Nos visitan del mundo

domingo, 6 de septiembre de 2009

El progromo contra los profesores.

Progromo es un término ruso que designa a un linchamiento multitudinario premeditado o espontáneo e un grupo contra otro, el término incluye el saqueo, la destrucción el genocidio.

Desde sectores conservadores, en las últimas semanas se ha venido construyendo un linchamiento mediático contra los profesores de primaria y por extensión al resto de los docentes del país.

Los mecanismos del linchamiento son el esterotipo y la estigmatización, un verdadero bullying de fuera de la escuela en contra de ls responsables de la educación de los niños.

53 mil aspirantes a ocupar plazas federales de maestro hicieron un exámen para promocionar a 5 mil plazas. De los aspirantes 35.5 mil no aprobaron el examen. La prensa resaltó no el hecho de que existe una demanda 9/10 mayor de los normalistas que están en el mercado laboral, se centró en que 2/3 de los candidatos no aprobaron y aunque hubiesen aprobado, no habría plazas para ellos.

La prensa fustigó a los aspirantes a maestros dicendo que eran maestros, primera falacia (1), problema que fue amplificado desde internet por algunos conservadores. A partir de una premisa falsa, los aspirantes=profesores, se construyó un esterotipo si los aspirantes reprobaron=profesores están reprobados, el silogismo se completó con todos los profesores son reprobados. (2)


¿Bullying contra la escuela? Los medios y quienes los amplifican reproducen maltrato contra un sector laboral cuya función es precisamente trasmitir conocimientos para que los mexicanos podamos movernos dentro de la sociedad. Denostar la enseñanza es olvidar puntos básicos.

¿Dónde aprendimos a leer? ¿Aprendimos nosotros solos o nos enseñó un profesor? ¿Recuerda usted como se llamaba quién dedicó su profesión y su tiempo a enseñarlo a leer? Yo si recuerdo, se llamaba Guillermina y en verdad le estoy agradecido toda mi vida.

¿Los medios estarán enseñando a linchar maestros? Los periodistas que hacen esto, deberían recordar que si saben escribir es gracias a sus profesores de primaria. Pero ahora se ha convertido en un deporte estigmatizar a los maestros, olvidando que no sólo les pagan sumamente mal y lo que es peor, de 50 mil, sólo hay plazas para 10 mil.

¿Por qué en lugar de encontrar el verdadero tema, lo que se hace es esterotipar y luego descalificar?

Todos, periodistas, docentes, padres de familia deberíamos hacer cuestionamientos verdaderos.

¿Cómo hacer que nuestros docentes puedan participar de manera activa en su mejoramiento profesional? ¿No es algo que desestimula que si 50 mil presentan sólo se quede el 10 %? Si existe este tipo de competencia, ¿no se debería leer más bien al revés, los que entran por lo regular tienen buena preparación? ¿Quién habla por los 5 mil que habiendo aprobado el examen se quedaron fuera?

Esto sucede desde hace mucho tiempo, no son los que no entraron los que imparten, sino los que aprobaron el examen. Y eso sucede hace mucho tiempo. Podemos platicar si quieren de conceptos como examen de oposición, certficación y exámenes de calidad. Observaremos como es todo lo contrario a lo que se piensa. Los verdaderos problemas no están aquí, sino en la sobreprotección de Felipe Calderón a la dirigente impuesta de los profesores, de esto también podemos platicar. (3)

-------------------------------------------------

Notas:

(1) Sin precisar el número, se dijo que "algunos" profesores competían por tener dos plazas. Nunca he escuchado las cifras exáctas. Pero sobre esta ambiguedad se construyó la falacia de atribuir a los aspirantes, en su mayoría, la calidad de maestros impartiendo clases.

(2) Internautas conservadores suelen reproducir todo lo que dice la prensa, son una especie de caja de resonancia. Una muestra de esa actitud la podemos encontrar en el foro Política y Cosas Peores. En dicho foro, hemos tenido que responder con una línea de discusión seria en torno a esta cuestión. El el hilo Educación para cuidadosos.

(3) Iniciaré un conjunto de temas para informar a nuestros lectores sobre las exigencias y los requisitos que se dan en la educación en diferentes niveles. Ser profesor, dependiendo del nivel, no resulta tan sencillo.