Nos visitan del mundo

lunes, 31 de agosto de 2009

Problemas del subsistema del conocimiento.

Recientemente los medios de comunicación volvieron a embestir contra los profesores que reprobaron en un 70 % el examen para concursar por las plazas de maestro.

Un resultado tan escandaloso no dejó de ser la noticia sensacionalista que más atrajo la atención de los medios. Calderón inmediatamente declaró que se acabó el tiempo de que las plazas se transasen, se heredaran o se vendieran. El Secretario de Educación por su parte trató de minimizar diciendo que los aprobados sobraban para las plazas a ocupar e incluso que si se necesitaban más maestros se podrían cubrir perfectamente con los que habían aprobado. Repuso, si necesitamos más maestros, a los reprobados les daremos cursos de nivelación, siguiendo siempre un escalafón de calificaciones.

¿Qué sucede en nuestro país? ¿Les enseñan a nuestors hijos una punta de burros? En efecto si los egresados de las normales públicas y privadas (ojo) repureban en un 70 % un examen de ingreso, los que nos hemos dedicado a la docencia sabemos. No es que los mexicanos que quieren ser temerariamente maestros de primaria sean brutos, la enseñanza en las normales no es de nviel, porqué el gobierno se ha desentendido de la formación magisterial, durante años. Allí tienen las consecuencias de la privatización en la educación y de permitir que el sindicato magisterial, los charros, controlen las secciones.

Pero si el sindicato magisterial es también responsable, su protector, el gobierno de Felipe Calderón es tan responsable, por lo tanto esta reprobación señala directamente a los pinos.

Todos escuchamos como miles y miles de aviadores al servicio de Elba Esther tienen dos y hasta tres plazas para operarle, apoyarle y movilizarle a los maestros cuando el PAN, si oyó bien, el PAN, necesita que la mapache más grande de México le ayude.

Si alguien ha sido responsable de que el sindicato magisterial no se democratice, ha sido el Partido Acción Nacional. No sólo no ha permitido la libertad sindical, es decir que los maestros puedan elegir democráticamente a sus dirigentes, sino que le ha dado premios a la dirigencia magisterial como la Lotería Nacional, el Instituto de Seguridad Social para los Trabajadores del Estado ISSSTE y desde luego el control de la Secretaría de Educación Pública.

Los fondos de retiro transados a los trabajadores del gobierno serán manejados por estas "almas caritativas".

En lugar de dar recursos millonarios, para que Elbita pague sus programas de TV y "demuestre" como un niño de primaria sepa más que "Juan Pueblo", sería ya hora de que el sindicato magisterial tenga libertad de acción para defender su materia de trabajo. Con mejores normales y libertad de organización, verán como las escuelas funcionan mejor.