Nos visitan del mundo

lunes, 4 de enero de 2010

¿Qué hacer por el país?

Toda la conversación que he reseñado en el post anterior surgió ante una pregunta ¿qué se puede hacer por el país? y una previa ¿cómo ves el país?

Mi respuesta fue clara y precisa, se requiere un nuevo pacto nacional y un nuevo Estado. La construcción de una redistribución del poder. Para ello es necesario desalojar a Acción Nacional del poder. Castigarlo electoralmente,

Pacto Nacional.

La reacción de la gente es entendible, votan por el PRI para castigar al PAN e intentan regresar atrás las cosas. En principio no esta mal, Acción Nacional es ya un enorme riesgo para el país, casi que cualquier cosa es necesaria por lo mal que lo han hecho.

Pero votar tan masivamente en favor del PRI, si bien castiga al PAN, pone todos los huevos en una canasta, lo que es muy malo para el ejercicio plural de la ciudadanía y el control de los partidos por los ciudadanos.

Como ha señalado Lorenzo Meyer, el PRI recibió muchos votos sin haber hecho nada en realidad por ellos. No ha dado muestras de dejar de ser corrupto, ni de postular un claro programa social demócrata que modere los excesos de acción nacional, ni proponer una legislación progresista que mejore las condiciónes y la presión de la población.

La mayoría priísta en el Congreso volteó la espalda a la población al aprobar el 16 % de IVA y el 30 % al ISR para la mayoría de los ciudadanos que son los que pagan impuestos. El PAN por su parte ha venido dando golpes con los incrementos en los combustibles, el gas y los servicios. Una parte muy grande del presupuesto en disputa servirá para que los gobernadores gasten a manos llenas y "ganen" las elecciones.

Así que la reciente acción de los ciudadanos de darle al PRI la mayoría de la Cámara, les salió contraproducente. El propio Acción Nacional apuesta que su debacle sería menos si el PODER regresa a las manos del Revolucionario Institucional.

Lo que teme el PRI y el PAN es que pudiese subir la izquierda, porqué entonces los privilegios y el poder tendrían que ser matizados. Por eso se han lanzado a fondo contra el lopezobradorismo, contra el que han empleado todos los medios de comunicación, dinero, compra de opositores, etc.

¿Cómo construir un pacto nacional? Castigar a los partidos que se opongan a una reforma política a fondo que incluya:

a) El establecimiento de dos vueltas electorales.

b) La real ciudadanización de los organismos electorales.

c) Otorgar una autonomía y vigilancia ciudadana al poder judicial.

d) Crear un jefe de Estado y un jefe de gobierno y repartir el poder ejecutivo de acuerdo a los resultados.

e) Desmonopolizar los medios de comunicación, permitiendo la creación de medios mucho más plurales y menos adictos a los mandatos de los monopolios.

En tanto no se vislumbre una salida clara, se debe dar un voto repartido, los más repartido posible cuidando fortalecer partidos pequeños con la consciencia de quienes son sus aliados. Jugar a la abstención es fortalecer al PRI, pues este partido cuenta con la mejor fuerza territorial y el voto duro del país. Mejor que abstenrse sería generar un cambio por medio de una revolución, el dejar hacer en este contexto es una salida poco clara.