Nos visitan del mundo

martes, 26 de abril de 2011

El derecho al porrismo de derecha


Un abogado, una institución, la Anahuac, propiedad de los Legionarios de Cristo fundada por el padre Maciel.
Abogado de 33 años de edad, es presidente del Colegio de Abogados Católicos es egresado de la Universidad Anáhuac, tiene estudios de maestría, que realizó en España, y de doctorado en economía, en México.

Especialista en derecho canónico, es uno de los pocos abogados que litiga nulidades matrimoniales en el Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de México y letrado del Tribunal Eclesiástico de Madrid. Actualmente es director de derecho de la Universidad del Pedregal.1
Una opinión, una posición y filiación política, la Iglesia Católica Apostólica Romana, evidencia visible, la cercanía con la Arquidiocesis de México.
De activista religioso pasará en breve a las filas de la política, pero afirma que no se integrará a ningún partido político, sino que buscará una nueva opción para representar y defender los valores y principios de los católicos en la ciudad de México. Armando Martínez Gómez es el personaje que ha dado la batalla de los laicos contra la Ley de Convivencia y la despenalización del aborto. Lo mismo se le observa en la Catedral metropolitana, que al frente de la “marcha por la vida” y en los foros de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Un incidente en la Catedral Metropolitana el pasado 24 de abril de 2011.
Con altavoces varias mujeres y un hombre ingresaron a la catedral metropolitana e interrumpieron la liturgia del Domingo de Pascua con consignas contra el cardenal Norberto Rivera.

Las mujeres, que se decían embarazadas, llevaban cojines debajo de la ropa. Una de ellas afirmó ser la elegida de las profecías y que es necesario destruir a la Iglesia católica para que nazca un nuevo Dios. 2
Un hecho que es reprobable, pero que en términos estrictos de derecho representa una alteración del orden público. Una persona que comete estos hechos es remitida a un juez cívico y se hace acredor a una sanción establecida por la Ley de Cultura Cívica del DF.

Sin embargo, el abogado, formado en la ANAHUAC no actuó como ciudadano, sino como porro.
De inmediato, elementos de seguridad de la catedral los detuvieron con el apoyo del presidente del Colegio de Abogados Católicos, Armando Martínez, quien golpeó en la cabeza al hombre. Durante la trifulca cayó al suelo una imagen de cerámica de la Virgen María que llevaban consigo las mujeres.

Los acusados fueron detenidos por personal de seguridad de la iglesia, los cuales los entregaron a policías del Gobierno del Distrito Federal, quienes los trasladaron en patrullas a la agencia 50 del Ministerio Público, por denuncia de hechos.
Un abogado que golpea a un hombre menor que él, sometido por elementos de seguridad, pues él tiene 33 años de edad, mientras que José Francisco Ávila García tiene sólo 23, no sólo es un cobarde y un abusivo, debe ser detenido también por alterar el orden público y ser presentado también a la agencia 50 del ministerio público. En la Anahuac, seguramente no aprendió que el artículo 17 constitucional establece con claridad que "Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho."

Es correcto que se haya remitido al Ministerio Público a quienes alteraron el orden público en la Catedral Metropolitana, pero es correcto también que se remita a Armando Martínez Gómez y se le aplique la sanción correspondiente por ejercer violencia para reclamar su derecho.

¿Por qué no se llevó la policía metropolitana a Armando Martínez Gómez? Más allá de quién representa, ejerció violencia porril y esa no debe serle permitida a nadie. Sin embargo, contra un acto condenable, debemos reflexionar otro igual. Armando Martínez Gómez y el padre Valdemar buscaron con este incidente tapar una irregularidad que Martínez Gómez como abogado de la Arquidiosesis de México defiende. Los sacerdotes no pueden hablar de política, ni utilizar su ministerio para atacar a algún partido y tanto Norbero Rivera como Valdemar lo hacen continuamente. Días antes las demandas interpuestas por el PRD en contra de Valdemar hacían reaccionar a Norbero quién desde el púlpito volvía a atacar al PRD con toda impunidad. Por eso esta charada que montó su abogado es increíble.3 No obstante que declaró después:





...en rueda de prensa, Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis Primada de México, se dijo muy agraviado porque los inconformes rompieron la imagen de la Virgen de Guadalupe. Por su lado, Martínez admitió que había golpeado al joven que acompañaba a las mujeres, y alegó que no se puede permitir que se profane un símbolo tan sagrado como la Virgen María.


En primer lugar, esa virgen la llevaban los que protestaron, era de ellos. ¿Pueden romper su virgen, si es de ellos? Lo que esta mal, más que esto es la manera como alteraron el orden público y provocaron a los católicos. Eso es inadmisible. Pero también es inadmisible la intolerancia del abogado contra quienes piensan diferente a él. Martínez es un porro confeso, según él, puede golpear a un jóven y hacerse justicia por propia mano porque rompieron su virgen los otros, aunque la ruptura fuese en la trifulca, y que era de su propiedad. ¿Dónde estan la autoridades para someterlo a las leyes del país? Estos tipos están acostumbrados a ser impunes porque alguna institución poderosa los protege, ese ha sido el conflicto de la Iglesia contra la sociedad, su ideología corporativa y su visión privativa del derecho. En lugar de ser la mediadora del conflicto, la institución se dedica a atizar el fuego, con tintes claramente políticos. ¿Cómo pueden hablar por el pueblo de México, si la feligresía los abandona por miles?

¿Puedo romper mis imágenes, si son mías? Que nos resuelva el abogado católico este principio del derecho. Porque al parecer sus creencias sustituyen el derecho público como norma de convivencia. ¿Puede romper él sus libros ateos y nosotros golpearlo por ello?

Llamaría a no romper imágenes, pero la intolerancia de ambos, provocadores y abogado católico es reprobable.

1 Manos a la vida. Armando Martínez Gómez Presidente del Colegio de Abogados Católicos. http://manosalavida.org/wp/2008/06/13/armando-martinez-gomez-presidente-del-colegio-de-abogados-catolicos/
2 Velásco E. - Mirna Sevín. "Detienen Manifestantes en la Liturgia del Domingo de Pascua." en La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2011/04/25/index.php?section=sociedad&article=034n1soc 
3 Lo que esta atrás de todo este conflicto, viene de días antes, Hugo Valdemar fue sancionado por llamar a votar en contra del PRD. Una serie de afirmaciones absurdas como que gobernación sería el vocero del PRD, hasta tonterías como que las violaciones a la ley por Hugo Valdemar son contra la Iglesia católica y que son una venganza del PRD.
Luego el hipócrita dice que no se va a callar en el marco de la ley, pues si la viola continuamente. La referencia del Universal es muy clara sobre lo que existe atrás de este conflicto.  Son los mismos actores: Hugo Valdemar, vocero sancionado de la arquidiocesis de México por llamar a votar en contra de la izquierda mexicana y el PRD; Armando Martínez Gómez, activista de la arquidiocesis y el propio Norbero Carrera, Arzobispo de México.
http://www.eluniversal.com.mx/nacion/184909.html