Nos visitan del mundo

jueves, 4 de junio de 2009

Existencia, esencia humana, Pensamiento, Éticidad.

Nómada parece responder antes: "Como GBN bien lo sabe, quien esto escribe es individualista y rebelde, de tal manera que aún se está en el proceso de responsabilidad compartida (en lo personal soy más de lo particular -Kierkegaard- que de lo general, -Hegel), así que siempre busco un recoveco por donde escapar, y Sartre me brinda uno muy bueno (suponiendo que la traducción sea correcta), ya que está utilizando una condicional (pero), por lo cual mi interpretación es: Si verdaderamente -no lo sabemos, está en duda- la existencia precede a la esencia entonces si el hombre es responsable de lo que es (o sea, que si la esencia precede a la existencia...el hombre no sería responsable de sí mismo: sería un niño eterno, por decirlo de alguna manera), y he aquí un punto muuuuy importante y controversial: La esencia precede a la existencia "

Jean Paul Sartre

Esencia sartreana.

Por el manejo, no estoy seguro que la esencia que plantea Sartre, sea la misma esencia que plantea Nómada. ¿Qué precede qué? Como si se tratara del problema del Pensar y el existir. Pienso luego existo, nos indicó durante muchos años el idealismo filosófico, pues el hombre piensa el mundo desde las percepciones que no son exáctamente la realidad. El materialismo filosófico respondio con el existo, luego pienso. Es decir, sin realidad que soporte las condiciones del desarrollo, sin cuerpo que lo soporte, no hay pensamiento.

Esta larga polémica que nació con la filosofía misma, distinguió a Arsitóteles, a Platón, a Sócrates, a Demócrito, a Pitágoras, a Epicuro. Es la compleja relación denominada Sujeto-Objeto. La resolución del problema no vino hasta la ilustración, cuando con el avance de la ciencia la polémica entra el racionalismo y el empirismo, encontró salida en las filosofías dialécticas. La solución al problema Sujeto-Objeto, es el concepto dialéctico llamado Praxis humana.

Adolfo Sánchez Vázquez

Adolfo Sánchez Vázquez, filósofo mexicano, formado en Europa enseña, al igual que Ramón Xirau a estas filosofías que advienen después de la filosofía clásica alemana y particularmente la filosofía kanteana, las ha denominado como las filosofías de la praxis. La filosofía sartreana es una filosofía de la praxis. Así que la solución al problema de la relación objeto sujeto, es la praxis.

Karl Marx, uno de los dialécticos, en las célebres tesis sobre Feuerbach había esbozado el problema de esta manera.

"La principal insuficiencia de todo materialismo tradicional (incuido el de Feuerbach) es que en el, el objeto I [Gegestand], la realidad, la materialidad [Sinnlichkeit] sólo es captada bajo la forma de objeto II (Objekt] o de la intuición sensible [Anchauung]; y no como actividad humana material [sinnlinch] (como) praxis; no subjetivamente. De ahi que en oposición al materialismo, el aspecto activo (haya sido) desarrollado de manera abstracta por el idealismo -el cuál naturalmente, no conoce la actividad real, material [sinlich] en cuanto tal" (Echeverría : 22)

En esta traducción es muy importante el uso de los conceptos, pues el Objeto I denominado por Marx bajo el término alemán Gegestand, indica al objeto modificado por los seres humanos bajo propiedades de carácter teleológico. Podríamos decir que el ser humano, humaniza los objetos para utilizarlos para sus necesidades. El problema de todo materialismo anterior a Feurebach, finales del siglo XVIII y principios del XIX, es que sólo capta los objetos como Objeto II para lo cuál utiliza el término latino Objekt es decir, el objeto natural, el objeto no teleologico, no modificado por los seres humanos. Como intuición sensible, es decir como un objeto que el ser humano se apropia mediante la observación para descubrir sus particularidades. Como si sólo contemplara al objeto y no actuara sobre él para transformarlo. Por ello el materialismo anterior no entendía que la actividad humana material confiere la impresión de la subjetividad humana en el propio objeto. El ser humano modifica los objetos de acuerdo a sus fines, lo que transforma el Objeto II (Objekt) en Objeto I (Gegestand) es decir humaniza los objetos.

Bolivar Echeverría

Por eso, quienes vieron la acción subjetiva humana fueron los idealistas, ellos vieron que el factor activo en la relación entre el hombre y los objetos, era el hombre mismo. El problema del idealismo desconoció en todo momento la actividad real material en cuanto tal, por lo que creyó que la transformación era meramente un acto pensante, subjetivo. Los hombres transforman los objetos, el mundo que le circunda en la praxis, una actividad material que posee, a diferencia de los animales fines pre-establecidos. Por eso los hombres pueden modificar, experimentar, acumular experiencia en su relación con los objetos, precisando y mejorando su actividad, de acuerdo a sus fines. Al modificar la naturaleza, al modificar la sociedad, el hombre se modifica a sí mismo.

