decida si quiere aún a la derecha en el poder o se anima a un gobierno de izquierda. Al parecer entre todas las posturas de la izquierda hay el deseo de que la derecha no siga en el poder.

------------------------------------
1 Los tres partidos registrados de izquierda son: el Partido de la Revolución Democratica, PRD. El Partido del Trabajo PT y Convergencia Democrática CD. El PRD se conformó con la escisión del PRI en 1986 que dio lugar al Frente Democrático Nacional o FDN. Los priístas que se escindieron no estuvieron de acuerdo con los planes neoliberales del salinismo y se separaron del PRI; La otra fracción que lo configuró fue el Partido Mexicano Socialista que es resultado de la fusiónd el PSUM (ex partido comunista) y el PMT (Partido que venía del movimiento de liberación nacional).

El Partido del Trabajo o PT se configura de varias fuerzas que eran independientes al Partido Comunista Mexicano como el Movimiento Comunista Espartaco y la izquierda universitaria extraparlamentaria, el movimiento popular como el Comité de Defensa Popular de Chihuahua que había conformado la maoísita Organización de Izquierda Revolucionaria-Línea de Masas OIR-LM.

Convergencia Democrática que es el partido que fundó el ex-priísta Dante Delgado, ex gobernador del PRI en el estado de Veracruz.

2 El lópezobradorismo es el movimiento social y de izquierda encabezado por Andrés Manuel López Obrador AMLO en 2006 que obtuvo más de 15 millones de votos y que fue despojado de la Presidencia por un fraude electoral. El ataque a López Obrador por parte del monopolio controlado de los medios de comunicación y el gobierno demócrata crisitano desde 2005 no ha cesado. Impusieron al líder del PRD a través del Tribunal electoral para que los minara y lo expulsara del PRD, minaron las candidaturas de su movimiento con maniobras como la que el tribunal hizo en Iztapalapa. A pesar de ello la maniobra fue derrotada. Se ha intentado que Marcelo Ebrard lo desplace de la contienda con todos los apoyos desde el gobierno. Es probable que si la maniobra gana en el PRD, Obrador se desplace al PT y a CD para fortalecer en ellos un nuevo polo de izquierda electoral.