Nos visitan del mundo

jueves, 9 de julio de 2009

¿Improvisación o mala fe en la comparecencia de Daniel Káram?

En éste momento se está transmitiendo por el canal del Congreso, la comparecencia de Daniel Káram, Titular del IMSS, quien debe tratar de hacernos comprender lo incomprendible: la terrible tragedia de la guardería ABC donde perdieron la vida -a la fecha- 48 niños en un atroz y estúpido incendio donde tanto las autoridades estatales, como federales, se han estado tirando la bolita con el claro objetivo de evadir la responsabilidad que les corresponde en ésta tragedia imborrable, donde nos arrebataron lo más precioso que tiene la sociedad: sus niños.
El título obedece a que -si tú estás presenciando la comparecencia en éste momento no me dejarás mentir- el Titular del IMSS...no se presentó preparado a la comparecencia: ni siquiera imprimió el trabajo a discutir (todos los que alguna vez hemos estado involucrados en una simple reunión de trabajo, sabemos, que lo menos que debemos llevar a la reunión es una copia de lo que se discutirá con copia para los involucrados en la presentación que pretendemos realizar); a niveles más altos lo menos que necesitas es un cañón para realizar las presentaciones.
Pues bien, Daniel Káram, titular del IMSS, con todos los recursos a su disposición (IMSS), tanto materiales como humanos; con 30 días para preparar el material que presentaría en su comparecencia, !él llegó a la comparecencia con la información contenida en un simple disco!, por lo cual, a petición expresa de los legisladores perredistas, se tuvo que mandar imprimir el trabajo (500 hojas que supuestamente contienen la lista de los empresarios beneficiados con la subrogación del IMSS), pero eso no es todo: ¿cómo es posible que el trabajo no contenga ni siquiera un indíce de que es lo que contiene dicho docto.?
¿Qué pasa? ¿Será que el caso-Sonora no merece la suficiente atención de parte del IMSS, y del gobierno federal? En éste asunto no sólo se culpa a Eduardo Bours, gobernador de Sonora. En éste fétido asunto, el gobierno federal tiene culpa. Y mucha. Lo que sea de cada quien, a Bours le cobramos ésta tragedia el día de las elecciones, (algunos se fueron con la finta y votaron por el PAN en una especie de revanchismo político). Alguien nos tenía que pagar el dolor por la ausencia de esos pobres angelitos que dejaron deshijados a sus padres. Pero...¿quieres que te diga algo? Bours pagó el 100% de la factura, y en realidad él debió haber dividido la cuenta con el gobierno federal. Quieres saber porqué? Lo diré en el comentario. Gracias.