Nos visitan del mundo

domingo, 14 de junio de 2009

Navegando por la red

Hola:
Navegando por la red encontré hace tiempo, gracias al blog de Pituza 38, titulado "Cara a cara con los jóvenes" (del cual soy una fiel seguidora, a ver que aprendo), un blog igual de interesante que llamó poderosamente mi atención, se trata de "Ciegos y a tientas", lo sorprendente de éste asunto es que se trata de una persona jóven, estudiante de bachillerato !con muchas ganas de hablar!, y lo hace inteligentemente. Algo que, si somos sinceros, no es muy frecuente.
Sin intentarlo, esta persona retoma nuestro punto de vista, y podemos leer una línea donde dice: "A lo mejor el camino más fácil sea el de no existir, sólo trabajar y dormir", esto dicho por una jovencita es impresionante (digo yo), ya que gran parte del género humano no está consciente de la diferencia que hay entre vivir (o sobrevivir, diría yo), y el hecho de EXISTIR.
Bien por Tammy Suárez (española) estudiante de bachillerato, y bien por nosotros: no todo está perdido.
Sacar las maletas Posted: 13 Jun 2009 07:12 AM PDT
Supongo que todos tenemos momentos en los que nos hartamos un poco de todo, de las decisiones que hemos tomado, y las que dejamos de tomar. Con el tiempo las perspectivas van cambiando, ves las cosas de manera muy distinta, y en muchas ocasiones te das cuenta de que pocas veces tomas el camino correcto. Al final, siempre el camino más fácil es el peor. El problema es que cuando se supone debemos tener la mente clara para poder elegir, es cuando precisamente vemos peor.
Ahora mismo se supone que debería ser un buen momento, después de 9 meses esperando que llegara esta pequeña semana de "vacaciones", pero no es así. Echando la vista un poco atrás, incluso más allá de esos 9 meses, te das cuenta de que has cometido varios errores que te han llevado a sentirte del modo justo contrario al que esperabas.
En estos momentos, es cuando te das cuenta de que con el cambio de temporada, el final del curso y el principio de la temporada laboral, hay que hacer las maletas. Y la verdad es que yo lo necesito. Necesito un cambio, no tengo claro al 100% cual. Pero tengo claro que voy a sacarle las maletas a la calle a más de un asunto, y tal vez a más de una persona. Tengo claro que me he equivocado al establecer mis prioridades, y sobre todo al escojer según qué compañías y despreciar otras. El tiempo siempre te juega malas pasadas, y al final un día te levantas con toda tu vida patas arriba y ni siquiera recuerdas el momento exacto en que dejaste que todo empezara a cambiar.
El problema es que está más que claro que no puedes esperar que nada ni nadie cambie, ni que cambien por ti. La que tienes que cambiar eres tú. Y si a los demás no les va bien, entonces a ti tampoco te van bien ellos. La gente crece, cambia, evoluciona. Nunca nos rodeamos de las mismas personas. Luchar contra el tiempo para intentar aferrarte a las personas que quieres, es absurdo, porque por mucho que lo intentes evitar, al final se crea un vacío inmenso entre esas personas y tú. Por otro lado, los vínculos que más se estrechan son con otras personas, y tal vez no son quienes tú esperabas o imaginabas que iban a ser.
De momento, ahora toca pensar, reflexionar, distinguir entre quien merece quedarse y quien no. Hoy toca sacarle las maletas a alguien, aunque no sea fácil, aunque haya que remodelarlo todo: las costumbres, los vicios, los pasatiempos, todo. A lo mejor, el camino más fácil es el de no existir, sólo trabajar y dormir. Puede que no sea el mejor, pero es el más fácil, como siempre. Las consecuencias vendrán después, pero hoy: maletas en la puerta.