Nos visitan del mundo

sábado, 19 de febrero de 2011

Florence Cassez, el Waterloo de la política exterior panista.

Vicente Fox Quezada, el primer presidente panista terminó torpedeando la imagen exterior de México ante América Latina, al presentarse en una de las reuniones Iberoamericanas como defensor del ALCA y de los intereses de George Bush en América.

Cachorro del Imperio fue el mote que se llevó de parte de Hugo Chávez, pero no sólo fue rechazado por él sino por Bolivia, Chile y Brasil. El cono sur, eje central del MERCOSUR destruía en mil pedazos, la imagen del México de la doctrina Estrada.

El propio Fox terminó con décadas de buenas relaciones con Cuba al involucrarse como principal responsable del "Comes y te vas" con el expresidente Fidel Castro. Lo invitó de nuevo a una cumbre americana de jefes de Estado y tratando de evitar el conflicto de que el Presidente George Bush se encontrara a Fidel Castro, de una manera burda Fox le sugirió que se retirara antes de la llegada del Presidente de los Estados Unidos. El escándalo surgió en el momento en que el gobierno foxista desmintió que hubiera corrido al Presidente de Cuba, poniendo al gobierno de Castro como mentiroso. Bastó que el propio Castro mostrase las conversaciones con Vicente Fox, para demostrarle que el mentiroso había sido el propio Presidente mexicano, panista, en funciones.

En dichas grabaciones se muestra como el Presidente Fox le dice a Castro que permanezca antes del arribo del Presdiente Bush y que se retire después de la comida. Este célebre "atino" de la política de entreguismo político con el que se han distinguido los panistas fue exhibido por Castro contra Fox. Marín, el director de milenio lo retrató con el encabezado de Milenio que se volvió celebre: "Comes y te vas".

Felipe Calderón Hinojosa no canta mal las rancheras. La actual crisis provocada con el gobierno francés tiene que ver ni más ni menos con su desacertada política de "combate" contra el crimen organizado. ¿Qué tanto la postura del Presidente Sarkozy es avalada por los franceses y su clase política? Al recorrer la prensa francesa, que también tiene lo suyo, el saldo es de derrota para el gobierno mexicano. No sólo el gobierno y el influyentismo de Bernard Cassez, amigo de Sarkosy pesan en la balanza como para que el gobierno en su conjunto rechacen a la justicia mexicana. En días pasado las municipalidades del Partido Socialista Francés se declararon en abierto boicot contra México por el asunto Cassez.

En la Prensa francesa se presenta el caso de Florence Cassez como el típico caso de un montaje policiaco de Genaro García Luna, quién tuvo el tino de montar una escena de arrestos con la AFI contra los secuestradores, en repetición instantanea. Es decir, después de arrestar a Florence Cassez y a su "novio" Israel Vallarta, de la banda Los Zodiaco, repitieron los arrestos, pero ahora para las cámaras de televisión, dónde se ve a la francesa arrestada por los heroícos elementos del cuerpo policiaco desaparecido. Al principio le dijero que no la involucrarían, después de manipular las imágenes para el vídeo, no pudieron echarse para atrás y comenzó la presión para que se declarse culpable.

Un tema muy sensible para los franceses, la violación de los derechos humanos y el fundamento de la presunción de inocencia. En México sabemos como las policías se las gastan y sabemos de las debilidades del sistema jurídico mexicano. También conocemos del apoyo de Felipe Calderón a Genaro García Luna.

La justicia mexicana habla de testimonios de gente secuestrada por Cassez y su novio que la señalan como una de las integrantes de la banda, así como las declaraciones de gente de la propia banda que la involucran. Pero nada de eso parece tener valor probatorio para las autoridades y prensa francesa que califican el hecho como un affaire.

La Prensa francesa no sólo pone el acentro en el montaje para las cámaras, sino también en dos elementos que pesan mucho en la opinión pública francesa: La justicia mexicana no opera bajo el principio de presunción de inocencia y fue sentenciada a 60 años de prisión. Así que el ejercicio periodístico francés juega con argumentos Ad misericordiam en los que una pobre mujer jóven, francesa es sentenciada a 90 años por una troglodita justicia mexicana que tiene prisión perpetua, que es equivalente a la pena de muerte, por un delito que en Francia alcanza una penalidad de 20 años. Los jueces mexicanos redujeron de 90 a 60 años la sentencia, lo que en esencia sigue siendo la misma barbaridad.

Recordemos que en México, la clase política mexicana promete endurecimiento de las penas contra delitos como secuestro y asesinato, aumentándolos por encima de los 50 años. Esta política errada que no combate la impunidad, es ahora vista en Europa en lo que es, una barbaridad. Así que el coctel se junta: Un motaje policiaco por el jefe policiaco más favorecido por el gobierno de Calderón, sentencia a una ciudadana francesa, inocente, a una pena despropocionada. El resultado es que el gobierno francés conmina al gobierno mexicano a poner fin a esto que ellos consideran una injusticia, provocando la más seria controversia y crisis diplomática con el segundo país de la Comunidad Económica Europea.

Aislados de América Latina y ahora aislados de Europa, se puede decir que el saldo de la política exterior del Partido Acción Nacional es el naufragio.

Si Cassez es inocente o culpable, pasa a segundo término, en la descalificación frontal del gobierno francés, de manera oficial al gobierno y la justicia mexicana. En México los sectores gubernamentales impulsan una visión de intervencionismo político, la sociedad mexicana rechaza que un gobierno como el de Francia defienda a una mujer con evidencias significativas sobre su participación que fueron atacadas por el comportamiento de un jefe policiaco en cuyas manos esta el combate al crimen organizado.

Calderón y el panismo nacional comienzan a aislarse del escenario internacional, una pieza más de lo que se presiente en México. El PAN no ganará en 2012.