Nos visitan del mundo

lunes, 22 de junio de 2009

La República roja de Sonora

Lo siguiente que voy a compartir, -incluyendo el título- proviene de la Jornada, me pareció interesante el enfoque. ¿Sonora, la República roja? (como se sabe, ese es el color distintivo del PRI boursista); sin embargo, lo que era una elección segura, se convirtió en una moneda al aire despúes de la tragedia en la guardería ABC, y no precisamente porque el círculo íntimo de Bours sea el encargado de la administración del local donde los involucrados hacían negocio al tener a los niños en una bodega, habilitada como guardería, cobrando por ello al IMSS por la prestación de los servicios. No, la impopularidad actual de Bours (y con él de toda la fórmula priista a la cual él entrenó durante -mínimo- cuatro laaaargos años), no es sólo por lo de la guardería. Con ser grave el asunto, posiblemente, si se hubiese sabido manejar bien, Bours habría salido medianamente airoso del problema. ¿Entonces, qué es lo que falló, porqué la gente está tan molesta actualmente con Bours?
Aventuro:
*La tragedia de la guardería ABC fue no sólo la gota que derramó el vaso, fue algo más: la evidencia de algo que los lugareños se habían negado a aceptar: Bours estuvo haciendo negocio con Sonora. Grandes negocios, y favoreciendo con ello a su círculo cercano. A grado tal que se dice, él es dueño ya de medio Sonora (divide Guaymas con Marthita de Fox, y Puerto Peñasco con Manlio Fabio Beltrones), ¿y luego se sorprenden de nuestra pretención de anular el voto? Alguien podría preguntar: ¿y porqué no dijeron nada antes? ¿Porqué nadie protestó? Simple. Porque con sus acciones, los simples mortales, también nos vimos favorecidos. Eduardo Bours fue, aún para sus críticos, una bendición por su dinamismo y amor al trabajo (el día de él tiene 25 horas...no sé como lo hace, pero puedes verlo en una cena formal y en la mañana encontrarlo en un desayuno a las 7:00 a.m. ¿a qué horas duerme?), Bours escuchaba a todos, y si podía te canalizaba para que te apoyaran. Ya ahí te las arreglabas tú solito (sólo te canalizaba, si los desgraciados funcionarios estatales no te hacían caso, por ser persona común, ese era tú problema. Ahora veo que a sus amigos no los canalizaba: los recomendaba) Todo esto fue, para nosotros, una bendición -su agenda de trabajo, no las recomendaciones a sus amigos- ya que su antecesor, el priista Armando López Nogales, fué un gobernante indolente, además de inepto que pasó a la historia por tres cosas: Su gusto por un deporte particular: basquet bol; la aficción de su esposa, la "Sra. Gloria" al Palenque y el gusto de ésta por ponerse un poco alegre durante el mismo, y su secretaria (quien prácticamente llevaba las riendas del gobierno...tipo Córdova Montoya, pero en femenino y con romance de por medio, sólo que los simples mortales no nos enteramos de eso hasta que él salió) Sirva lo anterior, sólo como un antecedente. Como se verá, el contraste es grande. Ya en otra ocasión les contaré más acerca de Sonora y su regionalismo mal entendido (a próposito del tema)
Saludos, los dejo con la nota de la Jornada.
El IMSS y la República Roja
En los primeros días de la tragedia, un periódico marginal cabecea: Relacionan a la esposa de Calderón con guardería. Lo regalan en los cruceros. Los panistas responden con propaganda apócrifa del PRI, que presenta fotos de sus candidatos departiendo con los dueños de la guardería ABC.
Portal web del gobierno de Sonora. Sección: Contingencia en la guardería ABC. El Instituto Mexicano del Seguro Social es responsable de autorizar el funcionamiento de las guarderías, el IMSS esto y lo otro, se destaca. Evidentemente, el gobernador y el procurador estatal veían venir el golpe, porque este domingo Daniel Karam anuncia una demanda civil contra la Secretaría de Finanzas estatal y los dueños de la estancia.
A lo largo de la semana, los adversarios locales y federales se miden. En respuesta a la filtración de las redes parentales sonorenses propietarias de guarderías, el procurador Abel Murrieta pone en duda la autenticidad de documentos entregados por el IMSS, actas de inspección y planos, además de determinar: “La entidad encargada responsable, y si hubo algún tráfico de influencias, evidentemente tiene que ver con el IMSS… Esto involucra desde el empleado que hizo la supervisión hasta el director nacional de ese tiempo, que era Juan Molinar Horcasitas”, dice el martes 16.
La línea la había dado el gobernador Bours días atrás: La responsabilidad no se subroga. En su afán de tirarle la bolita al Seguro Social, el mandatario recuerda: “El problema es que no nos dejan meternos… Hace un año les dijimos claramente que nos den las cuotas y nosotros lo manejamos, lo están haciendo mal”.
¿Por qué no de una buena vez le pasan todas las funciones federales y se declara la República Roja de Sonora?