Nos visitan del mundo

martes, 9 de junio de 2009

Consciencia, cosificación, desalienación, alienación

Guardería incendiada y compromiso ético.

Una persona consciente no puede irse con la finta, por más que los políticos quieran lavarse las manos y su "consciencia" de la muerte de 40 niños en el Estado de Sonora.

Más allá de la bodega, las empresarias hoy esposas de prominentes funcionarios del PRI, habían adquirido la "concesión" de una guardería del IMSS, una de ellas pariente de Margarita Zavala, esposa de Calderón, más allá de todo eso, la responsabilidad y el fracaso de los gobierno panistas en su política de salud, tiene que ver con la errónea imagen que ellos tienen del Estado y de las políticas de salud pública.

Para ellos, como para el gobierno de Fox, poner guarderías en bodegones representa un ahorro y la extensión de más guarderías por menos dinero. Esa visión neoliberal de que todo lo que sea empresa privada lo hace bien se demuestra como un dogma a la luz de los resultados empíricos.

La cabeza del IMSS no es un especialista en en políticas de salud públicas, tampoco es un médico, es ni más ni menos que un economista. Esto nos muestra la visión panista y en particular, la del principal responsable, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, que preocupado acude a tapar lo que la ineficincia de su gobierno, el gobierno federal provocó. Ahora resulta que la culpa la tienen los bomberos, que no verificaron el local y no la política de tratar a los niños como si fueran mercancias, de una empresa cuyos concesionarios son parientes de panistas y amigos priístas que se beneficiaron a razón, según dicen, de 6 mil pesos por cabeza de niño. Por eso hacinaron con pocos empleados a decenas de bebés en galerones.

Sin ventilación, luz natural, como metidos en containers de Wall Mart, el fracaso de las guarderías del Presidente Fox y luego del Presidente Calderón es más que evidente.

¿Nos podemos hacer los tontos? A mi en particular me duelen las vidas humanas de niños tratadas con tanta irresponsabilidad. Me duele que sus padres los hayan dejado en manos de un gobierno tan irresponsable que delega con el interés negociante, para beneficiar a parientes y amigos, la verdad, cuando me dicen ¡hasta las últimas consecuencias, caiga quién caiga! Sinceramente no les creo, porqué comenzaría con el Director del IMSS, seguiría con el Secretario de Salud y llegaría hasta el ideólogo de todo esto.