Nos visitan del mundo

jueves, 9 de julio de 2009

Se solicita asesoría astrológica

Hola:
Hace unos días me dió por recordar al ex-presidente mexicano Vicente Fox, quien decía que eso de leer los periódicos no era nada bueno, ¿será? Me refiero a los últimos incidentes de violencia que nos están saturando (en China, en Chihuahua, México; y en Honduras, por mencionar unos cuantos), de ahí el origen del título: "Se solicita asesoría astrológica", ya que me parece que las estrellas son las que están ocasionando el conflicto (tanto las celestes como las terrenales) Hecha la aclaración, me referiré a los dos últimos conflictos, con permiso. Perredistas por favor tomen nota, necesito que me ayuden a denunciar la situación imperante en Chihuahua vs los menonitas. No se vale. Gracias.
Zelaya vs Micheletti y/o Chávez vs EE.UU.
Nuevamente sale a flote la diferente percepción, y posterior lectura acerca de los sucesos (de ahí la justificación del título de éste blog) entre Nómada y GBN. Lo siento, entró una llamada y debo suspender esta actividad, regreso. Mientras tanto les dejo el siguiente artículo del Periódico "El Financiero", hasta luego.
Además de la negociación de la crisis hondureña se libra una lucha entre fuerzas políticas que influyen en la región.
Mientras dos presidentes se alistan para una nueva batalla en la disputa por el cargo, una sorda confrontación política se libra en América Latina, en torno a la solución del conflicto hondureño, entre fuerzas políticas emergentes que gobiernan hoy diversos países, y la tradicional influencia que Washington ha ejercido en la región.
Cuando el derrocado Manuel Zelaya y el presidente interino designado por el Congreso Roberto Micheletti se reúnan hoy en Costa Rica para discutir salidas a la crisis en Honduras, bajo la mediación del anfitrión, el presidente y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias, se iniciará una nueva ronda de esos combates.
"Hábilmente, la secretaria de Estado Hillary Clinton sacó a Hugo Chávez de la mesa de negociación y (le dio protagonismo a) Arias que no es, precisamente, un partidario del ALBA, la alianza regional promovida por el presidente venezolano", dijo a BBC Mundo, desde Tegucigalpa, el periodista y analista hondureño, Juan Ramón Durán.
"El gobierno de Estados Unidos ha venido modificando su posición inicial, de condena al golpe, a una actitud más dispuesta a analizar y escuchar ambas partes. Los congresistas conservadores han estado influyendo para ese cambio su posición", agregó Durán.
Para el analista tiene también importancia el hecho de que se vaya a negociar en San José.
"De ese modo el tema queda entre centroamericanos, saliendo de la influencia de Chávez", afirmó. El caso vuelve a circunscribirse al ámbito centroamericano, arropado por México y Colombia, y más aislado de las influencias de los gobiernos cercanos al presidente venezolano, con los que Washington mantiene relaciones más distantes.
Escenario complicado
El escenario de las negociaciones es muy complicado, como lo reconoce el propio Arias, un presidente que también promovió, hace cuatro años, una reforma a la constitución política de Costa Rica, que prohibía su reelección.
Las posiciones están muy distantes, son muy diferentes, pero vamos a comenzar a dialogar, afirmó el mandatario costarricense, en vísperas de la reunión, que se va a celebrar en su casa.
No se conoce una agenda, ni el mecanismo que se usará para negociar. Algunos hablan de un encuentro entre Zelaya y Micheletti, pero no está confirmado que los dos se vayan a ver, frente a frente.
Pese a todo, el mandatario costarricense pronosticó que "se van a suavizar las posiciones". En todo diálogo se cede, para eso es el diálogo, para ir acercando posiciones antagónicas, hasta que, al final, se pueda llegar a una acuerdo satisfactorio para ambas partes, añadió.
¿Cuál será ese acuerdo? Nadie se atreve a predecirlo, aunque está siempre presente la idea de anticipar las elecciones generales, previstas para el 29 de noviembre, cuando los hondureños deben elegir a un nuevo presidente, los 128 diputados y los alcaldes.
Aislado
Pero, aun así, quedaría por definir quién será el encargado de organizar esas elecciones.
Completamente aislado por la comunidad internacional, sin el reconocimiento de ningún país en el mundo (aunque se ha dicho que Israel y Taiwán lo han reconocido), el gobierno de Micheletti carecería de legitimidad para hacerlo.
"El Tribunal Electoral está siguiendo el cronograma de trabajo para las elecciones. Pero la preocupación de sus miembros es que si la organización de Estados Americanos (OEA) mantiene el desconocimiento del gobierno de Micheletti, las elecciones no tendrían legitimidad, no contarían con observación internacional", señaló Durán a BBC Mundo.
Zelaya, por su parte, ha reiterado que no viene a San José a negociar, sino a oír las propuestas de retirada de las autoridades instaladas en el poder por el golpe de Estado el pasado 28 de junio.
El presidente interino ya tiene crímenes a sus espaldas, afirmó Zelaya aye a su llegada a San José, en referencia a la persona que murió durante confrontaciones con los militares en las manifestaciones de Tegucigalpa.
En la capital hondureña, según Durán, habrá también novedades. "Hay un grupo de 20 diputados que no apoyaron el golpe y se estima que van a empezar a moverse, para denunciar que no hubo quórum en la sesión en la que nombraron en la presidencia a Micheletti".
"Para este tipo de decisiones se necesita dos tercios de los votos, o sea, 86 diputados. Pero había sólo 82 en esa sesión", aseguró Durán.
Reacciones
En Costa Rica, el ambiente también se ha caldeado en torno a estas negociaciones.
Por una parte, circula una convocatoria para una manifestación frente a la casa del mandatario, en un tradicional barrio del oeste de la ciudad "en apoyo a la lucha del pueblo hondureño, contra los golpistas".
Por otro lado, Alberto Cañas, un prestigioso intelectual y presidente del Partido Acción Ciudadana (PAC), el principal de la oposición, causó revuelo al apoyar el golpe en Honduras, cuando el candidato presidencial de su partido para las elecciones de febrero próximo, Ottón Solís, ya lo había condenado, mostrando las divisiones que el tema causa también en Costa Rica.
Por su parte, el economista Henry Mora, decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional (UNA), en declaraciones a BBC Mundo, criticó "todo este odio que han generado contra Chávez, contra el ala izquierda del Partido Liberal, y contra todo lo que suene a izquierda en Honduras".
Pese a todo, las negociaciones despiertan expectativas: "En Honduras sigue un clima de zozobra. Pero, con inicio de conversaciones, eso se puede aliviar un poco", estimó Durán.