Nos visitan del mundo

lunes, 27 de agosto de 2012

No hay jueces en casas de cristal en México.

Las instituciones que nos deja Felipe Calderón.

Los jueces como personajes.

Algunos de ellos ganan cientos de miles de pesos mensuales, centenas porcentuales en comparación de los más humildes trabajadores que lo hacen todos los días. Reciben bonos, emolumentos, grandes prestaciones. Los que son la cabeza del poder judicial, ellos mismos los procuran, se los asignan. Pero ellos no son tan autónomos como pensamos, vienen del favor del Presidente. En México, este mecanismo es el que impide que existe un poder judicial autónomo. Algunos de ellos quieren responderle al pueblo de México, otros son viles panistas con ideología obtusa y simulando un derecho que manejan en favor de intereses grandes. Los pequeños no gozamos del alegato de oido, sólo los grandes, los poderosos, los que no necesitan el amparo del poder judicial, porque ellos lo tienen todo. Poco a poco el poder judicial se llena de apellidos comunes, en diferentes tribunales. Nosotros no tenemos un juez Balthazar Garzón, tenemos puros Luna Ramos o jueces Azuela.
 

La ideología dominante y el interés personal.

¿Por qué Margarita Luna Ramos votó en contra del aborto? Es mujer, es una jurista capacitada y sin embargo esta en contra de las mujeres porque cree ideológicamente en dogmas religiosos, tiene vínculos conservadores y no respeta a quiénes son pobres y tienen situaciones verdaderamente lamentables. Ella se sube a su auto, le ordena a su chofer que la lleve a su casa y que se pudra el mundo. Total quedar bien con la Iglesia y con sus dogmas no comulga con el Estado laico, ni con la Academia Mexicana de la Ciencia. Apoyar la anticientífica "Concepción" de la "Vida" en contra de las mujeres, para enviarlas a prisión por decidir en su propio cuerpo, es en el fondo quedar bien con sus creencias y sobre todo con la poderosa institución de la Iglesia católica apostólica romana, con la jerarquía. ¡Vaya Estado Laico! y ¡Vaya Juez! con un enorme salario a costa del erario.
 
Quedar bien no es ir en favor del interés general, pero ¡eso que importa! Nadie podrá bajarla hasta que concluya su periodo, se irá jubilada con enormes emolumentos y con el reconocimiento del poder. ¿A cuántos ciudadanos sin protección dejó al desamparo para escuchar a los poderosos e imponer una autoridad justificada en el derecho constitucional? ¿Cuántas vidas se truncaron esperando el rescate de la justicia y la protección contra el poder omnipresente del Estado? ¿Todos se resolvieron como la "defensa" de la "vida" desde la concepción? ¿Cuántas veces vulneraría derechos? La no aplicación de la retroactividad de la ley o el derecho a la educación? ¿Cuántas?
 
¿Es una cuestión académicamente legal o es un asunto de conveniencia e ideología política? Esto es México, ven y en México como en el caso del Juez Balthazar Garzón en España, existen otros jueces que se abandonan a sus ideologías, a sus intereses. Por eso el Juez Garzón fue condenado por supuestamente prevaricar la justicia. Condenado por otros jueces de corte franquista, una ideología no extraña y acogida por los primeros panistas en contra del cardenismo.
 
En México tan alejados del franquismo, pero tan cercanos al panismo, tenemos que aguantar a los jueces que nos legó el Partido Acción Nacional. Ya lo logramos sacar del poder, pero nos han legado a sus jueces, a sus parlamentarios y a muchos de sus funcionarios. Pero no existe sólo esa Luna Ramos, da la casualidad que en el Tribunal Federal Electoral existe otro Luna Ramos, se trata del Magistrado Presidente del TRIFE, Alejandro Luna Ramos. ¿Serán hermanos? Este es el que declarará que no hubo fraude, o que este no será suficiente como para que Peña Nieto no obtenga el poder.
¡Qué bonita familia! Y todo una herencia del sistema panista que ya se va.Pero no importa, nos deja a este tipo de magistrados asegurados, funcionando para que el poder, los poderosos no tengan problemas. Y así quieren que mantengamos un respeto por los tribunales de este país. ¿Qué puede esperar un ciudadano común en este sistema tan "democrático"? Con estos jueces tan preparados y tan justos.
 
Todos sabemos lo que ocurrirá en el fallo del tribunal en septiembre, me gustaría que me sorprendieran, que me callaran la boca con una sorpresa, pero eso no ocurrirá, más bien todos sabemos que esto será como esta anunciado. Y lo sabemos no porque concuerde la justicia con las leyes, sino porque todos seabemos como se cocinan desde la omisión del poder la necesidad de un México democrático.
 
Lo siento, estoy en mi derecho de no creerles, de no creer en su justicia, no creer en su congurencia, de no creer que el Estado y en particular el poder judicial, saldrá a la defensa de la democracia en nuestro país. Por eso a pesar de que tienen el poder, no tienen el reconocimiento de los ciudadanos, comunes y corrientes como yo, que nos veremos afectados por sus decisiones. Tienen el derecho, tienen el poder, pero jamás tendrán nuestra voluntad. Ellos lo saben y no les importa, porque en el fondo nos desprecian.
 
En México, la dictadura de las instituciones corruptas se impondrá. Un partido puede gastar millones sin que sean molestados, investigados, sin que a los jueces les importe un bledo la suerte del pueblo. No pueden exigir que ellos nos importen a nosotros, los ciudadanos de este país. No les tememos y no olvidaremos jamás lo que nos han hecho.