Nos visitan del mundo

viernes, 12 de junio de 2009

El valor de elegir.

Dice Eric Fromm en su obra El corazón del hombre, que "no debemos confiar en que nadie nos salve, sino conocer bien el hecho de que las elecciones erróneas nos hacen incapaces de salvarnos". Pero, ¿cómo ejercer esa libertad, que como seres humanos tenemos, para elegir? ¿En qué consiste la libertad? ¿Cómo elegir la verdad, el placer, la política, lo contingente? ¿Cuán dependientes somos de nuestras elecciones?

En la primera parte de este libro de reflexiones filosóficas se esboza una antropología de la libertad humana, sobre la base de sus condicionamientos biológicos, simbólicos, motivos, en medio de la incertidumbre que siempre va a acompañar a los seres humanos. Divididas en capítulos como, "El principio del hombre", "Incertidumbre y fatalidad", "Para qué y por qué", "Entre lo bueno y lo malo", "Tribulaciones del albedrío", y "Las instituciones de la libertad", Savater aborda estas temáticas de perenne en todas las épocas.

De esta primera parte tomamos, por ejemplo, lo que nos dice el autor en su último capítulo, "Las instituciones de la libertad": "Obra de nuestra libertad de seres dependientes y vulnerables, la asociación basada en leyes y costumbres trata de configurar un ámbito en el que podamos desarrollar elecciones que no siempre sean de vida o muerte". Parte el autor de distinguir como el mejor escenario para el ser humano el de la vida en sociedad, con sus leyes y regulaciones para enfrentar los "peligros" a que va a estar siempre sometido. "La sociedad" –dirá—"es nuestra prótesis básica para luchar desde la libertad contra el destino." Y abundará en el desarrollo de la creación potenciada por las instituciones, sus leyes, dentro de sociedades no autoritarias, ya que considera estas pueden frustrar la vocación innovadora

http://www.revistafuturos.info/resenas/resenas6/valor_elegir.htm

Fernando Savater es un filósofo contemporáneo que reflexiona a partir de la Ética como disciplina filosófica que ve el comportamiento humano. La decisión es siempre un riesgo, la ética no proporciona guías o un compendio de soluciones, pero nos permite reflexionar los comportamientos, elecciones y actos humanos a la luz de los valores. Por ello, si bien la ética no es la moral individual y prescriptiva de cada quién, ni siquiera el alter ego personal, es una disciplina impresicndible para el diálogo y la comprensión de las decisiones humanas.

Sin regresar al problema de las guarderías, tema en el que dijimos cada quién lo que pensamos, sentimos y reflexionamos, la decisión de si se prioriza qué a costo de qué, es indudablemente una tensión de valores humanos, que es la temática sobre la cuál Savater escribe sus libros. Nos quedaban dos temas en el tintero, antes de que nos asaltara los temas que proporciona la realidad y el momento. Uno era sin duda el problema de la cosificación del individuo y otro, es precisamente la negativa de Kiekergaad a circunscribirse a un sistema como el que creó Hegel, y al negarse al sistema por principio, también ataca el sistema aristotélico. En el fondo es el problema de la totalidad, como planteamientos reflexivo y filosófico del mundo moderno.

Con esta intervención regreso a la temática que nos ocupaba. Desde mi perspectiva la reflexión teórica no incongruente con la opinión de los acontecimientos, como el sucedido, lamentablemente en Sonora hace unos días.