Nos visitan del mundo

miércoles, 13 de enero de 2010

Guerra contra la pobreza o guerra contra los pobres en México.

Las escenas de tiroteos en las calles de México es cotidiana, la guerra del Presidente Calderón ya lleva 15 mil muertes. La guerra al narcotráfico no es una guerra contra el dinero de los mismo, sino contra su estructura de mando y en contra de sus hombres de hasta abajo. Aquí como en Colombia, es contra la producción, no para terminarla sino para disminuirla, no se soluciona el problema para el consumo. Las víctimas miles de personas en el medio rural.

Es un tema peligroso que lleva cientos de periodistas muertos. Los derechos humanos prácticamente han sido borrados en la impunidad, falta de investigación y sobre todo de las muertes de miles de pobres que o han sido involucrados o han sido asesinados por no colaborar con los narcotraficantes o por no tener opción más que la protección del narco. Miles de comunidades no pueden gobernarse más que por el nuevo cacicazgo.

Con esta guerra la militarización del país se viene justificando y a la vez el partido en el poder, Acción Nacional no cesa en desaprovechar la fuerza militar para dar golpes a los trabajadores, campesinos, estudiantes y ueblo. El caso más reciente de la guerra es la que lleva a cabo el gobierno contra el Sindicato Mexicano de Electricistas.

Expropiados de su fuente de trabajo por los intereses que desde el gobierno quieren imponerse para privatizar el sector y vender la fibra óptica que tenía la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, antigua prestadora del servicio y de corte paraestatal.

La Policía Federal fue un cuerpo creado por el gobierno y ha sido utilizado en todas las represiones contra estudiantes, campesinos y trabajadores del país.

Contra el Sindicato Mexicano de Electricistas.

Contra los Campesinos de San Salvador Atenco:

Contra los estudiantes de la UNAM:

Contra el pueblo de Oaxaca:

La policía federal se formó con un segmento del ejército que venía fundamentalmente de la Policía Militar, en pocos años se ha constituido no sólo en la fuerza que combate al narcotráfico, también es la fuerza de represión contra el movimiento popular en México.

Revisese los reportes de derechos humanos sobre México en Amnistía Internacional.