Nos visitan del mundo

domingo, 16 de agosto de 2009

"Cállate o te rompo el hocico": discurso de izquierda

Saturno devorando a su hijo


La tormentosa relación entre GBN, y Nómada (quien esto escribe), es conocida por muchas personas aficionadas a la discusión política, asiduos asistentes a los foros de discusión. Siendo ya famosos los debates y discusiones entre ambos. Sin embargo, es triste reconocer que "nada me han enseñado los años" ya que, en lo personal, en busca del conocimiento, vuelvo a tropezar una y otra vez con la misma rojilla piedra: La intolerancia de la izquierda. Siendo ésta la cosmovisión que acompaña a GBN, el asunto a mí, me parece tolerable siempre y cuando no caiga en el fanatismo, ya que cuando lo hace se pone en un plan francamente insoportable, lo cual, francamente me provoca bostezo. Haré la aclaración sólo en ésta ocasión ya que en su discurso hay varias cosas alarmantes. Expongo el siguiente diálogo:
Nómada dice: En el caso que nos ocupa, le recuerdo que usted como historiador conoce la importancia de la RELIGIÓN dentro de la cosmovisión de un pueblo. Yo soy parte del pueblo mexicano y para declarar eso no necesito ni el permiso ni el reconocimiento de usted.
Comentario: Usted es un adulto, desde luego y conoce las consecuencias de sus actos. Recuerde que sé perfectamente lo que dice y de dónde lo saca. Para mi no esta oculto lo que puede haber de fondo. Las opiniones son para reflexionar, cualquier otro juego no me interesa.
Nómada responde: ¿De dónde saco mis ideas, según usted? ¿Qué puede haber de fondo? Óoorale, con la paranoia...¿en un académico? Creí que este tipo de personas, acostumbradas a someter todo a la comprobación, era más confiable...
Regreso, si Dios y mi compañero GBN lo permiten.