Nos visitan del mundo

domingo, 13 de septiembre de 2009

Examen de oposición, certificación, exámenes de calidad (2)

La certificación es una idea que viene de la escuela norteamericana. Hace años, ya bastantes una compañera me relató en una visita a San Antonio, Texas que los llevaron a visitar un High School en el que platicaron con los profesores. Uno de los temas fue el de la certificación de los profesores cada 3 años.

Ello quiere decir que para que los profesores puedan continuar dando clases era necesario que se certificaran ante el gobierno presentando un examen en el que se mide actualización.

High School norteamericana

Sistema privado.

En México lo que existía hasta antes de algunos años era el aval por toda la escuela de la Secretaría de Educación Pública quién registraba a las escuelas o bien la UNAM o alguna estatal de provincia que otorga la Incorporación como sistema de reconocimiento de estudios.

Yo sólo trabajé en el sistema de la UNAM que controlan bajo la DGIRE Dirección General de Incorporación y Revalidación de Estudios. Esto quiere decir que la UNAM norma el seguimiento de los planes y programas de estudio y supervisa a escuelas y profesores de las escuelas incorporadas a su sistema.

Yo tengo el registro de DGIRE desde 1989 y me he contado como profesor de la UNAM desde 2005, aunque ya no imparto por cuestiones de tiempo. Los profesores del sistema DGIRE son muy dinámicos, la mayoría de los compañeros dónde yo trabajé al mismo tiempo que daban clases estaban en maestrías y doctorados. El gran problema del sistema de educación privado es que prácticamente no financía investigación y por lo tanto carecen de gestación de conocimiento innovador.

La última época en que di alguna clase en este sistema, ya se hablaba de la certificación como medio de sacudirse la incorporación y entrar a algún sistema de reconocimiento que la SEP daría definitivamente o alguna universidad en el exterior. Ello implicaba que los profesores tendría que presentar exámenes para poder quedarse en la escuela.

A este tipo de exámenes no les temo en lo más mínimo, estudiantes que yo he formado los pasan fácilmente en la UVM o en otros sistemas.

Sistema público

El sistema público no requiere la certificación, porque son universidades que las otrogan y que además tiene los controles suficientes para estar constantemente verificando.

Es cierto que adolecen de un sistema periodico de exámenes para profesores, pero profesor que no entra a los sistemas de evaluación no avanza en su escalafón o en las posibilidades de mejorar sus ingresos. El sistema público presiona mucho por los bajos salarios y por sistemas de competencia.

Preparatoria # 6 de la UNAM en Coyoacan

El sistema básico esta bajo la SEP y todo el sistema se articula en la otorgación de plazas y el sistema de "Carrera Magisterial" que tiene sus mecanismos. El problema es que el profesor común, el mortal, tiene pocas posibilidades, más que por sus conocimientos, por el hecho de que el sistema favorece a las clientelas del sindicato.

Los profesores democráticos luchan juntos, al margen de aclientelarse, por lo que tenemos que sacarlos del funcionamiento viciado con Elba Esther. Las huestes de Elba tienen sus plazas aseguradas, los profesores nos cuentan como existen una gran cantidad de profesores que no trabajan y que sirven para los movimientos del sindicato. ¿De qué sirven los exámenes, si los incondicionales entran desde adentro, sin examen? Por eso los profesores ven los exámenes como una amenaza, porqué saben que en la SEP no se miden las cosas con la misma cuchara.

Maestros son contrarios a Elba Esther Gordillo