Nos visitan del mundo

miércoles, 24 de junio de 2009

Dialogando cosas diversas con Nómada, preguntas y respuestas de dos cabezas.

Nómada comenta: ¿subrogación quiere decir evasión de responsabilidades, o simplemente "delegar en otro" dicha responsabilidad a cambio de una remuneración económica? (si la respuesta es lo segundo, entonces esa es la razón por la cual el IMSS está OBLIGADO a responder por los daños y pérdida de vidas humanas en la guardería que ellos tenían bajo ese esquema en Hermosillo, Sonora: habían delegado la atención de los niños en manos de particulares, peeeero...eso no los exonera de su responsabilidad moral.

Reflexión: La ética, una de las reflexiones que nos traemos, tiene que ver con las consecuencias de los actos y su valoración ¿Es así? Si SE delega la responsabilidad a un inexperto o a alguien que puede poner en peligro la vida de bebés y niños, con tal de ahorrarse unos pesos ¿de quién es la responsabilidad? Desde luego la parte material corre a cargo de quienes los tenían en la bodega, pero también corre a cargo de el Instituto Mexicano del Seguro Social. Puesto que la subrogación es una concesión y no una venta del servicio o un traspaso, el nexo entre el IMSS que esta obligado a dar el servicio y sus "prestadores de servicios" confieren a ambos responsabilidad. Los trabajadores que llevaban allí a sus hijos e hijas son trabajadores con derechos en el IMSS y fue a través del IMSS que llevaron desgraciadamente allí a sus hijos.

Recuerdo el ejercicio de la reflexión de valores en un texto de la Universidad Iberoamericana. Decía que un capitán en un barco traía una carga propiedad de la compañía y fue sorprendido por una tormenta que haría zozobrar a la nave. Tuvo que decidir entre sí tiraba la carga para aligerar el barco y salvar a la tripulación o si conservaba la carga con el peligro de que el barco se hundiera. Este ejercicio se lo aplicamos a estudiantes de nivel medio y superior, los resultados si midel la profundidad o superficialidad de la ética. Este es el tipo de decisiones que tienen consecuencias y sirven para discutir el eje de la discusión ética, los valores.

Yo estoy de acuerdo que tienen responsabilidad ambos federales y locales, y que tenemos que valorar este asunto de ahorrar o hacer más guarderías con tal de cubrir la demanda, esa también es la polémica con la subrogación, por eso toca hasta a la propia clase política y particularmente al PRI y al PAN.

Hermosillo de noche, la ciudad debe decidir, la polis debe decidir.

Nómada comenta: GBN y Nómada están de acuerdo en algo "Impunidad y corrupción son los enemigos contra los que los mexicanos debemos emprender una nueva revolución, que implicaría cambio a muchas cosas de nuestra cultura"

Peero...quien esto escribe está en desacuerdo en la causa que origina el problema. Giordano(con cariño) atribuye dicho problema a la corupción (retoma el ejemplo de Bejarano), quien esto escribe opina que no. El problema es el PODER (¿para qué quieren el poder?), GBN agrega: "El problema de Bejarano se llama corrupción, pero la corrupción, señora mía, esta en todos los partidos. Por eso el debate se centra en el programa" Comento: ¿Qué otro programa propone, GBN?

Reflexión: Estamos acostumbrados a ver la política como un cochinero, como la antípoda de la decencia, antípoda de la razón, la raíz de la corrupción. Cuando vemos a la clase política mexicana y a la partidocracia no le dejo de creer a Nómada. Pero el poder (Kratos), la política (politei) no es eso, en el sentido más humano que podamos encontrar. Aquí es dónde recupero un valor cívico fundamental. La política no tiene como objetivo, para la comunidad, el enriquecimiento de unos cuantos. La política desde su nacimiento con Aristóteles tiene como sentido atemperar los conflictos y lograr el bien común, esto no lo inventó Rousseau, lo retomó de la propuesta aristotélica. Política viene de polis, la acción poítica tiene que ver con ¿quién decide, cómo decide y qué decide? El hombre no puede dejar de decidir en la comunidad, por eso es un animal político, como decía Aristóteles. La civilización implica aminorar el conflicto y renunciar a la violencia.

No creo que el problema sea el poder, sino quién tiene el poder y para qué lo utiliza. Mi propuesta es la democratización social, es decir la distribución del poder en la sociedad y la comunitarización de los objetivos, respetando a los individuos singulares. La humanización de las decisiones, que es contrario a la cosificación.

René Bejarano, político que usa el clientelismo, los favores y las redes para el poder.

Nómada comenta: Tal parece que gracias a Giordano, éste asqueroso rompecabezas se va armando:
Son los panistas los que no quieren proporcionar las listas, porqué de hacerlo involucrarían y balconearían todas sus alianzas a nivel nacional. La subrogación entonces no responde a la "necesidad" de ampliar el servicio, sino de favorecer políticamente las alianzas locales.

Comento: ¿tiene usted un mapa de los lugares donde IMSS favorece ésta práctica? Sonora no es "azúl" Comento: se señalan porque es época electoral.

Reflexión: Yo creo que todos quieren esas listas, la prensa esta sobres e incluso ya comezó a investigar y recabar datos. Todos intuímos, medios, sociedad que allí hay algo grande, que tocamos la llaga. Es un problema de la forma clientelar como se hace política, la sociedad debe sancionar la política clientelar. No es lo mismo programas sociales, que repartir el pastel entre los aliados, Desde luego es época electoral, pero la sociedad no tiene más interés que sancionar con el voto o respaldar, ellos, los políticos, son los que tiemblan cuando con sus estupideces matan niños, no tiemblan por los niños, tiemblan por verse afectados con los votos en las próximas elecciones, hagámosles realidad su temor.

En el DF sabemos que el PRD le teme al PRI, que la gente vote por el PRI, aunque también teme que su voto se vaya a Convergencia o al PT. Ellos nos quieren asustar con que si votas por ejemplo por el PRD todo irá peor. La partidocracia se ha encumbrado de esta manera. Nosotros en el DF lo tenemos complicado, por el PAN es por el que no votaríamos, la causa toda su responsabilidad en el poder. Pero si ditribuimos el voto cuidando no favorecer a los aliados del PAN les creamos una oposición, la oposición debe comprometerse a fortalecer la ciudadanización y a empujar una reforma del Estado a fondo. El problema que tenemos es que en la real politik, los actores son los que están y no necesariamente los que nos gustan, es claro también que ellos buscan sus intereses, la ciudadanía al abrir opciones busca los suyos, influir en la toma de decisiones.

¿Le gustaría hablar del entuerto del caso Clara Brugada y como la ciudadanía lo reflexiona?


Votar o no votar he allí el dilema. Los ciudadanos no la tenemos tan fácil frente a la partidocracia.