A pesar de las formas históricas de la modificación, lo que nos explica el funcionamiento de las comunidades humanes y su desarrollo, existen elementos transhistóricos que se encuentran permanentemente, estos elementos son, el hombre se distingue de otros seres vivos por su praxis, mantiene una relación de transformación con los objetos que le rodean, readecuándolo a sus necesidades y precisando y perfeccionando, lo que le permite el desarrollo. No sólo construye objetos, no los construye solo, los construye en sociedad con otros. La relación Sujeto-Objeto, no es sólo una relación entre el hombre separado y la naturaleza, es la relación misma entre la sociedad y la naturaleza. El hombre es en su esencia, un Ser comunitario, independientemente de las formas de comunidad y cultura que desarrolle, Cultura, Sociedad, Praxis, son los elementos esenciales que distinguen al hombre, estas son las facetas de la esencia humana.

Como afirma Marx más adelante:

"Toda vida social es esencialmente práctica. Todos los misterios que inducen a la teoría del misticismo encuentran su solución racional en la praxis humana y en la comprensión de esta praxis... [...] La cuestión de si al pensamiento humano le corresponde una verdad objetiva [gegeständiche] no es una cuestión de la teoría, sino de la práctica. En la praxis debe el hombre demostrar la verdad, esto es, la realidad y el poder, la terrenalidad de su pensamiento..." (Echeverria :22-23)

La esencia humana que se encuentra como una potencialidad, no existe de manera inherente, sino que el hombre encuentra su esencia en la praxis. Por ello los seres humanos luchan por encontrar su esencia humana, es decir quiénes son en sus propios actos. Este pensamiento retoma a Giambatista Vico, que sostiene la idea de que son los humanos los que producen la propia história.

"La posición de viejo materialismo es la sociedad civil [Bürgerliche Gesellshaft {leáse como en alemán sociedad civil es sinónimo de sociedad burguesa}] ; la posición del nuevo es la sociedad humana o la humanidad social." (Echeverria :32)

Consecuente con esta definición de esencia, si la praxis es la busqueda de humanización del entorno natural, el hombre busca la humanización del entorno social, para ello lucha por mejorar las sociedades. En esta perspectiva:

"Los filósofos sólo han interpetado el mundo de distintas manera; de lo que se trata es de transformarlo."

Karl Marx

La esencia, para las filosofías de la praxis, encuentra sentido en la praxis misma y en la comunidad humana (Gemainwessen) de la cuál, el individuo forma parte. La existencia humana es entonces un conjunto de circunstancias y condiciones en las que los individuos nacen, al seno de las comunidades. La existencia prioriza el devenir del individuo dentro de la comunidad y su elección para reconocerse como parte de la comunidad y conocerse como individuo singular. Los obstáculos, la formación desigual, injusta en las comunidades sobrevienen en una lucha individual y colectiva por el reconocimiento como individuos en las colectividades.

Es así como el individuo que no vive sólo, depende de las sociedades, se inserta y se busca a sí mismo en el reconocimiento de los demás, la elección de sí mismo y lo que quiere hacer, es l busqueda de su formación y su encontrarse como individuo, esto no esta al margen de la comunidad.

" Durante largo tiempo de su vida, en su filosofía política Hegel se planteó la tarea de arrebatarle a la idea kantiana de la autonomía del individuo el carácter de una simple exigencia de deber, porque teoréticamente es presentada como un elemento ya efectivo de la realidad social. Así expuesta la solución del problema, Hegel la entendió como un intento de mediación entre la moderna doctrina de la libertad y la antigua concepción política de moralidad y eticidad." (Honnet : 13)

No podemos separar la perspectiva de la ética por el simple hecho de que vivimos en comunidades. La existencia es la búsqueda de la esencia humana que no esta allí manifestada de manera inherente, sino que quién es el individuo, lo construye a lo largo de su vida. Así como el individuo enriquece su forma de pensar, produce en sus actos una relación ética con los demás, quienes somos es un presente continuo de actos humanos, la historia nos dá la consciencia de los mismos. El mal en mi perspectiva, no es inherente a los hombres, se produce por circunstancias específicas, como los hombres se ven determinados por las mismas.

----------------------------------

Echeverría B.(1986) "El materialismo de Marx" en El discurso crítico de Marx. México ERA Segunda tesis de Marx sobre Feuerbach traducida por Bolivar Echeverría.

Honnet A (1992) La lucha por el reconocimiento. España, Crítica