Nos visitan del mundo

sábado, 8 de agosto de 2009

La falacia denominada Ad hominem

Una de las mayores dificultades políticas y de comunicación, para establecer un diálogo o analizar a fondo un asunto es la operación de errores lógicos y falacias. Estas traen por consiguiente la ruptura del diálogo, la bajada de nivel a lo personal y los enconos que de ello se derivan, siempre de carácter personal.

He expuesto en las intervenciones precedentes lo sucedido en Iztapalapa y la forma en la que la izquierda electoral enfrentó las maniobras del tribunal, del panismo y de la quinta columna panista dentro del PRD. Hemos dado cifras claras, datos duros y contundentes que demuestran como el lopezobradorismo logró superar una maniobra que evidentemente buscaba frustrar la llegada de Clara Brugada a la delegación Iztapalapa. Más allá de tintes partidarios, es evidente la dificultad para superar una maniobra de estas características y la forma como el lopezobradorismo lo hizo. También nos habla de la ferrea voluntad política y antidemocrática de quienes nos gobiernan. No nos demuestran vocación democrática, por el contrario, nos muestran actitudes autoritarias.

Desde hace tiempo, la posibilidad de diálogo en el foro Política y Cosas Peores ha disminuído por actitudes también. No se puede dialogar en el nivel de la descalificación, ni contra AMLO, ni contra el lopezobradorismo, no porque no se le pueda analizar o criticar, sino porqué no podemos reflexionar sobre la base de mentiras y falacias, estructuradas en el nivel de lo personal. Me he abstenido de llamar despectivamente a Felipe Calderón y dirigir mis críticas a aspectos concretos del gobierno. He llamado la antención sobre el panismo, atacando, pero siempre respaldado en datos y argumentos.

He respondido con claridad en mis comentarios, sobre lo sucedido en Iztapalapa y he respondido a tonterías como que López Obrador es autoritario, esta loco, destruye al país con datos objetivos y subjetivos en torno a lo que significó la obra de gobierno de este personaje en la Ciudad de México, podemos entrar en la crítica si quieren, que también la tengo, pero el ambiente lo impide porque la supuesta crítica se basa fudamentalmente en la banalidad y en aspectos futiles que se acompañan de una manera persistente con mentiras.

Evitando entrar en respuestas emocionales, he tratado de responder siempre con datos, con argumentos estructurados en torno a lo que se trata. A López Obrador no se le debate, por parte de los pensamientos conservadores -de diferentes tonos- con ideas, propuestas o análisis de sus concepciones. A López Obrador se le quiere descalificar con tonterías, ataques personales.

Un asunto tan evidente como el de Iztapalapa, se le quiere resolver inventando la realidad. Que si López Obrador les dio la orden, que es un autoritario porque mandó a todos. Ese es el nivel que las televisoras quieren imponer a temas que son complejos, apuestan al sentido común y al engaño. Yo me pregunto, si en verdad los detractores en el foro de PyCP han leído los libros y la concepción política de AMLO. Me lo pregunto porqué todos los comentarios se centran en aspectos irrelevantes, en una especie de chismes, rumores que no centran los problemas nacionales que se debaten. Cuando el país presenta problemas complicados y necesarios no sólo para el cambio político y nacional, sino para la propia existencia del país como nación.

Cuando uno lee, en ese foro, no encuentras en muchas de las personas que participan, pues existen exepciones, de los temas que se tratan sino denuestos, mentiras y desinformación plantada con muy mala fe. Se trata de crear contra información a la información real que se produce, cambiar por medio del ruido, la percepción de la realidad. Modificar de lo que se produce en una parte muy grande y muy significativa de sectores sociales del país. Negarlos, minimizarlos, tejer velos para no comprenderlos.Deformar las cosas con ocurrencias, en lugar de observar con claridad y honestidad lo que esta allí ocurriendo. No se resuelve la visión de las personas, su opinión con ideología, se resuelve involucrándose con la realidad, viendo con sensibilidad, escuchando.

Muchos de los conflictos que se suscitaron dentro de PyCP y posteriormente la molestía en Kratos y Ethos tiene que ver con la invención de mala fe. En lugar de ser mesurados, de ver en realidad quién es nuestro interlocutor, hemos caído en dinámicas de descalificación. La virtualidad, el escondernos parece darnos fuerza no para debatir con mayor comodidad, sino para descalificar al otro. He conocido por teléfono o en vivo a algunos de los miembros de Krathos y Ethos y también personas del PyCP. No son personas malas, en realidad, sino personas con concepciones. El buen amigo Atila, por ejemplo es una persona respetable, digna, inteligente. Nada de lo que se dijo en PyCP es cierta, el suele burlarse jocosamente de unas vestiduras que no son de él y que no le quedan, pero que le imponen quienes les gusta el chisme y sobre todo las mentiras. Y en verdad él no es como dicen que es. Lo mismo sucede con Ocelotl Vuh, es una persona sensible y profunda. Lo mismo puedo decir de Mariza, estaba equivocado en muchos de los arranques que yo cometí por la dinámica de ese foro. Pero esto que nos envuelve, se basa en mucho, en la falta de escuchar al otro y en meter en los asuntos a las personas y no a los asuntos mismos. Si eso hacemos entre nosotros, ciudadanos de base, ¿que no haremos en torno a políticos nacionales?

"Dos cabezas y un mundo" se ha enriquecido porqué más que un blog de diálogo, tiene un formato de exposición de ideas paralelas. En la medida en que cada quién expone sus ideas y se comentan a continuación, los enconos bajaron y sin desaparecer las diferencias, al menos se puede exponer ideas con mayor amplitud. Sin embargo, la conexión de este blog con el foro PyCP, nos trae en ocasiones ruido y contaminación, porqué la dinámica de errores lógicos y descalificaciones Ad hominem persisten en los mensajes.

Yo no iré por ese camino, prefiero tratar asuntos de mayor relevancia. No me preocupa en verdad que se piense que AMLO "impuso" su decisión y se le herejice, se le satanice que es la operación que constantemente se realiza. Se quiere con tres patadas, debatir propuestas a lo largo de Un proyecto alternativo de nación. O contra la idea de una Nueva República. El conservadurismo mexicano tiene un proyecto ambiguo, indefinido para la nación, mientras que fortalece el conjunto de alianzas entre pocos, excluyendo al resto del país.

He metido en la mesa temas como la evaluación de la derecha, el centro y la izquierda, sobre las fallas y los problemas económicos que atraviesa el país, sobre los impactos sociales que ha tenido el mal manejo del mismo. Frente a esos temas no hay por lo regular comentarios o las opiniones muestran despreocupación. No me interesa desgastarme en enconos personales, como tampoco me interesa resolver descalificaciones simples y falsas hacia adversarios. Los cuestionamientos deben ser de fondo. En tal sentido, prefiero seguir mis comentarios aquí dado que en Krathos y Ethos dentro de Py CP no creo que exista un ambiente propicio.