Nos visitan del mundo

domingo, 6 de febrero de 2011

Derecho de expresión y los medios de comunicación

Veamos los ángulos del ejercicio de la prensa en México.

Una periodista interpela a Gerardo Fernández Noroña en una entrevista sobre el incidente en la cámara y le dice que si se siente iluminado. Gerardo Fernández le responde la interpelación acusandola de ser defensora de Calderón. Llamar "Iluminado" a un lopezobradorista, es repetir la forma como los miembros del Partido Acción Nacional, descalifican a sus opositories en México.
El ejercicio del periodismo debe ser neutral, nadie que quiere la respuesta de un entrevistado puede atacarlo con opiniones políticas de un punto de vista contrario. La periodista que lo entrevista no es neutral. Si bien Gerardo Fernández se exaspera y cae en su provocación, existen elementos para que se dispare la respuesta.

Desde 2006, he insistido, el PAN ataca al lopezobradorismo diciendo que es un discurso iluminado, queriéndolo ridiculizar mediante un mecanismo oscuro y poco democrático. Los calificativos de mesías, iluminados, son propios de los empleados por la inquisición en el oscurantismo del antiguo régimen, para amenazar, descalificar y señalar a sus víctimas.

Es ridiculo que cualquier hombre sea un mesías, porque para el cristianismo el único mesias es Jesucristo. Así que cualquier hombre que se atreva a hablar del futuro, de la esperanza, debe ser condenado porque el único Dios es Dios y el único mesías es Jesucristo.

Es por eso que debemos insistir que los panistas dejen de faltarle el respeto a las religiones y dejen de mezclar los conceptos religiosos con la política. Cada quién puede tener las creencias que guste, pero mezclar descalificaciones religiosas con política es algo que le falta al respeto a la religión y se convierte en un utilitarismo inmoral.

Herejizar las propuestas del lopezobradorismo es utilizar la religión para la política. Decir que Gerardo Fernández Noroña se siente iluminado porque expresa críticas al Presidente, es una perversidad de quién no ejerce adecuadamente el periodismo.

¿Por qué no ir al centro del debate? El centro del debate es si se pueden restringir la libertad de expresión en la cámara usando mayorías paralmentarias contra las minorías.

El centro del debate es si puede haber una percepción distinta, si se pueden plantear cambios a la forma actual de conducir al país. La periodista no debió preguntar si Gerardo Fernández se sentía ilumninado, sino si tenía una posición diferente en relación a la conducción del país. Contrastar a través de preguntas, las opiniones diferentes, pero no asumir como lo hizo esta "periodista" la indignación por las opiniones de quién esta entrevistando.

¿Quién esta de acuerdo con la conducción del país por parte del gobierno calderonista? Un servidor no podría definir si realmente el Presidente tiene o no problemas de alcohol. Es un rumor que se ve en la red, pero que en realidad no estamos en la capacidad de constatar. De ser cierto, sería muy grave. No sólo están los rumores de quienes elaboran vídeos o escriben artículos contra Calderón, recordemos que en alguna filtración de Wikileads la Secretaria de Estado norteamericana se refería a las presiones de Calderón y sus dudas sobre si sabría manejar el stress. ¿A qué se referiría la Sra. Clinton? En todo caso, se sabrá la verdad después del sexenio panista con toda seguridad.
La periodista puede escribir lo que guste en su medio, en la entrevista, sinceramente se mostró poco profesional.