Nos visitan del mundo

jueves, 10 de septiembre de 2009

¿Cómo hacer que nuestros docentes puedan participar de manera activa en su mejoramiento profesional?

Ya lo hacen, son pocos los sectores que tienen el nivel de cursos y capacitación de los profesores. Los profesores tienen que tomar cada año cursos de actualización, pedagogía y estos son obligatorios. Para cualquiera que ejerza la docencia sabe que los cursos son algo que se ha convertido en la cotidianeidad de los maestros.

Entre los profesores hay de todo, hay maestros excelentes y buenos, hay maestros aprendiendo, y hay maestros sin vocación o mediocres. A diferencia de otros sectores, los docentes conocemos nuestro sitio, sabemos lo que nos falta y sabemos cuáles son nuestras fortalezas.

Cada año vamos a cursos, cada año nos actualizamos y cada año somos evaluados y tenemos que entregar informes de nuestros resultados. Entonces ¿por qué tienen resultados tan bajos los alumnos en matemáticas?

Cuando obtenemos puntos bajos en las evaluaciones de los alumnos tenemos promedios. Es decir el 88 % de los estudiantes no aprueban el instrumento diseñado, lo cual quiere decir que el 12 % si lo aprueban.

¿Qué hacen los profesores del 12 %? y ¿que hacen los profesores del 88%? ¿Un profesor obtiene alumnos del 88 % y alumnos del 12 %? Esta es una mera clase de conjuntos y subconjuntos.

Aunque parezca raro, existen buenos profesores de matemáticas, gente que se ha involucrado en resolver los problemas que arrastran los alumnos, problemas que van desde el cálculo, deficiencias al multiplicar, sumar y dividir, hasta el problema de entender que son y para que sirven los cálculos.

Pero también existen profesores que piensan que aprender matemáticas es un asunto de inteligencia, una virtud que sólo ellos tienen e imparten matemáticas sólo para aquellos que puedan librar los obstáculos. Como compañeros de trabajo también nos desdeñan a los demás, por lo regular son ingenieros químicos o civiles o mecánicos que terminaron de profesores, pero no han alcanzado el estatuto de maestros, porqué para alcanzarlo deberán aprender a trasmitir conocimientos y obtener resultados.

Un viejo profesor, más viejo que yo, me decía que era muy simbólico que estos profesores llenasen de números los pizarrones, dándo la espalda a los alumnos, trascender hasta su conocimiento es la tortura de los estudiantes.

Los estudiantes responden como pueden responder, odiándolos y odiando las matemáticas. "Primaveras", la "cebolla" son sólo algunos de los epítetos que se ganan los profesores, por estudiantes que se frustran en sus aulas. Lo padecimos todos y lo padecn nuestros hijos.

Pero no todos son "el primaveras" que me tocó a mi y a mi generación o "la cebolla" que les tocó a la generación de mis hijos, existen profesores que enseñan, son dedicados y uno aprende.

Mi problema con las matemáticas se resolvió con un profesor, el profesor Jorge Xavier Valverde Miranda. De mi pregunta ¿para que sirve el algebra? y la respuesta desdeñosa del primaveras "Para muchas cosas", a la resolución de polinómios, el aprender a factorizar y desde luego, algo que me encantó, el teorema de pitágoras y la trigonometría. Aprendí con el profesor Valverde, con él resolví la correlación del triangulo rectángulo y las funciones trigonométricas, me encantaba la resolución de problemas, estos que te dicen si un arbol proyecta una sombra de x distancia y el ángulo a la copa es de tanto, ¿cuánto mide el arbol?

Cómo pasar una parte de la ecuación que divide un número al otro extremo mediante el "salto de Pancho Villa", aprender a resolver los quebrados. Xavier Valverde me capacitó para no tener problemas en la Preparatoria. Recuperó la confianza en mi.

Mis hijos, mis sobrinos, lo alcanzaron y también conocieron otros profesores que enseñaron las matemáticas frente a un trabajo deficiente que realizó "la cebolla". ¿Por qué los padres tenemos que pagar lo que compañeros docentes no realizan? Los xavieres valverdes existen, en la facultad de química, en los colegios de ciencias y humanidades, en el plantel sur conocí al profesor Guillermo, un profesor dedicado a enseñar.

Xavier Valverde fue un profesor que casado con una normalista, padre de mis amigos de infancia, creo un sistema de enseñanza para resolver los problemas de enseñanza en la educación media básica y superior. Su exito terminó con la formación de una escuela, el Guillot en la Ciudad de México.

Asi que cuando hablemos de preparación de exámenes, entremos en materia y dejemos de estereotipar. Todos somos producto de la educación, y si somos honesto hubo buenos y malos maestros.