Nos visitan del mundo

miércoles, 5 de diciembre de 2012

El cobre de Marcelo Ebrard, ExJefe de Gobierno del DF.

El giro a la derecha del gobierno de "izquierda" de la Ciudad de México.

Marcelo Ebrard no proviene de la izquierda, proviene del salinismo. Un servidor, en lo personal, no votó por él. El viraje a la derecha de Ebrard fue muy claro cuando en abierta colusión con las autoridades federales organizó a sus policías para efectuar una redada abierta contra los indignados mexicanos del  Yo soy 132 y de sus antiguos correligionarios de MORENA. Es falso que se haya montado una provocación contra el gobierno del DF. Lo que es evidente en la gran cantidad de vídeos y fotografías es que la policía del DF efectuó arrestos tipo redada de manera indiscriminada, arbitraria, violando los derechos humanos de las personas y su derecho a la manifestación.


Yo acuso a Marcelo Ebrard de atender las peticiones de sus antiguos amos, el regreso del PRI y sobre todo el antiguo jefe de su jefe, Camacho Solís, Carlos Salinas de Gortari. La mayoría  de los arrestos los efectuaron miembros del cuerpo de granaderos del DF, quiénes se ensañaron con los jóvenes universitarios en arrestos indiscriminados y arbitrarios. Colaboraron con ellos la policía bancaria e industrial y la policía auxiliar del Distrito Federal. Lo poco que habían ganado los policías del DF fue echado a tierra en un solo día, el primero de diciembre de 2012.

La policía del DF esta manchada, le hizo el trabajo sucio al gobierno federal con sus redadas y la vieja coartada de meter policías vestidos de civil para romper vitrinas, al más antiguo modo de 1968, para después realizar las cargadas indiscriminadas y arrestar a los que estuviesen a su paso o alazaran la voz frente a sus arbitrariedades. Repudiamos a esta policía llena de violadores de derechos humanos. No nos creemos lo de la conspiración y la provocación contra el gobierno del DF. Creemos en lo que esta muy claro: Es un operativo militar consciente, con objetivos, estrategia y una operación definida. Atacar a MORENA y al movimiento 132 por ser inconveniente a los antiguos amos de Ebrard.

La bancarrota moral e histórica del Partido de la Revolución Democrática.

Con las acciones del 1° de diciembre de 2012 y las pretensiones de Ebrard de ocupar la Presidencia del Partido de la Revolución Demorática, con la salida de Andrés Manuel López Obrador del PRD es muy claro el giro a la derecha del PRD quién de ser un partido de centro izquierda, se movió hacia las posiciones priístas de centro derecha.

El PRD jamás fue un partido socialista, ni perteneció a la izquierda histórica mexicana. Fue la fusión de la izquierda electoral mexicana reformista con el nacionalismo revolucionario cardenista salido del PRI; el Nacionalismo Revolucionario rompió con el PRI porque el "Nuevo" PRI a su vez es un viraje del gobierno de centro derecha a la derecha con el neoliberalismo y la aceptación del consenso de Washington. Así el Nuevo PRI se pasó de posiciones socialdemócratas de derecha al neoliberalismo mundial.

El PRD representó la resistencia de la socialdemocracia mexicana de centro izquierda, electoral contra el antinacionalismo priísta y panista. Un partido heterogéneo con una gran cantidad de posiciones e historias diferentes. Hoy debemos decirlo claro, el PRD no representa más a la izquierda mexicana electoral, su papel es claramente de derecha, a pesar de que el voto a la izquierda los haya favorecido en 2012.

Los hechos del 1° de diciembre de 2012 marcan con claridad su abandono a las posiciones de izquierda en México y su colaboración con las fuerzas federales en la represión. Esta represión no sólo incluyó a la policía bajo su mando, sino también a los ministerios públicos y jueces que participan en los procesos que se les siguen a 62 jóvenes. Ni un solo policía ha sido procesado, a pesar de que los abusos contra la juventud mexicana es evidente, documentada y llena de arbitrariedad. Toca a la autoridad seguir de oficio tales abusos.

Salvo algunas excepciones, la mayoría del PRD guardó silencio o deformó los hechos. Se han puesto en la posición de que la ciudadanía no debe seguir votando por ellos y fortalecer fuerzas emergentes que se construyan de abajo hacia arriba como el Yos soy 132 y MORENA. De abajo hacia arriba porque MORENA no ha dejado de caer en los viejos vicios y viejos esquemas del PRD, sus prácticas y sus aparateos. Por esa razón yo no me uniré a MORENA a pesar de que he participado en ella en el proceso pasado.

Lección que aprender.

Los españoles no debieron votar por Rajoy en contra del PSOE. Hoy vemos la misma actuación o peor en el PRD que en el PP español. En España la gente debería volcarse a Izquierda Unida o a opciones emergentes de la izquierda, mientras que en México debemos construir alternativas con aquellas fuerzas que abandonen las prácticas caciquiles y clientelares, las viejas prácticas del PRD. Construir una izquierda de abajo hacia arriba con posibilidades de toma del poder y de desplazamiento de los gendarmes de la elite llamense Vázquez Mota, Peña Nieto o Marcelo Ebrard. La división de la Ciudad puede arrojar el regreso del PRI a la misma o el montaje del PAN. Durante el castigo a los chuchos en 2009, la ciudadanía del DF tuvo claro quiénes son las fuerzas que no debemos encumbrar. En 2012 los chuchos se favorecieron de la elección apoyando falsamente al lopezobradorismo. Hoy dan su verdadera cara y montados en el aparato le dan la espalda a la ciudadanía firmando un pacto falso, mediático y que asegura la colaboración de ellos mismos este primero de diciembre.

Lo peor que pueden hacer los ciudadanos es dejar solos a los jóvenes arrestados arbitrariamente. Dejemos de creer en los medios electrónicos mentirosos y colaboradores con el régimen estatal y federal. Apaguemos las radios de los locutores perros que repiten los boletines que les envía goberación. Fortalezcamos con nuestra escucha y nuestro apoyo las opciones independientes de periodistas y comunicadores que cuidan decir la verdad.

Condenemos al gobierno de la Ciudad de México y señalemos a los responsables de la represión.